Ajalvir. Crónica del último día de feria.

En las calles, los de Marqués de Quintanar.

La espada, aquello que da y que quita. 

Crónica de la corrida. (@carlos_hidalgoy).

La espada es la herramienta fundamental del toreo, es con la que se da la muerte digna al animal mas bello que habita en la tierra. Su acierto conlleva el triunfo, pero su fallo acarrea el quedarse sin él, el tan ansiado triunfo. Eso es lo que hoy en Ajalvir le ha ocurrido a Lama de Góngora después de dos buenas actuaciones ante sus oponentes, erró en los aceros y supuso el no obtener el triunfo tan necesitado en su carrera. Los acompañantes en la terna de hoy, Gómez del Pilar y Miguel Ángel Pacheco también erraron en la espada. 

Sorprendió muy gratamente Lama de Góngora en esta humilde y temprana feria. Toreó con gusto y temple, entregándose y demostrando que merece mas oportunidades. En el primer oponente suyo de la tarde dejó dos buenas series con el astado en los medios a base de derechazos terminando éstas con uno de pecho, suave y profundo. Aprovechó la nobleza del toro, (que mostraba un aspecto algo extraño en el cuello, como si acusara algún tipo de dolor); dejando pases de gusto y calado en el público que consiguieron que nos engancháramos en la faena. Pero… la espada, ¡ay la espada!, aquello que hubiera sido faena de premio se quedó sin él debido a los aceros. 

En su segundo, el quinto de la tarde, se gustó y gustó con un toro que tenía nobleza y movilidad aunque falto de motor. Buscó crear el toreo del bueno con la derecha, con temple y con mucho cuidado hacia el toro, para conseguir, como así consiguió, exprimir al máximo a este animal. En la primera entrada a matar sufrió un pitonazo, afortunadamente sin herida ni gravedad que solventó con una estocada que entraba entera, pero que se salía del animal posteriormente y que obligó a usar el descabello. De nuevo el descabello le privó de triunfo.

Miguel Ángel Pacheco tuvo en lote una de cal y una de arena. Lidió al mejor de la tarde, el tercero. Toro que se cuidó mucho en los tres tercios. Con el capote lanceó a la verónica con buen gusto. Ya en la muleta toreó muy despacio por ambas manos. La nobleza y la movilidad del toro le permitieron dejar series ligadas de derechazos terminados en uno de pecho y una serie de naturales con la izquierda que agradó mucho a los allí presentes en el coso. Falló con los aceros.

En el ultimo de la tarde, el toro prometía mucho desde salida, pero la promesa se vino muy pronto abajo, ya que el animal se rajó con demasiada prontitud. Pacheco contra este oponente solo pudo dejar un derechazo muy, pero que muy lento y profundo que se lo sacó por poder y por raza. La espada hizo guardia y necesitó descabellar. 

Abría plaza el toledano Gómez del Pilar, pero la suerte no estuvo con él. Se mostró muy dispuesto y con mucha entrega, intentó absolutamente todo, pero se topó con dos enemigos: el viento y su lote. El viento en el primero fue brusco y violento, pero su primero, y también primero de la tarde fue demasiado complicado, sin dejarse hacer absolutamente nada y acusando mucho el encierro, pues éste animal estuvo un rato amplío en las calles. Con mucha mansedumbre y embestida a media altura se fue a morir por la puerta por la cual entró por la mañana tras correr el encierro. En su segundo, ya el cuarto de la tarde, se encontró con un toro que metía muy arriba la cabeza y que no se entregó en ningún momento. Brusco de comportamiento que miraba a todos los lados menos al torero y muleta. 

La corrida llevaba el hierro de Marqués de Quintanar, diversa de presentación en donde destacaron el segundo, tercero y quinto que mostraron calidad, nobleza y movilidad, aunque salieron faltos de motor.

Ficha del festejo.

Ajalvir. Domingo 27 de enero. Segunda y última corrida del abono. Toros de Marqués de Quintanar. Casi lleno en los tendidos.

Gómez del Pilar. Silencio en ambos.

Lama de Góngora. Silencio en ambos.

Miguel Ángel Pacheco. Silencio en ambos.

Incidencias: Durante la lidia del 3º se lesionó con el estoque el banderillero Daniel Sánchez, que precisó de varios puntos de sutura en la mano derecha sin impedirle continuar la lidia.

Fotos: @toreoculto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212