Aldeadávila de la Ribera |Triunfo de Jesús de la Calzada e Ismael Martín

Por Jaime González | Fotografías Adrián Casado

En el primer festejo del abono de la localidad salmantina se lidiaron erales de la ganadería de Ignacio López Chaves y Domingo López Chaves para los novilleros sin picadores Jesús de la Calzada e Ismael Martín, que entró en sustitución de Nino Julien.

Comienza el festejo con cerca de media entrada de localidades y con el ansia exagerada de volver a ver lidia de a pie en la localidad tras el paso de la dichosa peste de origen desconocido. Suena “la entrada” que hace preveer la antesala de una buena tarde, a pesar de la pequeña amenaza de nubes.

Sale de toriles el primero de la tarde con un afeitado chapucero, desmesurado para un pueblo con tanta tradición de culto al toro. Inicia Jesús de la Calzada con un saludo capotero desganado, sin marcha y sin acoplarse a las exigencias del novillo. El joven novillero Juan Sagarra ejercía en la tarde como sobresaliente y tras el cambio de tercio se dispone a realizar la suerte del quite, con un intento más que fallido de interpretar unas gaoneras. Más tieso que una vela y sin garbo ni desparpajo alguno. Precisamente por eso, se dejo coger y tuvo un pequeño susto que terminó en voltereta. Buenos pares de banderillas de la cuadrilla. Con la muleta inicia el novillero con unos ayudados con la derecha, en contra de lo que prometía, – y por las pocas tardes esta temporada -, desde el inicio a Jesús de la Calzada se le noto otro arte distinto, otro toque con respecto a temporadas anteriores. Al novillo desde primera hora en la muleta se le noto una cadencia de fuerza y unos gestos acalambrados en las patas de atrás. El joven de San Martín del Castañar lucio unos naturales de gusto, -aunque de principiante-, torero, lejos de
las bajas expectativas que la noble
afición de Aldeadávila tenía en cuenta. El toreo por bajo debido a la escasa fuerza del novillo no pudo darse. Finaliza por manoletinas, buena estocada en dos tiempos y oreja.

En su segundo, Jesús de la Calzada marcó un poco más de elegancia en su poco fino toreo de capa. Comienza el de San Martín con la mano derecha, es palpable la dulce embestida del novillo. Tremendos naturales ajustados y con un sabor derrochado de toreria, pequeñas miraditas por parte del novillo que se quedan en una respuesta más que noble a la escasa picardia del torero serrano. Remata por bernardinas, marca de la
escuela, y oreja y tímidos aplausos para el novillo en el arrastre.

Descoordinado salió un precioso colorado con ojo de perdiz y de una embestida avionera tremenda, escaso de fuerzas. Poco que destacar en el saludo capotero, breve conciso y ordenado, que ya es mucho decir hoy día… Pares de banderillas lucidos de Ismael Martín, con su peculiar toque y sus ansias de animar a la localidad salmantina. Gustoso inicio con la mano derecha y por bajo, primera serie también con la derecha. Al notarse la falta de inspiración en ese toro por parte del novillero de Cantalpino arrearon cual voceros de fútbol esa cuadriga de apoderados nutridos con mascarilla tiesa. Despegado y con un giro extraño al final de cada muletazo con la mano izquierda, unos pases de castigo por abajo y a darle estoque al novillo de Ignacio López Chaves. Estocada trasera pero en la linde. Cae el novillo tras entrar 8 veces y de variopintas formas con el descabello.

Otros aires desde incluso antes del gesto del torilero se le veían a Ismael en el cuarto de la tarde. Saludo con una rodilla al tercio por verónicas añejas, muy suaves y sin brusquedades. De nuevo vuelve a la carga el sobresaliente Juan Sagarra a deleitarnos con su suerte del quite.
Sirvió para que Ismael se calentara y le tirara una réplica por unas bellas y encendedoras lopecinas. Puso las banderillas al son de Francisco Alegre. Ya muleta en mano, se dirige al tendido de sol de la Monumental Portátil de Aldeadávila. Despierta los aplausos del respetable. Muleta pegada, ganando Ismael todas las acometidas a un novillo precioso, aunque también se pasaron en su “arreglo”, de una manera desmesurada. Levanta a la plaza en pie y hace vibrar Aldeadávila con lo que creíamos que sería una novillada de paso. Abanico de colores vanguardistas para finalizar la faena, y como guinda del pastel de una entretenida tarde de toros en el corazón de Las Arribes.

FICHA DEL FESTEJO

Jueves 26 de Agosto de 2021.
Cerca de media entrada. Novillos de Ignacio López Chaves y Domingo López Chaves.

  • Jesús de la Calzada: oreja y oreja.
  • Ismael Martín: oreja y dos orejas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *