Alejandro Peñaranda: «El día de Munera ha sido de los más importantes de mi carrera»

Por Noelia Crespo

Tras su triunfal tarde en el municipio de Munera, entrevistamos a Alejandro Peñaranda, un novillero sin caballos de la Escuela Taurina de Albacete que causó sensación esa tarde tras cortar cuatro orejas y un rabo a sus ejemplares de La Quinta.

[P] Buenos días Alejandro. En primer lugar darte las gracias por tu tiempo.

[R] Buenos días Noelia, para mí es todo un placer que hayáis querido contar conmigo, así que muchas gracias a vosotros también. 

[P] Estás siendo uno de los nombres de novilleros más pronunciados gracias a tu fantástica tarde en Munera. ¿Qué sensaciones y sentimientos tienes ahora una vez pasados unos días del festejo?

[R] Bueno, la verdad es que puedo dar gracias de haber podido torear ese festejo en Munera. Iba con muchas ganas e ilusión para que salieran las cosas bien y gracias a Dios tuve suerte. La novillada embistió y pude disfrutar. Es además uno de los días más importantes de mi corta carrera porque creo que lo vio mucha gente y pude demostrar la dimensión que quiero tener como torero. 

[P] Probablemente muchos te hayan empezado a conocer a raíz de la novillada del otro día. Cuéntanos, para conocerte un poco mejor, ¿quién es Alejandro Peñaranda?   

[R] Empecé con catorce años en el mundo del toro cuando me apunté a la Escuela Taurina de Albacete.A partir de ahí, comencé a torear festejos y varias clases prácticas por aquí.  Hasta el día de hoy, uno no deja de aprender y mejorar. Al final con esfuerzo todo se consigue y aquí hay un ejemplo; no paro de entrenar todos los días y  me sacrificó a la hora de ir a tentaderos, aunque sean, por ejemplo, en Jaén y me tenga que pegar una paliza de viaje. Pienso que al final todo tiene su recompensa y acabará saliendo. 

[P] Además, Alejandro, antes de que surgiera esta pandemia me parece que pudiste torear en una plaza como la de Valencia donde también destacaste con tu concepto. ¿Cómo recuerdas esa tarde en una plaza de tanta importancia?

[R] Así es. Valencia era la primera de la temporada, la cual se presentaba como muy importante puesto que teníamos pensado, tanto los maestros de la Escuela Taurina como yo, debutar con caballos este año. Hablando de la tarde de Valencia, aunque logré cortar una oreja a un novillo complicado, fue una tarde agridulce porque era la primera del año; no había hecho nada de campo antes y sentía que no estaba al cien por cien. Por suerte creo que cambié un poco el chip y en Munera se pudo ver otra versión de mi, que es la que hay que sacar todos los días e intentar mejorar poco a poco. 

[P] El hecho de ir a una plaza de primera sin apenas haber pisado el campo como has comentado. ¿Hizo que te pesará aún más la tarde? 

[R] Así fue sí. Sin haberme puesto el vestido de luces en todo el invierno, quieras que no el traje también te pesa, más aún. Además, en una plaza de primera responsabilidad, con un cartel de muchos chavales punteros del escalafón hace que pese la tarde. Al final son los sitios en los que hay que puntuar, echar la moneda al aire y abrir la puerta grande como sea. 

[P] Antes también nos has comentado que teníais pensado la posibilidad de debutar este año con caballos. ¿Teníais ya cerrado el cartel, lugar y fecha?

[R] Pues en un principio estaba pensado para que fuera a finales de agosto en mi pueblo, Iniesta (Cuenca). La idea era torear allí y después, a principios de septiembre, en la feria de Albacete en una de las dos novilladas picadas que se realizan. También tenía la posibilidad de que el Certamen que gané el año pasado, Ribera del Tajuña, me diera dos novilladas; una en Valdilecha y la otra en Villaseca de la Sagra, aunque mi intención era torear la de Valdilecha y acabar el año con tres novilladas y si salía alguna cosita más hacerla. Este era el plan, debutar y hacerlo con fuerza después de una temporada buena sin caballos, pero bueno, esto ha venido así y creo que es un año para madurar y prepararme para el año que viene dar ese salto.

[P] Y en relación al tema actual de volver a las plazas con las distancias y las medidas de seguridad. ¿Cómo fueron las sensaciones a la hora de pisar la plaza y ver la situación?

[R] La verdad que fueron unas sensaciones un poco raras porque, por ejemplo, el llegar a una plaza y que lo primero que nos hagan sea tomarnos la temperatura, se te hace extraño. Entrar a la plaza y ver a todo el mundo con la mascarilla, sin fumar o comer pipas, es raro. Pero bueno, evidentemente es algo que debemos hacer por el bien de todos, un esfuerzo que tenemos que hacer todos  y a lo que nos tenemos que acostumbrar durante estos meses para que en un futuro acabe esto cuanto antes. 

[P] Volviendo a esa tarde de Munera que ha tenido tanto impacto, tuviste además al suerte de que fuera televisada por CMM. ¿Eso es una bendición para vosotros para daros más a conocer?

[R] Evidentemente, el saber que está allí la televisión es un aliciente para nosotros, pero también una responsabilidad porque sabes que no sólo te va a ver la gente que está en la plaza, sino que pueden ser profesionales o mucha más gente de otros lugares, ya no solo de Castilla La Mancha. Por suerte creo que el festejo tuvo una gran repercusión y eso es algo que nosotros tenemos que aprovechar para aprender y no dejar de crecer. 

[P] La Quinta fue la ganadería para ese día y de la que imagino que tendrás siempre un grato recuerdo. ¿Cómo recuerdas las condiciones de los dos erales, tus sensaciones con ellos toreando? ¿Llegaste a pensar en algún momento con el sexto que podías cortarle el rabo?

[R] Personalmente, cuando anunciaron las ganaderías del certamen y me dijeron los maestros que en un principio yo iba a participar en alguna de las novilladas, tenía muy claro que quería torear la de La Quinta. Se juntó todo para que pudiera torear esa ganadería y me tocara ese extraordinario sexto novillo. La verdad es que ha sido uno de los mejores novillos que he toreado en mi vida. Creo que lo pude aprovechar y además disfruté muchísimo con él. 

[P] Hubo gente, por redes sociales y en la plaza, que llegó a comentar que incluso podía haber sido de vacas. 

[R] Si, la verdad es que cuando me fui a por la espada, un banderillero mío me dijo de intentar indultarlo, pero miramos al ganadero y no estaba del todo convencido. A lo mejor no era exactamente lo que él buscaba, porque aunque fue un novillo extraordinario, él prefería darle la vuelta al ruedo. Además la gente tampoco lo pidió y yo tampoco hice por intentar indultarlo. Fue un novillo cumbre. 

[P] Además de ser una extraordinaria ganadería por su casta, clase y bravura, es contradictorio que muchas figuras no la quieran ver ni en pintura. ¿A qué crees que se debe esto?

[R] No sé por qué esta ganadería no sube más arriba en las ferias con la de toros y vacas que he visto buenas de esa casa, embistiendo a los vuelos de la muleta con una bravura y clase extraordinaria. Es algo que no llego a entender, porque creo que es una ganadería de triunfo y de garantías. En Albacete pude ver uno al que le cortó las dos orejas Rubén Pinar que fue extraordinario en todos los sentidos. Sus razones tendrán las figuras, pero vamos, ya te digo que en cuanto salieron las ganaderías, yo tenía claro que quería la de La Quinta, porque cuando uno de Santa Coloma embiste no se puede comparar a nada. 

[P] Desde ese día se han dicho de ti maravillas hablando de tus extraordinarias formas, de tu gusto y personalidad toreando. ¿Cómo nos definirías tú mismo el concepto que buscas expresar? ¿Cómo valoras esos halagos de la gente?

[R] Personalmente me gusta el concepto más clásico del toreo. Evidentemente me gusta torear bien, sin mucha floritura y hacer ese toreo puro y de verdad que llega a la gente, aunque luego algo de valor también hay que tener. 

Sobre los halagos, es de agradecer que la gente te diga cosas bonitas. En el pueblo pequeño donde vivo yo, si tengo que ir a comprar el pan o algo, me ven por la calle, me paran y me dan la enhorabuena. Esto es algo que evidentemente te da satisfacción y gusto. A Iniesta le debo mucho porque la gente es maravillosa y se portan conmigo de categoría. 

[P] En relación a ese concepto que nos mencionabas, ¿Cuáles han sido y son esos toreros de referencia para expresar ese toreo que tú destilas?

[R] Mis dos toreros, por así decirlo, aunque no sé asemejen mucho a mi estilo de torear, serían los maestros Alejandro Talavante y Emilio de Justo. Creo que son dos toreros que tienen muchísimas virtudes extraordinarias y que tienen una gran cantidad de cosas que dar a la tauromaquia y así lo van a hacer seguro.

[P] Hablando de tu sector de novillero sin caballos, estamos viendo como gracias al certamen de Canal Sur y de Promesas de Nuestra Tierra estáis teniendo unas oportunidades que muchas veces echáis en falta. ¿Crees que se valora poco o se dan pocas oportunidades al circuito novilleril que además sois el futuro? 

[R] Así es, yo creo que estos certámenes pues son algo bonito que tienen que hacer porque somos el futuro y es un esfuerzo que tienen que hacer los ayuntamientos para dar estas novilladas como las de Canal Sur o las de  Castilla La Mancha. Para los chavales la verdad que entrar en ellos es un auténtico sueño y si uno puede llegar a la final y ganarlo pues ya te da un caché importante de cara a próximos festejos y te puede ayudar una barbaridad. Yo creo que hay que apostar por el futuro, preocuparse por los novilleros también, darlos a conocer con entrevistas como las que vosotros nos ofrecéis y darnos un poco de eco así. Así haciendo cosas como estas pues al final la tauromaquia se verá recompensada y el futuro estará más garantizado. 

Por eso son fundamentales estas oportunidades y luego ya está que nosotros sepamos aprovecharlas, aprender de ellas y terminar si Dios quiere triunfando en un futuro. 

[P] Para finalizar Alejandro me gustaría preguntarte si tienes algún festejo más adelante en el que podamos animar a la gente a volver a verte. 

[R] Pues de momento la verdad es que no tenemos nada por delante. Ojalá salga algo próximamente, a ver si en Iniesta se da finalmente una corrida mixta y podemos entrar, pero de momento no tengo nada más. De momento toca esperar y prepararme a fondo para lo que pueda venir y estar listo para ello. 

[P] Darte las gracias tanto en mi nombre como en el del portal por concedernos este tiempo para charlar con nosotros. Esperamos poder seguir viéndote por las plazas y desearte mucha suerte en todo lo que venga. 

[R] Muchas gracias a vosotros y a vuestro portal por permitirme darme a conocer un poco mejor y por haceros eco del triunfo pasado. Ojalá podamos vernos pronto en las plazas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669