Análisis de la Feria de San Marcos 2019

Por Enrique Carcelén Nava

ETMSA, Espectáculos Taurinos México, propiedad de la poderosísima familia Bailleres, ha confeccionado una feria acorde a la realidad taurina global.

Se rumoreaba la contratación de José Tomás pero finalmente estará ausente como las demás figuras, caso muy parecido a San Isidro 2019. De este pelotón llama la atención el nombre de Morante de la Puebla, que firma contrato con su antigua casa de apoderamiento, misma que se alejó entre tantos dimes y diretes aquel agosto de 2017. Ante la ausencia de Ponce, la empresa busca que los cimientos de la feria estén en Andrés Roca Rey, Sebastián Castella, Antonio Ferrera y los hermanos Adame.

La feria empieza muy fuerte con un cartel de banderilleros que abre el serial hidrocálido. Una estrategia atractiva en cualquier feria a pesar de las críticas de los más puristas, pero es que ver al Fandi con otros dos diestros colocando los palos genera arraigo popular y por lo general siempre es un éxito comercial. Cuatro días después aparece Roca Rey para batirse con el local Joselito Adame y el dinástico Silveti, primer cartel fuerte en la Monumental. Al día siguiente una tarde muy artística con Ferrera, Castella y Saldívar. Éste último con la responsabilidad de estar a la altura de los alternantes, porque cualidades tiene.

La presencia de Morante en estos tiempos es una apuesta arriesgada, más aun con una ganadería de su gusto como Teófilo Gómez y la reaparición de Guillermo Capetillo que se retirará de los ruedos. Preciso alternante para que el señor de La Puebla no abra plaza y se sienta a gusto. El morbo continúa entre Morante y esta ganadería recordando el toro devuelto durante la corrida Guadalupana por lo terciado y falto de cara que estaba. Abril se cierra nuevamente con la presencia de Roca Rey y su tirón en taquilla para compensar la posible poca demanda por ver al Cejas y al Payo ese día.

El primer día de Mayo la nueva sangre mexicana, Luis David y Valadez, se enfrenta a la maestría y estirpe añeja de Ferrera. Un cartel muy interesante para el debut de López Simón en México, ante Joselito, local y engreído de su afición, y el Calita, torero que despertó muchas miradas luego de su grata noche de toreo clásico en la corrida de aniversario de la México. Cartel atractivo de Perera, Sánchez y Luis David, con los Xajay muy queridos por los toreros, noche de muleteros que ojalá demuestren su dimensión. Acaba este segundo tercio de feria con la despedida de Ignacio Garibay, acompañado por Castella y Sergio Flores, quién en su única aparición en San Marcos debe demostrar ante los Barralva por qué es el torero con más condiciones del país Azteca.

Lo más llamativo de la última parte de la feria es festival taurino protagonizado por seis mujeres, destaca acá Hilda Tenorio, en honor al día de las madres. La noche siguiente un verdadero México vs. España de juventudes, donde Gerardo Adame y Armillita IV deberán arrimarse mucho porque al frente tendrán a Álvaro Lorenzo y Ginés Marín, máximos exponentes de los emergentes a nivel mundial. Duro compromiso para los mexicanos, quienes siempre tienen la complicidad de su público para afrontar estos duros compromisos.

Finaliza la feria con la feliz inclusión de la mítica ganadería de Piedras Negras después de 45 años. De Román, principal nombre ese día, esperamos que al fin esté a la altura aquel día ya que en las plazas de primera americanas donde alternó anduvo muy distante y displicente.

Algunas conclusiones:

  • La feria está claramente segmentada en tres partes, de las cuales destaca la primera por las combinaciones y así, aprovechar el impacto que pueda generar antes del inicio de Sevilla.
  • La ausencia del rejoneo. ETMSA ha privilegiado el toreo a pie. Las giras de Ventura y Hermoso de Mendoza esta temporada, saturaron la oferta de toreo a caballo en México. Es así como la empresa va gestionando sus plazas, y decidiendo que espectáculo monta dependiendo de los gustos del público y lo que decida Bailleres. En este caso una feria no hecha para los amantes del rejoneo, que ya tuvieron otras ferias donde asistir.
  • Se refleja el cambio generacional de toreros y al igual que para Madrid, la ausencia de las llamadas figuras obliga al aficionado y empresarios a fijarse en las nuevas generaciones de toreros emergentes. En este caso el peso de la feria recae en Andrés Roca Rey y Joselito Adame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212