APROBADA LA INTERVENCIÓN DEL AYUNTAMIENTO DE VALDEMORILLO EN LA ORGANIZACIÓN DE LA FERIA TAURINA DE SAN BLAS.

El ayuntamiento de Valdemorillo, ha decidido por mayoría plenaria de sus concejales en sesión ordinaria la intervención para la organización de la feria taurina. De este modo, es el ayuntamiento quien quiere organizar así los festejos taurinos programados para la feria de San Blas los días 4, 9 y 10 del mes de Febrero.

Difícil concebir Valdemorillo sin su Feria Taurina, una de sus principales señas de identidad, por la que es conocido el municipio dentro y fuera de España, y que como han coincidido hoy en reconocer concejales de uno y otro signo representa un aspecto decisivo en el plano turístico, social, económico, y cultural de esta villa, siendo ésta el lugar donde precisamente se lidia la primera de las ferias en importancia de la temporada. Por ello, “resulta importante evitar el grave menoscabo del prestigio a la Feria y evitar el riesgo de que ésta pueda no llegar a celebrarse dado el incumplimiento, por parte del concesionario, Construcciones Edisan S.A., de las condiciones que rigen el correspondiente pliego. Dicho incumplimiento “grave y notable”, como ha señalado la Alcaldesa, se desprende de haber omitido contestación el concesionario antes del día 20 de diciembre, tal y como se le indicó en el requerimiento efectuado por la Alcaldía en el que se le instaba, “con suficiente tiempo”, a comunicar las actuaciones pertinentes preparatorias de la Feria al Consistorio, al incumplir ya de por sí y dadas las fechas deja escaso margen de maniobra para actuar existiendo un notorio peligro de que la concesionaria no realice la Feria Taurina de 2019. Por ello, la Alcaldesa, Gema González, ha presentado hoy ante el Pleno la propuesta de intervención temporal que dejaría en manos del Ayuntamiento la organización del ciclo. Una alternativa que ha sido respaldada con el voto favorable no sólo del equipo de gobierno sino también de los concejales de Sí Se Puede, IU, C’s y un concejal no adscrito. El resto de concejales no adscritos entre los que se encuentran, a partir de hoy, los antiguos concejales del PP, que queda sin representación, y el PSOE, optaron, sin embargo, por la abstención.

Un resultado, el de esta votación, que da lugar a cursar de modo inmediato la notificación para que el concesionario, en el plazo máximo de 48 horas, se pronuncie al respecto. De hecho, será la próxima semana, en pleno extraordinario a convocar de forma urgente, cuando se adopte acuerdo definitivo al respecto de esta intervención temporal con la que, además de salvaguardar el interés público y garantizar la celebración de la propia Feria, se da un paso decisivo cara a la resolución definitiva del contrato con vigencia hasta 2026, contrato que desde un principio presenta serios problemas para su ejecución. Y es que en este “secuestro” de la plaza, los distintos representantes municipales ven no solo la ocasión de asegurar que Valdemorillo siga teniendo toros, sino también que la plaza, de titularidad municipal, pueda ser utilizada para muchos otros fines sin encontrar para ello traba alguna, al tiempo que, además, la gestión directa en la organización de las de abono se estima que supondrá una reducción de costes para las propias arcas municipales al poder disponer de ingresos obtenidos por taquilla y derechos televisivos, entre otros conceptos, que venía percibiendo el concesionario además de  la subvención.

En todo ello han basado su postura de voto las formaciones que respaldan esta iniciativa, actitud que, máxime teniendo en cuenta que varios de estos grupos no son partidarios de los festejos taurinos, implica un importante ejercicio de responsabilidad que la regidora ha querido agradecer personalmente “por lo que representa para nuestro pueblo”.

A todo ello viene a sumarse lo contenido en el informe de intervención donde se indican obligaciones no devengadas al Consistorio por importe total de 271.485 €, por lo que se procederá, según la Alcaldesa, a hacer efectiva la resolución.

Por todo ello, y tal como ha señalado Gema Gónzalez, “desde la Alcaldía se ha hecho todo lo posible y consideramos que esta es la medida idónea a adoptar para que Valdemorillo tenga garantizada una Feria con el rigor y la seriedad que le corresponde, y el pueblo vea mejor atendida la gestión de esta plaza”.

En este sentido, y dadas las fechas, ya que los festejos han de lidiarse dentro de escasas semanas, la Alcaldesa insiste en seguir escrupulosamente los trámites oportunos, trabajando contrarreloj para conseguir celebrar la esperada Feria de San Blas el 4, 9 y 10 de febrero”.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *