Una bala, un disparo

marzo 22, 2019 Redacción AlTORO 0

Volvía Paco Ureña a los ruedos para enfrentarse en “una plaza de primera al toro de primera”. O, en otras palabras, regresaba Paco Ureña a una plaza donde ha dado su mejor nivel con un impresentable animal de Juan Pedro Domecq; un cuatreño colorado que fue recogiendo los silbidos pertinentes de parte de los tendidos por la evidente falta de trapío del animal. Pero al caso, que volvía Ureña.