[Auto]Censura

Imagínate que ya no pudieras ver los vídeos que más te gustan

Imagínate que ya no pudieras ver los vídeos que más te gustan. Con este mensaje ha iniciado la plataforma YouTube una campaña en contra de la aprobación del artículo 13 del Parlamento Europeo.

Por desgracia, esta censura no es nueva para los aficionados taurinos y es que, esta plataforma que ahora denuncia la censura, ha sido pionera en censurar y eliminar contenido taurino multimedia. 

Si bien es cierto que el contenido Taurino se encuentra muy limitado en el mundo digital, el poco espacio que había conseguido ocupar para disfrute de los aficionados, se ha visto mermado por la censura que las diferentes plataformas han ido imponiendo a este contenido. Otras plataformas como Facebook, también están siguiendo poco a poco esta tendencia, impulsada por la creciente política animalista y promovida por algunos países europeos en su continuo proceso de globalización. La identidad está en venta. 

Sin embargo, la censura a la que se ha sometido el mundo de la tauromaquia, por parte de algunas plataformas de internet, no es el problema más preocupante a la hora de encontrar contenido taurómaco en la red. El archivo digital disponible es muy reducido, con o sin censura.

En todo esto, también tenemos culpa la afición que, en un afán de exclusividad, no estamos dispuesto a compartir material con el resto de interesados. Un material que va disminuyendo con el paso de los años y es que, ya sean las televisiones, especializadas o generalistas, o los propios profesionales del sector, se encuentran cada vez más contrarios a la difusión de su arte. 

Actualmente, son cada vez más los toreros que no permiten a las televisiones emitir sus festejos. Alguien que está orgulloso de lo que hace y de la obra que crea, debería querer que su arte se viera en todo el mundo. Pero esto no se queda aquí, pues ya es sabido por todos que los tiburones que dirigen y explotan la carrera de los toreros han venido intercediendo en la afición para animarles expresamente a la no reproducción o divulgación de contenido sobre sus pupilos. Con el auge de las redes sociales y las posibilidades que estas nos ofrecen, deberían ser los primeros en querer sacarles partido. 

Señores apoderados, prensa y personalidades que influyen directamente en la carrera y decisiones de los toreros, ahora me dirijo a ustedes: el coso más grande de España, y el de más importancia, tiene cerca de 24.000 localidades. No hay que ser un intelectual para echar números y saber a cuanto público no están llegando sus protegidos. Un público que, les recuerdo, son potenciales clientes. 

Estamos de acuerdo en que este intercambio de contenido entre aficionados no puede ser a cualquier precio, o en ausencia del mismo, más debe estar disponible. La búsqueda en la web de repositorios digitales de ferias o festejos completos se hace inútil. No encontrarán más que fragmentos sueltos, si los encuentran. La divulgación de la tauromaquia por parte de la afición es prácticamente nula y, como hemos dicho, a los profesionales también les toca una gran parte de culpa.

Como aficionados, solemos volcar nuestra indignación y desencanto contra las plataformas que censuran y eliminan contenido taurino, pero también debemos ser conscientes de la autocensura a la que nosotros mismos nos estamos sometiendo. Les invito a hacer esta reflexión, a la que yo mismo me sumo. 

@BlazquezAG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212