Balance de la Feria de Azpeitia

Por Jon Ander Sanz

Ayer finalizó la feria de Azpeitia en la que otro año más, el toro fue protagonista. Tres ganaderías de encastes diferentes hecho que no se suelen ver en las ferias. La feria comenzó el día 31 con una corrida de Ana Romero, ganadería que volvía a Azpeitia tras ser la triunfadora los dos años anteriores, pero esta vez, lamentablemente no pudo reeditar los triunfos. A la corrida le faltó raza y fuerza.

Daniel Luque fue el triunfador de la tarde al cortar las orejas del cuarto, un toro justo de todo pero al que entendió a la perfección y dio la lidia que merecía. Lo toreó bien con ambas manos pero destacó una buena serie con la izquierda. Finalizó la faena con sus habituales «luquesinas» que calentaron al público. Mató de una buena estocada.

David de Miranda venía de abrir la puerta grande de Madrid, pero en Azpeitia pareció que el triunfo en las Ventas fue un espejismo. Con su primero no se acopló en ningún momento y con el sobrero de Salvador Gavira dio una pésima impresión, se dejó el toro «crudo» en varas y este se le vino arriba y se lo hizo pasar mal ya que no se dobló con él al iniciar el trasteo ni se acopló. Una pena.

Adrien Salenc, se presentaba es España tras su reciente alternativa en Istres, y sorprendió gratamente, al entender perfectamente a sus oponentes. Perdió un triunfo mayor por los aceros. Dio una vuelta al ruedo.

El jueves volvía a Azpeitia, después de 34 años la ganadería de Murteira Grave. La corrida tuvo dos partes bien diferenciadas: primera parte en la que hubo toros flojos, pero la corrida mejoró en la segunda parte con un gran toro que fue el cuarto, otro noble por el izquierdo el quinto y un sexto muy encastado.

Pepe Moral, tuvo un primer toro chico y sin fuerza al que tuvo que cuidar en la muleta para que no se le cayera. En cambio se llevó el toro de la feria en cuarto lugar con el que no se acopló del todo y con el que evidenció que pasa por un mal momento. Dio una vuelta al ruedo pero el toro se le fue.

Juan Leal es un torero muy valiente que siempre da la cara y que impone su toreo de cercanías a todos los toros. Estuvo muy valiente con el quinto, en el que destacaron los naturales. Si bien hubo algunos enganchones, cuando el torero se pasa al toro tan cerca es más complicado templar. Gran impresión de Leal en Azpeitia. Cortó una oreja con fuerte petición de la segunda y dio 2 vueltas al ruedo.

Tomás Angulo es un torero de buenas maneras pero con poco plaza actualmente. A pesar de ello se justificó plenamente y dio todo lo que tenía.

Finalizó la feria con una corrida de Salvador Gavira García, corrida bien presentada pero baja de casta. Tuvo dos buenos toros, segundo y cuarto.

Curro Díaz es de Linares, pero por lo querido que es en Azpeitia se podría decir que ahora es adoptado de allí. En primer lugar tuvo un toro inválido al que logró mantener en pie en una larga faena. Al final de la misma sufrió un pequeño revolcón y a pesar de que pasó a la enfermería la cosa quedó en un susto. En cuarto lugar sorteó un toro con mucha clase al que realizó una faena artística y que le permitió cortar una oreja.

Ginés Marín cortó otra oreja del otro toro noble del encierro. El toro tenía mucha clase y Ginés lo toreó despacio y con mucho temple. Un pinchazo antes de la estocada le impidió quizás cortar una segunda oreja. Con el parado quinto insistió demasiado tanto con la muleta como la espada.

Angel Téllez se pegó un arrimón con el tercero , un toro que pedía más sitio, toreó despacio a ambos pero alargó demasiado la faena del sexto. Cuando se ve que el toro no sirve y que el trasteo no llega al público es momento de terminar. Es inútil insistir y aburrir al respetable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212