Burgohondo | Burgohondo cierra su feria con dosis de buen toreo

Por Darío Juárez

El tradicional festival con picadores vino a cerrar la extraordinaria Feria de Burgohondo 2021. El día anterior, una sensacional novillada de Pablo Mayoral ponía de relieve el fondo de la casta Santa Coloma, regalando dos magníficos erales como fueron 4° y 6°, siendo este último premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Volvían los trajes de corto, los toreros de a caballo y de alternativa se daban cita en nuestra coqueta monumental, con otro variopinto encierro del hierro de la PM, donde destacó la clase del 3°, lidiado por Javier Cortés, con el que el de Getafe dejó pasajes memorables por el pitón izquierdo. Burgohondo lo quiso sacar a saludar al término del paseíllo, demostrando su cariño y su memoria tras el severo trance por el que pasó el joven matador cuando un toro del Marqués de Albaserrada le empitonaba el ojo derecho en septiembre de 2019 en Las Ventas; un día antes de torear en Burgohondo.

Destocado haría el paseíllo un José Garrido que demostró su buen hacer con el utrero más bonito de la tarde, hilando una faena de menos a más, poniendo así en valor su quehacer con esa pintura cárdena santacolomeña que le acabó por regalar embestidas sobrias por el pitón derecho, pese al reiterativo fallo a espadas.

El veterano Curro Díaz no tuvo suerte con el novillo que más destacó en el encierro matutino, hociqueando los burladeros con mucho brío, pero sin fijeza ni ese empuje de casta que por la tarde no apareció. Lo intentó por el izquierdo, logrando robarle dos buenas tandas de naturales.

Volvía López Simón a Burgohondo once años después de salir triunfador del certamen de novilladas. Flojo de remos y muy justito de fuerzas sorteó el de Barajas a ese 4° al que tuvo que sobar y muletear en la media altura, evitando la pérdida constante de las manos, como evidenció hasta tres veces al salir de chiqueros.

Por su parte, el novillero Nacho Torrejón volvía a demostrar el temple que portan sus maneras, con la exquisita nobleza del eral que cerró la feria, añadiendo el buen sabor de boca que dejaría la amazona lusa, Ana Rita, con un gran serio y encastado primer utrero -al que me hubiera encantado verlo lidiarse a pie-, al que dejaba llegar a la grupa constantemente. No quebró, todos los palos vendrían de costado o al violín, como el rejón de muerte que, tras mostrarse dubitativa, caería contrario y de efecto fulminante.

FICHA DEL FESTEJO:

Burgohondo. 3ª de las Ferias y Fiestas del Santísimo Cristo de la Luz. Más de 3/4 de entrada largos. Se lidiaron 5 utreros y 1 eral de Pablo Mayoral; de excelente presentación y variopinto juego, destacando 1°, 3° y 5°, el cuál fue a más.

  • Ana Rita: dos orejas y rabo
  • Curro Díaz: oreja
  • Javier Cortés: dos orejas y rabo
  • López Simón: oreja
  • José Garrido: silencio
  • Nacho Torrejón: oreja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *