Capítulo IX. La literatura, con la Librería del Prado

Por Adrián Blázquez

Ubicada en el número cinco de la calle del mismo nombre, la Librería del Prado es uno de los lugares de referencia en Madrid para los amantes del libro antiguo. Fundada por José Blas Vega, uno de los más reputados investigadores del arte flamenco y autor de artículos en diversas publicaciones de carácter taurino, hoy es dirigida por sus hijos María José y José Manuel Blas Ruiz. En la entrevista que le sigue a estas líneas, conoceremos de la mano de María José su conexión con la tauromaquia a lo largo de su dilatada experiencia y el trabajo del librero en este tiempo donde han conseguido conjugar la tradición con las nuevas tecnologías.

[P] En primer lugar, háblanos de los orígenes de la Librería del Prado

[R] La Librería del Prado se fundó en 1980 por mi padre, siendo su segunda librería. La primera estaba en la calle Espíritu Santo y existió como tal desde la década de los años cincuenta. Las librerías de libros raros, antiguos y curiosos se caracterizan por una cuidada selección del librero en los temas de interés. A mi padre, quizás por su trayectoria literaria y artística en cuanto al folclore y al flamenco, siempre le interesó más el género literario que el científico; de ahí que nosotros estemos enfocados a la literatura, al folclore, a los libros sobre la historia de España, costumbrismo y, evidentemente, el tema de la tauromaquia, que es uno de los pilares en nuestra trayectoria.

[P] Has hablado de tu padre y su trayectoria. ¿Siempre ha existido esa vinculación con el mundo del toro?

[R] Una de las grandes pasiones de mi padre a nivel particular siempre fue la investigación del flamenco, el folclore y la cultura popular. No era andaluz, ni taurino, pero si le interesó la vinculación con el flamenco, de ahí que en el Cossio escribiera junto a Fernando Quiñones el capítulo que lleva el nombre de Toros y arte flamenco. Mas adelante dedicó un monográfico de la misma temática en la revista La Caña, bajo el título de Tauroflamencología, que él mismo dirigía. Nunca fue de ir a los toros, siendo un tema que trató desde el punto de vista documental. Formó parte de la Unión de Bibliófilos Taurinos y tras su fallecimiento, nosotros decidimos continuar con su número a nombre de la Librería del Prado.

[P] En la librería tenéis una sección dedicada a la tauromaquia, que ha ido evolucionando hasta ordenarse en secciones. Que llegó primero en esta evolución, ¿el propio inventario de la librería o la creciente demanda por libros taurinos?

[R] Como hemos comentado antes, mi padre trabajaba el tema taurino como una de las temáticas de la tienda y nosotros lo hemos continuado. Estamos más especializados en libros antiguos, raros y curiosos, pero siempre hemos prestado atención al coleccionismo de papel antiguo. La página web de la tienda está dedicada casi en exclusiva a los libros. Inicialmente la web servía de referencia para que nos conocieran, pero la venta online ha ido aumentando y tienes que ir adaptándote a los gustos del público. Al principio empezamos con una sección genérica de libros de temática taurina, donde se ponían una serie de libros como muestra.

Últimamente hemos experimentado un aumento en la demanda de coleccionismo taurino, por lo que hemos dado prioridad a la página web, y estamos catalogando todos los fondos de temática taurina. Ahora mismo hay alrededor de 500 libros escogidos en la web, que día a día va creciendo. A la par, los estamos clasificando en subcategorías para que así el comprador los localice de forma más sencilla.Durante los últimos meses hemos ampliado nuestro catálogo a libros descatalogados entre los años 1970 y 2000, ya que a veces resulta difíciles de encontrar porque muchos los tienen aún en bibliotecas particulares y para el coleccionista que se inicia no son de fácil acceso.

[P] Luego hablaremos de ese otro apartado fuera de los libros pero ahora, me ha parecido muy curiosos como siempre haces mención a coleccionistas de temática taurina. El perfil del comprador de libros taurinos, ¿está más enfocado al coleccionismo o al aprendizaje del aficionado a los toros?

[R] Mi impresión es que quien compra libros taurinos es coleccionista de libros taurinos o llega a nosotros a raíz de comprar un libro de toros, leerlo y que te pique el gusanillo y empezar a coleccionar más. Yo los denomino compradores de libros taurinos, ya que en la mayoría de los casos se ciñen a esta temática. No es frecuente que veamos un comprador que llegue a nuestra librería, revise nuestras estanterías y decida comprar un libro de toros, siendo ajenos al mundo taurino, porque le apetece leerse la biografía de Antonio Bienvenida, por ejemplo. Creo que quien compra este tipo de libros suele tener asociada una faceta de coleccionista taurino. O se está iniciando. Suele tratarse de un tipo de lector con inquietudes y un perfil generalmente culto. A veces, ven un libro de temática taurina en el escaparate y entran para peguntar más sobre la temática.

[P] ¿Cuál es la situación actual del mercado taurino?

[R] En nuestro trabajo del día a día, damos prioridad a las temáticas que más vendemos y, desde el mes de noviembre de pasado año, hemos notado como se iba produciendo un aumento en el coleccionismo de libros taurinos.

Prácticamente no pasa un día en el que no vendamos un libro de toros, con ventas especialmente rápidas como son los que entran dentro de la temática de ganaderías de toros bravos. En cuanto a los matadores de toros, Manolete siempre ha sido el torero más buscado, vendido y cotizado pero en los últimos años, quizá por la cercanía del centenario de su muerte, ha sido desbancado por Joselito.

Durante el confinamiento hemos notado un aumento de ventas porque, en gran parte, muchos aficionados se han dedicado a aumentar sus bibliotecas y a retomar lecturas pendientes u olvidadas. También hay mucha gente joven que está empezando con el coleccionismo de esta temática.

[P] Durante este año no se han celebrado festejos taurinos en ninguna plaza de la Comunidad de Madrid a excepción de la temprana Feria de Valdemorillo. ¿Influyen también la programación de festejos en la venta de libros?

[R] Con internet es más sencillo porque puedes acercar todo tu fondo al público, pero la verdad es que cuando se celebran las ferias de San Isidro y Otoño en Madrid, que además coincide con nuestra Feria del Libro de Recoletos, viene mucho más público; desde el curioso español hasta franceses y mejicanos. Este público suele pasarse por la librería antes de ir a los toros o por las ferias de libros, pero este año ha desaparecido debido a la pandemia y a la cancelación de eventos. Muchos grupos de aficionados franceses tenían en la Librería del Prado una parada obligatoria en sus viajes.

También hay fechas como los días previos a San Fermín, donde personas de fuera de Madrid o incluso de España hacen escala aquí y nos visitan antes de ir a Pamplona. Toda esa gente no ha venido durante este año.

[P] Se echará de menos esa interacción física.

[R] Sin duda los libros hay que verlos y tocarlos, salvo que uno tenga muy claro lo que quiere comprar. Aunque como librero te esfuerces en poner fichas y fotografías del artículo, son muchos los que tras tocarlos y ojearlos acaban generando una atracción que antes no tenían. También hay muchos libros escritos por varios autores con diferentes temáticas cada uno, que desde una posición de comprador virtual, por muchas fotos que veas del índice no te atraen hasta que los revisas físicamente. Esa magia del comprador junto al libro y que éste pueda llegar a encontrarte a ti, solo te lo da la librería y es algo que no tiene la venta online. Hay libros que pasan desapercibidos y al verlos se vuelven muy interesantes; otras veces sucede a la inversa y cuando estudias por dentro un libro que a priori parecía llamativo, te decepciona.

[P] Te he escuchado decir en otra entrevista que en internet está todo, pero sobre todo lo que no se vende.

[R] Así es, porque hay clientes que buscan ciertos libros agotados o de una temática muy escasa. A esas personas que se interesan intensamente, son las primeras a las que acudes cuando te entra algo de lo que buscan y son los primeros en revisarlo. Este tipo de material no suele llegar a los catálogos digitales.

[R] Además de los libros, trabajáis el coleccionismo de postales, fotografías, carteles y programas de mano, entre otros artículos, de temática taurina. ¿Es diferente este trabajo al que se realiza con los libros?

[R] Es más sencillo catalogar y dar de alta los libros. Actualmente estamos elaborando sobres monográficos atendiendo a los diferentes protagonistas o temáticas, pero en la red solo podemos mostrar una pequeña relación cuidadosamente escogida que sirve de partida para que el comprador se interese por el resto de artículos que, por su cantidad, no figuran ahí. A veces nos encontramos con clientes que preguntan por material de un solo personaje y eso es más sencillo, pero imagina la cantidad de carteles y programas de mano que hay, por ejemplo. Nosotros vamos poniendo una muestra representativa de todo lo que tenemos en coleccionismo de papel antiguo.

Con los libros es fácil hacer un catálogo, pero el coleccionismo de papel es más complicado, sobre todo en cuanto a la fotografía. Muchas veces es difícil identificar a los protagonistas, ya sea porque salgan de espaldas, por ejemplo, o por lo atemporal del documento. Lo mismo nos pasa con las entradas, teniéndonos que ayudar de datos como el color de la misma o el día, en el caso de que venga escrito, para averiguar quien toreó ese día. Otras veces nos encontramos con referencias al festejo escritas en la parte de atrás que también nos ayudan con ese trabajo de documentación. Una parte muy importante del librero es documentar y clasificar todos los datos del documento o artículo. También trabajamos los grabados y la ilustración taurina.

[P] Desde aquí, avisamos a nuestros lectores para que estén atentos a las novedades

[R] Constantemente vamos colgando las novedades, tanto en nuestra propia página web, mas dedicada a los libros, como en plataformas como Uniliber y Todocolección, siendo en esta última donde el coleccionismo adquiere un papel más importante. Ocasionalmente realizábamos un catálogo taurino que se enviaba en papel a los clientes de nuestra base de datos, pero debido a su constante actualización y al protagonismo que han tomado las nuevas tecnologías, hemos dejado de hacerlo para centrarnos mas en la vía digital, donde cualquier persona interesada puede acceder y contactar con nosotros de forma rápida y sencilla.

Para todo aquel que quiera visitar la librería o busque una vía de contacto, encontrará todo lo que necesita tras estas líneas.

Fachada de la Librería del Prado

Calle del Prado, 5 | 28014 Madrid
+34 914 296 091
libreria@libreriadelprado.com
www.libreriadelprado.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4673