Bargas | Clasicismo, temple y gusto de Jesús Romero en Bargas

Por Martín Rodriguez Caro

Destaca Jesús Romero en la primera novillada del V Certamen «Promesas de nuestra tierra» de Castilla-La Mancha celebrada en la localidad de Bargas. Dos orejas cortaron los novilleros Estrella Magán y Daniel Pérez, mientras que tres apéndices cortó Jesús Romero a una gran novillada de Fernando Peña. De los seis novillos, los cuatro primeros fueron muy buenos; el quinto tuvo buenas condiciones, pero fue a menos y el sexto sí tuvo más dificultades. 

Recibió por verónicas Estrella Magán al primer novillo de la tarde, que inauguraba el certamen manchego. Daniel Pérez quitó al novillo ejecutando tres limpios faroles, una tafallera y rematando con una larga de rodillas. Replicó Estrella por chicuelinas. En la faena de muleta el novillo demostró ser muy encastado, pronto, fijo y humillador. Fue un novillo muy exigente que no le puso las cosas nada fáciles a Estrella. La joven novillera estuvo muy segura durante toda la lidia, aunque fueron muchos los enganchones y desarmes que se produjeron. Un buen inicio de faena por abajo y una tanda muy limpia por el pitón derecho fue lo más destacado de la faena. Tuvo que entrar dos veces para que el novillo doblase después de varios minutos de espera. Ovación con saludos tras aviso.

Con una larga cambiada de rodillas recibió Estrella Magán a su segundo novillo. Tras ejecutar este lance la novillera fue arrollada por el eral de manera muy fea, se llevó un duro golpe. El animal tuvo unas condiciones muy buenas, humillaba, tenía fondo, ritmo, muy noble. Estrella aprovechó las condiciones de animal para torearlo correctamente por el pitón derecho. Lances muy limpios y ligados fue enlazando en diferentes tandas para ir construyendo una faena que fue a más. Con la mano izquierda Estrella demostró tener menos soltura que con la derecha, aunque aun así consiguió varios lances muy limpios y bien ejecutados. Mató de una estocada entera que le permitió cortar dos orejas. El novillo, Bombero N65, fue premiado con la vuelta al ruedo. 

A la verónica saludó Daniel Pérez al segundo novillo de Fernando Peña, llevándolo desde las tablas al centro del ruedo. Jesús Romero quitó por verónicas rematando con una media de mucho gusto. Daniel banderilleó al novillo, cosa que agradó al tendido. En el tercio final, basó su faena en el pitón izquierdo, consiguiendo naturales muy limpios y templados. El novillo humillaba y tenía un buen fondo en la embestida, aunque se descomponía al final de cada tanda y Daniel lo consiguió torear muy templado al natural en algunos momentos. Remató por manoletinas. Mato de una estocada que fulminó al novillo tras un pinchazo anterior. Dos orejas concedió la presidenta.

Recibió al quinto novillo en los medios Daniel Pérez, finalizando la serie con una larga cambiada de rodillas. Jesús Romero ejerció su derecho a quite, ejecutando una tanda de chicuelinas. Daniel banderilleó de nuevo a su oponente. Comenzó la faena por el derecho ejecutando series muy ligadas y muy por abajo. El novillo era pronto y acometía a la muleta con codicia, pero a lo largo de la faena se vino a menos. Tras varias meritorias tandas por ambos pitones, Daniel tuvo que cambiar los terrenos y pasar a torear en distancias cortas. La espada se llevó el triunfo, el matador erró varias veces con la espada. Consiguió que el novillo doblase con una estocada trasera y el uso del descabello. Ovación con saludos.

Personalísima y llena de gusto fue la tercera faena de la tarde, llevada a cabo por Jesús Romero. Recibió a la verónica al novillo para posteriormente banderillear él mismo al eral. Estrella también quitó al animal a la verónica. Una vez comenzó la lidia de muleta, Jesús Romero dio en recital de toreo, personalísimo y de un corte clásico. El novillo además, con su suave embestida, ayudó a que el joven novillero ejecutara ese toreo tan suave y lleno de sabor. Por ambos pitones se pasó al novillo muy templado, demostrando un dominio inesperado por su corta experiencia. Estuvo muy variado en cuando a remates también el joven novillero. Mató de una estocada entera tras errar previamente una vez. Dos orejas obtuvo Jesús Romero.

Jesús Romero fue el encargado de estoquear al último de la tarde. Sensacional saludo capotero a la verónica flexionado las piernas. Que torería y que poso tiene este joven novillero. Banderilleó el mismo al utrero. En la faena de muleta volvió a enseñar el toreo tan personal y clásico que tiene, aunque esta vez por debajo de lo realizado en su primer novillo. Las cualidades de este sexto no fueron tan buenas como las del tercero. Aun así, Jesús consiguió sacar algunos pases de mucha calidad y gusto. Este novillero tiene unas formas y cualidades que hacen que te quedes con ganas de más. A Jesús Romero hay que seguirle; puede darnos muchas alegrías en un futuro. Estocada entera tras un pinchazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344