Dax | Daniel Luque y Pedraza de Yeltes, un idilio de éxito

Por Noelia Crespo

La corrida de Pedraza de Yeltes había generado grandes expectativas en la localidad francesa de Dax tras los continuados triunfos en años pasados. Tarde venida a menos, con un ganado de presentación impecable y juego desigual, con toros interesantes y otros faltos de emoción. Daniel Luque reafirmó el extraordinario momento que atraviesa su toreo, logrando las cotas de mayor nivel en el primer toro de la tarde. López Simón y Álvaro Lorenzo pasaron de puntillas, sin convencer, en unas faenas largas y  llenas de pesadez.

Joyito”, de gran presencia, como toda la corrida, abriría la tarde en la localidad francesa. Logró estirarse en un par de verónicas Daniel Luque a un toro frenado de salida. Tras empujar en los dos puyazos de Juan de Dios Quinta, destacó la buena lidia Juan Contreras en un tercio de banderillas con un toro más reservón y distraído. Comenzó el torero de Gerena su trasteo de muleta desde el tercio, sacando al animal de la divisa salmantina hacia afuera. Por derecho y templando la embestida, empezó a estructurar una faena ligando muletazos llenos de acople, firmeza y oficio. Inteligente y solvente, supo aprovechar la fijeza, humillación y transmisión de Joyito para comenzar la tarde con cotas de un nivel muy alto. Consiguió Luque abrirle los caminos, dejándole la muleta en la cara y toreando por el pitón derecho con un poder y técnica soberana. Al natural hizo vibrar al aficionado. En el sitio, templando con las muñecas y firmando muletazos de trazo exquisito, elevó el nivel en una faena venida a mucho más. Se entendieron bien toro y el extraordinario momento que atraviesa el sevillano. Comprendió en todo momento las alturas, el sitio que requería la labor y despejado de cabeza, logró una faena de toreo sublime. Luquesinas de cierre y fin con una estocada entera trasera. Oreja de ley.

En cuarto lugar salió por toriles “Sombreto” al que logró dibujarle sendas verónicas cadentes, gustandose y dándole sitio para sacárselo a los medios rematando con una media de mucho gusto. Figura erguida, por derecho y con solvencia empezó a elaborar faena a un toro franco y pronto. Sin obligarle, condicionado por una aparente lesión en la mano, basó la labor en una media altura para evitar que el toro doblará las manos. Buscó afianzarle, toreando a favor del toro con temple y oficio por ambos pitones. Apenas pudo firmar detalles con su sello personal, entendiendo lo que requería el colorado de Pedraza. Logró en el final de una larga faena una sería más lograda y de mayor calado en el tendido, ligandole los muletazos en el sitio, dejándole la muleta en la cara con suficiencia. Estocada recibiendo y un golpe de descabello pusieron fin a una tarde de nota alta del sevillano que deja con ganas a la afición de seguir viéndole en su gran año.

De salida salió directo “Dudanana” hacia el capote que le mostraron en un burladero. El violento golpe hizo que el toro se partiera el pitón obligando a ser devuelto. Como segundo bis, apareció por toriles un serio e imponente astado de nombre “Medicito” al que López Simón sacó hacia los medios lidiandolo con el capote. Se dejó pegar en el caballo de Alventus cogiendo dos puyazos arriba. Muleta en mano, inició faena el madrileño por alto a pies juntos ante un toro que comenzaba a mostrar su buenas virtudes. El animal de Yeltes desbordó humillación, repetición, prontitud, clase y nobleza siendo totalmente desaprovechado por el matador. Lo pasaportó por ambos pitones, ligando muletazos y series sin conectar con un público indiferente ante la faena mediocre del torero de Barajas. Labor de excesivo metraje que terminó por aburrir a los tendidos y a un toro de triunfo importante. Media tendida suelta y media estocada fue la rubrica de la faena.

Sin duda el lote de la tarde se lo llevó López Simón. El quinto de nombre “Huracán”, único toro negro de pelaje en la tarde de hoy, fue un toro noble, con recorrido y profundidad. Tras una complicada lidia en el tercio de varas, comenzó su trasteo muleteril en los medios para pasárselo por la espalda. Otro capítulo de poco contenido e interés donde el madrileño a base de pases y más pases por ambos pitones construyó una faena en medio del silencio francés. No supo cuajar ni aprovechar las virtudes del animal, firmando una labor de nuevo excesivamente larga, pesada y soporífera. Alberto es un torero que hace tiempo que no está y hoy ha sido una nueva muestra de ello.

Un nuevo “Joyito” salió por toriles en el tercer acto de la tarde. Buen tercio de varas el que protagonizó Juan Bernal, cogiendo bien los dos puyazos arriba a un toro que se empleó y empujó en el caballo. En banderillas destacó la solvencia de Rafael González y Alberto Zayas. Con la muleta inició sacando al tercio por alto al animal. Buscando la distancia idónea y asentándose poco a poco, ligó muletazos por derecho en una media distancia. Estructuró faena a un toro algo reponedor y falto de transmisión y clase. Labor intermitente la del toledano al que le costó llegar al tendido en todo momento. Estuvo correcto y conformista, sin decir mucho, mostrando al colorado por ambos pitones en una faena fría y a menos al igual que el toro. Nueva faena de excesivo metraje llena de pases sin conectar con el público. Lo mejor sin duda fue la rubrica con la espada dejando una estocada en lo alto muy efectiva.

En sexto lugar y de nombre “Portadito” fue el serio astado que cerró la tarde en Dax. Destacó Francisco Javier Sánchez picando bien a un toro que empujó en los dos encuentros. Tras un buen tercio de banderillas, el última faena de la tarde fue una continuación de lo vivido en los capítulos anteriores por parte del madrileño y el toledano. Empezando con probaturas, tardó en demasía en apretar al astado para comenzar la faena. Bajandole la mano, logró puntualmente algún muletazo más profundo y de mayor eco en los tendidos. Sin convencimiento estuvo Lorenzo ante un toro con repetición, irregular en la embestida y soltando la cara al final del muletazo desluciendo aún más una labor con poco interés. Epílogo por circulares en una faena en la que no terminó de entrar el público con razón. Faena larga, luquesinas de cierre y atasco con la espada para finalizar una tarde muy floja del toledano.

FICHA DEL FESTEJO.

Domingo 27 de septiembre de 2020. Corrida de toros en Dax.

Toros de Pedraza de Yeltes, extraordinariamente presentados, serios e imponentes y de juego desigual con matices. Cumplieron en el tercio de varas y hubo varios toros interesantes en la muleta.

  • Daniel Luque (de rosa chicle y oro). Oreja y ovación tras aviso.
  • A. López Simón (de gris perla y oro). Silencio en ambos.
  • Álvaro Lorenzo (de canela y oro). Silencio en ambos.

Entrada. Lleno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669