¡De nuevo hubo que esperar al sexto!

Segundo día del ciclo conmemorativo del centenario de Albaserrada, turno de la ganadería Victorino Martín. Lidiaron los astados Octavio Chacón, Daniel Luque y Emilio de Justo.

Mostró Octavio Chacón estar mentalizado en la tarde. Recibió al primero de su lote demostrando su ya reconocida faceta como gran lidiador, haciendo sonar los primero aplausos de la tarde. Tres encuentros con el del castoreño realizó el toro, errando el varilarguero en la segunda entrada al caballo. Salió con la cara alta y así continuó durante la faena de muleta, a la contra de lo que pareció en los primeros compases del recibo capotero. Por el pitón derecho resultó imposible sacar embestidas de calidad a un toro que se acostaba y buscaba continuamente al diestro. El peligro también se hizo presente por el otro pitón, que sí pasaba los engaños pero con la cara alta siempre y reponiendo con rapidez. Gran esfuerzo de un Octavio Chacón que solventó la papeleta con una espada que se fue abajo. El astado dio muestras de bravo hasta el final y se fue a morir a los mismos medios de la plaza.

Con tranco y recorrido salió el que cerraba el lote de Chacón, que no logró encelarlo en los vuelos de su rígido capote. Salía suelto de los lances, mas dio muestras de querer humillar con el hocico por la arena. Faltó mando, poder y sometimiento en la faena de muleta. El toro embistió por ambos pitones con recorrido pero Octavio Chacón armó su faena en los adentros y por momentos se le desbordado por el animal que tenía delante. El público le pidió abreviar en una faena en la que dio muchos muletazos por ambos pitones pero en la que no dijo nada. Terminó con una estocada baja para empezar a pensar en su corrida de Cuadri.

El segundo de la tarde correspondiente a Daniel Luque se pudo quedar en el burladero tras un topetazo. A todo esto, se le sumó la mala suerte de varas que se le practicó, en una segunda entrada que se arrancó de largo pero que de nuevo, volvió a errar el picador en su labor y castigándole en demasía. Quitó Daniel Luque por verónicas a un toro que ya daba muestras de apagarse y sangrando en exceso. Noble y con temple el Victorino se tragó la excesiva faena de Luque con muletazos sueltos por ambos pitones y una tanda a destacar con la mano derecha. Estocada baja que le sirvió para salir a saludar al tercio ante las protestas del público.

Sin decir nada pasaron los primeros tercios del quinto de la tarde. Fuera de cacho con la muleta y lanzando miradas desafiando al tendido ante las protestas transcurrió una faena sosa que se hizo larga. Punteó en muchos muletazos el astado la muleta y aun así siguió embistiendo, eso sí, con la cara alta. Recibió una media estocada y varios golpes de descabello.

Con protestas se recibió al tercero de la tarde con el que Emilio de Justo no puedo expresarse con el capote. Recibió dos puyazos traseros que le mermaron aun más la condición que traía de corrales. Protestado ante la invalidez palpable desde los tendidos, el presidente tuvo a bien mantenerlo en el ruedo. Le faltó toro a un torero que lo intentó, sin éxito, por ambos pitones. Se atascó con la tizona y fue silenciado por los tendidos.

Tuvimos que esperar al sexto de la tarde para escuchar los olés antes las verónicas que le recetó Emilio en su recibo para rematar con dos medias con mucho temple. Tercio de varas muy medidos ante la evidente falta de fuerza del astado. Comenzó la faena por el pitón izquierdo, logrando muy buenos naturales con relajación y el astado respondió embistiendo con el hocico en la arena. Más deslucida la segunda tanda, pasó al otro pitón de un toro sin fuerzas que consiguió regalar alguna embestida buena. Mucho valor y entrega en una faena breve pero intensa en la que también destacaron los excelentes pases de pecho. Estocada caída con la que aseguró la única oreja de la tarde.

Corrida mal presentada y de variable juego en su conjunto.

Sígueme en twitter: @luciahg35

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669