Diego Peseiro: “En 15 minutos puede cambiar toda tu vida.”

Por Noelia Crespo.

Con la temporada taurina en auge, hemos tenido el placer de conocer un poco más a fondo al novillero portugués Diego Peseiro.

Procedente de la localidad lusa de Santarém, Diego debutó con picadores a sus 18 años en el 2016 en la plaza vallisoletana de Mojados, cortando una oreja al encierro de la ganadería de Aldeanueva. Ese mismo año triunfaría en Mojados del Campo (Madrid), cortando dos orejas a un ejemplar de José Luis Iniesta. En 2017 apenas le pudimos ver a hacer el paseíllo en la plaza de Campo Pequeno (Lisboa) y ya en 2018 empezó la temporada en los festivales de Serpa (Portugal) y Carmona (Sevilla), donde lograría cortar los máximos trofeos en un cartel de gran atractivo junto a Diego Urdiales y Alberto Lamelas. Finalmente su sueño se vería cumplido al verse anunciado en una de las novilladas de promoción de verano de la Plaza de Toros de Las Ventas junto a Carlos Ochoa y Marcos frente a novillos de Fernando Pena.

Novillero de futuro, dominador de los tres tercios de la lidia y que sin descanso sigue su particular lucha para lograr llegar a lo más alto con ganas de demostrar que Portugal tiene un torero importante y abrirse un hueco en los carteles de esta nueva temporada.

[P] Buenos días Diego, en primer lugar nos gustaría conocerte un poco más. ¿Desde dónde y cuándo te viene la afición por querer ser torero? ¿Hay antecedentes taurinos en tu familia?

[R] La verdad que no me acuerdo, desde que tengo uso de razón sé que me enamora el toreo, incluso toreaba a la gente y a los coches de niño y ¡qué bien me lo pasaba!
Antecedentes taurinos en mi familia no hay, pero tanto mis padres como mi hermano son muy aficionados y siempre ibamos a las corridas de toros que había por aquí cerca, quizás me viene por ahí el «veneno» de querer ser torero.

[P] Siempre se dice que los inicios son duros. ¿A qué edad toreaste por primera vez tu primera becerra? ¿Cómo recuerdas tu etapa de novillero sin caballos?

[R] Yo creo que en el toreo los inicios son lo más bonito, porque no hay la responsabilidad ni el miedo al público y al fracaso y como que todo no pasa de un juego de niños. Toreé por primera vez con 6 años, sin saber ni coger un capote. Tengo vagos recuerdos de dar un par de lances a una becerrita, y le sentí tanto amor que me fui por ella a abrazarla y no me perdonó la voltareta. Ahí empezó de verdad todo. Después de unas complicaciones de salud, volví a torear con 16 años en la escuela taurina de Campo Pequeno, dónde pude disfrutar y aprender mucho, fue muy bonito y a la vez exigente, porque ahí sí empezó a entrar la responsabilidad que antes no existía.

[P] ¿Qué sentiste la primera vez que te enfundaste el traje de luces? ¿Fue quizás en ese momento cuándo te diste cuenta de que tu sueño se iba cumpliendo poco a poco?

[R] Fue un momento muy especial, después de la etapa de becerrista, infundarme el traje de luces era algo soñado. En ese momento sentí que esto era de verdad lo que quería para el resto de mi vida.

[P] Todos sabemos como está actualmente el sistema con los novilleros y lo difícil que es entrar en algunos carteles. ¿Cómo es tu día a día, tu entrenamiento diario tanto físico como mental? ¿Dedicas todo tu tiempo a esta profesión o lo compaginas con otras actividades?

[R] Le dedico al toro las 24 horas del día, porque de verdad es lo que me llena, coger los trastos y poder soñar el toreo. Entreno como si fuera el que más va a torear aunque no lo haga, intento mantener el cuerpo fuerte y sobretodo que la mente esté fresca, porque el banquillo es algo muy duro, pero que a la vez nos hace madurar muchísimo como toreros y personas. No fue fácil compaginar esto con los estudios, pero terminé la carrera en ADE y eso es algo que también me llega de orgullo.

[P] El día del debut con picadores imagino que hasta el momento haya sido uno de los más especiales en tu carrera. ¿Dónde fue y qué sentiste aquel día?

[R] ¡Fue un pasito más! Tuve la oportunidad de coger una sustitución en Mojados (Valladolid) con una novillada de Aldeanueva y cumplir un sueño que tenía pendiente. Mi lote fue algo deslucido, pero le pude cortar una oreja, y ahí sí que ya había terminado todo aquél juego de niños, porque en aquel momento empezaba de verdad el juego de hombres que se juegan la vida. Estuve toda la tarde a oscuras en la habitacion, solo con mis pensamientos, y al hacer el paseíllo me sentía el hombre más feliz sobre la tierra, fue algo muy especial.

[P] Y hablando de días especiales, imagino que sin duda de tu temporada pasada te quedarás con el debut en las Ventas. Aunque las cosas no salieran del todo como hubieras deseado, creo que dejaste un gran sabor de boca entre los aficionados. ¿Cómo viviste ese día, las horas previas? ¿Qué sentiste cuándo pisaste el albero venteño y durante ambas faenas?

[R] Madrid, la plaza de todos los sueños… Estaba tranquilo, tenía los deberes hechos y fue de las tardes que más disfruté en los momentos previos y en el paseíllo. Todo era un sueño hecho realidad. Mi lote de Fernando Peña no salió como deseaba, en Las Ventas cuando el novillo se para, se esfuman todas las posibilidades de triunfo, aun así pude disfrutar en los quites, en los dos tercios de banderillas (donde sentí el rugido de Madrid), los inicios de faena, y algunos muletazos sueltos. Es una plaza en la que me siento muy feliz y estoy deseando volver.

Fotografías de Las Ventas

[P] Y siguiendo con Madrid, ¿esperas volver este año? ¿Han contactado ya contigo para las novilladas de verano?

[R] Todavía es temprano, solo después de San Isidro se empieza a mover la temporada de verano venteña, antes de eso no fue posible entrar en las novilladas. Estamos ahí pendientes de volver en verano.

[P] Al final de la temporada 2017 conocíamos la noticia de tu apoderamiento con Ortega Cano y en noviembre de 2018 Tu ruptura con el mismo. ¿Qué le aportó todo ese año de la mano del maestro Ortega? ¿Qué tal ha empezado tu nueva andadura junto con Tomás Campuzano?

[R] Ser apoderado por dos figurones del toreo es todo un privilegio. El Maestro Ortega Cano me aportó la torería, la forma de sentir y vivir el toreo como él lo hacía, aunque fue poco tiempo y aunque no haya toreado demasiado, todos los momentos que compartimos fueron lecciones de vida. Junto al Maestro Tomás Campuzano, estoy muy feliz, siento que he dado un cambio a mi toreo y me siento mucho más feliz toreando, y en el campo noto una gran evolución, ojalá eso se traslade a la plaza.

[P] Sabemos que en Portugal no ha habido tampoco grandes referentes toreros, pero ¿en quién te fijas tu normalmente? ¿A qué toreros siempre has admirado más de los de antes y a cuáles admiras más actualmente?

[R] En Portugal es difícil ser torero por eso mismo, por la falta de matadores figuras y por la poca expresión del toreo a pie en Portugal actualmente donde simplemente hay 6 matadores de toros. Además hay más festejos mixtos, pero en los que normalmente vienen siempre algunas figuras del toreo español, pero aun así hay mucha afición. Mi primer referente fue mi maestro de la Escuela Taurina, José Luis Gonçalves, que toreaba con un gusto especial. Después el maestro Julián López «El Juli», pero actualmente me fijo en todos, desde los inicios de la tauromaquia hasta en los becerristas de ahora, porque todos ellos pueden aportar algo a tu toreo.

Fotografía de Campo Pequeno

[P] Los sueños están para hacerse realidad, así que me gustaría preguntarte, ¿Qué toreros, ganadería y plaza te gustaría para el día de tu alternativa? ¿Por qué?

[R] Tengo muchos carteles soñados la verdad, pero el que más ilusión me haría, sería con el maestro José Tomas y Alejandro Talavante, en Nimes o Olivenza, por la cercanía a mi pueblo y por lo importante que es hacerlo en el inicio de temporada.

[P] Sabemos que dominas los tres tercios de la lidia, por tanto si tuvieras que quedarte con uno, ¿cuál sería? y ¿Cómo nos definirías tu concepto de entender el toreo?

[R] ¡Pregunta difícil! La verdad que no sé decirte. Hay semanas que disfruto más toreando de capote, otras poniendo banderillas y otras de muleta, es algo que es inconstante y creo que nos pasa a todos, porque son 3 formas distintas de expresar sentimientos, pero quizás de muleta, ya que es el momento donde se pasa el toro más cerca y más veces.

[P] ¿Cómo valoras el sistema actual en el toreo? ¿Es realmente tan difícil lograr un abrirse un hueco en este mundo?

[R] Es difícil en el toreo y creo que en casi todo en esta vida, llegar a lo más alto es algo que se tiene que ganar en la plaza y también fuera de ella. La clave es la paciencia, y cuando llegue el momento y te toque el toro en la plaza cierta, y la suerte ayude, todo cambia, lo bonito es que en 15 minutos puede cambiar toda tu vida.

[P] Así más en general, ¿cuál es tu valoración de esta temporada pasada? ¿Cómo se plantea la temporada 2019? ¿Hay algo ya firmado, o sabemos algún sitio en el te podamos ver?

[R] Fue una temporada corta en festejos, toreé un par de festivales en Portugal porque aquí no hay novilladas. Tan solo hay novilladas de erales y corridas de toros, una laguna muy grande que lo hace todo mas difícil, y mi debut en Las Ventas. Aún así he crecido mucho, esta temporada se presenta algo más activa, he toreado ya un festival y tengo un par de corrida de toros ya que puedo torear toros en Portugal si tengo en el cartel a un matador de toros por delante mio. Firmadas ya tengo una de ellas en Coruche, un pueblo muy aficionado al toreo a pie, pero dónde no hay una corrida mixta hace algunos años.

[P] Para finalizar me gustaría agradecerte la amabilidad y el tiempo que nos has concedido para esta entrevista. En mi nombre y en nombre del portal te deseamos mucha suerte de cara a la temporada 2019, en la que esperamos poder verte en muchos sitios y contar tus triunfos.

[R] ¡Gracias a ti! ¡Que todos nuestros sueños se cumplan!

PSX_20190201_204445.jpg

Sígueme en Twitter @noeee_cp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *