Diego Urdiales y Tomás Campos vuelven a triunfar en Arnedo.

Por Jon Ander Sanz.

Plaza de toros de Arnedo. Más de tres cuartos del aforo completado. 2 horas y 50 minutos de festejo. 6 toros de “Toros de la Plata” bien presentados pero justos de caras y sospechosos de pitones. Todos resultaron inválidos cayéndose tanto de salida como en la muleta. Los que más se dejaron fueron 2º y 6º. El quinto debió de ser devuelto.

Diego Urdiales de Azul Pavo y oro, Oreja tras aviso y 2 orejas tras aviso. Cayetano de Azul pavo y azabache, Oreja tras aviso y Silencio y Tomás Campos de verde botella y oro, oreja tras aviso en ambos. Destacaron en la brega y con las banderillas, Joselito Rus y Sergio Aguilar.


El público que poblaba los tendidos de Arnedo había ido a divertirse; unos a ver a su paisano Diego y otros, o mejor dicho, sobre todo otras, fueron a ver a Cayetano. En líneas generales se puede decir que vieron lo que querían.


Para los que miden el éxito de un festejo por el número de orejas cortadas, estarán contentos con el resultado del festejo, pero bajando a analizar el mismo, hubo poco reseñable. No tanto por los toreros que cada uno a su nivel, lo dio todo, sino por el juego de los toros. Una corrida que venía “comida” pero con unos pitones impresentables, ya que hubo alguno que mostraba una brocha en cada pitón antes de ser picado. Supongo que la autoridad habrá mandado a analizar unos cuantos… Hay que cuidar más al toro. Además de esto citado, los toros de “toros de la Plata”, carecieron de fuerza, casta e incluso de chispa. Dejaron estar a los toreros pero había que llevarlos con temple.


Decir que Diego Urdiales toreaba en el patio de su casa no es una frase hecha, ya que toreaba en la plaza en la que entrena. A su primero lo mantuvo en pie a base de temple y destacó una buena serie con la izquierda. Con el cuarto se lució toreando a la verónica en lances de recibo y en un quite abrochado con una torera media. Tras una primera parte de la faena en la que aplicó la medicina del temple, consiguió en la segunda parte de la misma, dos buenas series con la izquierda y una final con la derecha muy estimable. Sus paisanos le premiaron con 2 orejas. La segunda quizás fue excesiva, pero por una oreja de más no pasa nada.


Cayetano sorteó el mejor toro de la tarde, así como el peor. Al segundo lo toreó bien por ambos pitones, destacando algunos naturales y los toreros ayudados por alto con los que inició y epilogó su faena. Con el invalido quinto poco pudo hacer.


Tomás Campos sorteó en primer lugar un toro inválido y desrazado, al que le realizó una faena llena de gusto y detalles toreros pero que tuvo poco eco en los tendidos. Con el sexto pudo torearlo bien por ambos pitones en una faena muy artística y templada, hasta que el toro se acabó parando.

Sígueme en Twitter @torosgipuzkoa

Foto: Carmelo Betolaza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669