El temple de Álvaro Lorenzo y un tercio de varas del encastado cuarto en Sevilla.

«Un templado Álvaro Lorenzo deja lo más destacado en una tarde en la que volvimos a ver un buen tercio de varas con el buen y encastado cuarto toro. Pepe Moral estuvo desordenado y Ginés Marín sin chispa en una variada corrida de El Pilar.»

Por Noelia Crespo.

La novena de feria en Sevilla se iniciaría con un cartel de toreros jóvenes, de los llamados a mandar y apostar fuerte en el futuro. Hoy era una tarde de garantías y alicientes, o eso pensábamos al menos antes del comienzo de la misma. Volvían los toros de la divisa salmantina de Moisés Fraile, si volvía El Pilar, ganadería que mantiene un idilio con Sevilla, y es que ya son muchos los años que lleva seguidos viniendo al coso del Baratillo. Con ella venían tres toreros diferentes como eran Pepe Moral quién se dejaría marchar al buen cuarto. Lo mejor que hizo con él fue lucirlo en varas. Ginés Marín a quien vimos faltó de transmisión en sus labores y Álvaro Lorenzo, quien acabaría salvando los muebles, dejando un buen gusto entre los aficionados sevillanos.

Estaría centrado e inteligente Álvaro Lorenzo con su primer toro de la tarde, noble con buenas maneras pero que salía desentendido en ocasiones. Lo saludó por verónicas templadas, en un buen manejo con la capa rematando con una revolera ante un toro sin definir. Ya con la muleta en mano iniciaría la faena por derecho, cambiándole los terrenos al toro, ligando, toreando algo despegado y hacia afuera. Se fue asentando Álvaro poco a poco, acoplandose y ajustándose más con el toro. Siguió por el pitón derecho realizado tandas cortas, pero templadas y bajando la mano. Los mejores pasajes llegaron al natural donde a base de dejarle la muleta en la cara y tirar del astado, sacaría naturales largos y profundos con clase. Lo entendió, planteó bien la faena, aunque le faltó llevarlo a los medios, terminaría con un final de cercanías cambiándose la franela de mano. En su estilo, estuvo correcto, agusto y templado. La espada se llevaría el trofeo tras un pinchazo y una estocada entera. Vuelta al ruedo para un serio Álvaro Lorenzo ante un buen toro de El Pilar.

De nuevo volvimos a ver el concepto templado del torero toledano con el quinto de la tarde. Toro noble pero muy soso al que acabaría entendiendo Lorenzo. Iniciaría la faena por el pitón derecho ligando las nobles embestidas del astado, llevándolo largo y bajandole la mano. Sereno y concentrado, dejaría buenos naturales con la mano izquierda, dejándole la muleta, tirando de él para sacarle de uno en uno los pases y llevándolo hasta el final. Tuvo mucha actitud y firmeza toda la tarde. Alargaría en exceso la faena y finalizaría con unas manoletinas. Estocada y saludos para un torero que sería el mejor durante toda la tarde.

Ante su primer toro de El Pilar apenas pudimos ver la versión torera de Pepe Moral. Un inválido, rajado y deslucido astado no permitió al sevillano el lucimiento ni apenas sacarle una tanda entera. Lo intentó Pepe por ambos pitones sin opciones y mataría de un bajonazo. Sin toro no hay fiesta.

Con el cuarto volvería la emoción de un tercio perdido en gran parte de la feria en la Maestranza. Esta vez sí hubo toro, pero sin embargo, le faltó torero. Inició la faena con un buen saludo capotero variando por verónicas y chicuelinas templadas con gusto. Llegó el tercio de varas, y acabaría siendo lo más destacado de la lidia a este cuarto. Se fue de lejos al caballo, con fijeza, al que picaría muy bien Juan Antonio Carbonell, luciendo el toro y haciendo honor al tercio de varas. Buena lidia de la cuadrilla de Pepe Moral. Tras coger la muleta, iniciaría faena por bajo, doblándose con él para enseñarle a embestir de manera suave. Basó su faena en la mano derecha por donde intentó llevarlo más largo. No lo entendió Pepe, le faltó temple y mando ante un toro encastado que repetía y transmitía. Faena en la que aunque el toro tenía sus matices, acabó superando a un torero desordenado y acelerado. No tuvo su día el sevillano siendo silenciado y viendo como se ovacionaba al “Mirador” del Pilar.

Ginés Marín tuvo que sortear un tercer toro soso, faltó de fuerzas, sin nada que decir. Lo saludaría con un recibo capotero variado con verónicas, chicuelinas y media. Tras un mal tercio de varas, iniciaría la faena de muleta por el pitón derecho llevando al toro a media altura, intentando hacerle faena. Apenas dejaría algo reseñable Ginés ante un toro que pasaba sin contenido y sin decir nada. Lo intentó el torero, dispuesto y tirando del astado. Mató de una estocada entera.

Con el sexto tampoco logramos ver aquella versión del torero extremeño que triunfó rotundamente en las Ventas hace dos años. Ante un toro con movilidad pero complicado, lo saludaría por verónicas a pies juntos para posteriormente empezar por estatutarios en la muleta, siendo lo más destacado de su faena. Quieto y comprometido inicio al que seguirían varias tandas por el pitón derecho intentando ligarle los pases y llévarlo largo. El toro no tenía clase pero tampoco vimos a Ginés con las ideas claras, buscando en todo momento la colocación. Faena sin transmisión y sin ánimo. Sería finalmente silenciado.

Ficha del festejo.

Martes 7 de mayo de 2019.

Plaza de toros de La Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Corrida de toros. Feria de Abril. 9ª de feria.

Toros de El Pilar, bien presentados pero de juego desigual. El 1° inválido, rajado y deslucido; el 2° con movilidad y nobleza; el 3° descastado y sin fuerzas; el 4° encastado, movilidad, repetición y con matices; el 5° muy noble y soso, y el 6° con movilidad pero desclasado y soso.

  • Pepe Moral (de azul rey y oro). Silencio y silencio.
  • Álvaro Lorenzo (de melocotón y oro). Vuelta al ruedo tras leve petición y saludos tras aviso.
  • Ginés Marín (de azul noche y oro). Silencio y silencio.

Entrada. Algo más de media plaza.

Detalles.

  • Sería ovacionado Juan Antonio Carbonell tras picar al cuarto toro de la tarde (cuadrilla de Pepe Moral).

Sígueme en Twitter @noeee_cp

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*