PÓNGANSE CÓMODOS

“Incurriendo en peligroso divorcio con lo que se suele llamar “los intereses de la afición, [los toreros] empezaron a ir a su aire, y ese aire solía ser una continua y jamas satisfecha búsqueda de la comodidad y distanciamiento del peligro […]

“Incurriendo en peligroso divorcio con lo que se suele llamar “los intereses de la afición», [los toreros] empezaron a ir a su aire, y ese aire solía ser una continua y jamas satisfecha búsqueda de la comodidad y distanciamiento del peligro. ¿Que la suerte de matar es la más arriesgada y difícil? Pues se degenera, y de la suprema, que consistía en recibir, se pasa a la inferior del volapié; de la estocada en las péndolas, al bajonazo. ¿Que el tercio de quites es un compromiso donde miden los toreros su valía en severa competencia con los compañeros de la terna? Pues se ponen todos de acuerdo y suprimen los quites. ¿Que el toreo de capa requiere una técnica complicada? Pues aquí no torea de capa ni Dios”


Con estas palabras de Joaquin Vidal que compartía en mi cuenta personal de Twitter quiero iniciar las primeras líneas que me brinda este medio. 


Suertes y maneras como las mencionadas, entre otras que merecerían un aparte, son las que han ido suprimiendo los diestros, por siniestros. Las faenas de hotel y la silenciosa complicidad de los profesionales ante tal vacío, no están haciendo más que privarnos de ese porcentaje de expresivismo y maestría que completan el arte de la tauromaquia y le otorgan tal categoría. 


¡Pasen y pónganse cómodos! Eso deben pensar algunos desde su asiento del  tendido en más de una ocasión al inicio del paseíllo. Porque en eso se han transformado las faenas, en estar cómodo ante la cara del toro. Ingenio, picaresca, vértigo, emoción y torería son conceptos que van quedando atrás. Comodidad, ese si es nuevo. Ligado a la linealidad del escalafón, como un corazón sin pulso, han conseguido que todos los profesionales se sitúen en la meseta del toreo. La cima ya no existe; o no quieren que exista. No vaya a ser que alguno pueda alcanzarla. 


@BlazquezAG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344