Fría tarde en Valencia que se agravó tras la cogida a Enrique Ponce.

FLas corridas mixtas están entrando en las grandes ferias y como ejemplo mas reciente de ello es el cartel que había anunciado hoy en el coso valenciano. Las empresas han tratado de imponernos este tipo de festejos haciéndonos creer que tienen suficiente tirón en el público, pero la realidad es bien distinta y los vacíos en grandes zonas de la plaza no pueden ocultarse ante los ojos de nadie.

Ternos de estreno los lucidos por Enrique Ponce y Toñete, el del primero en homenaje a su tierra de Valencia.

Como sobresaliente actuó Víctor Manuel Blázquez.

Sin hacer mucho caso al caballo salió “Botinero” y se llevó el correspondiente rejón de castigo. Nazarí, la estrella más veterana de la cuadra de Diego Ventura, encandiló al público llevando al toro pegado a la grupa por toda la plaza. Toro pegajoso, flojo y de embestida cambiante al que el rejoneador exprimió al máximo con quiebros espectaculares a lomos de Lío. Con Remate, caballo de confianza para el último tercio, cerró faena Diego Ventura tras varios pinchazos y dos golpes de descabello que deslucieron una faena que nunca llegó a romper.

El segundo astado de rejones recibió doble castigo. Concentró Ventura su faena a lomos de Sueño, dejándose llegar al toro para ponerle un notable par y recurriendo después a la clase de Nazarí para tratar de levantar una faena con tendencia lineal. Seguido de un par a dos manos sin cabezada a lomos de Dólar, consiguió que el público se levantara de los tendidos. Toro con nobleza, pero soso y sin gran fondo. Sacando agua de la noria entró a matar, pinchó y tras ello enterró el rejón, necesitando de un golpe de descabello para poner fin a la faena. Oreja para Diego Ventura en una tarde en la que se le vio frío, sin dar muestra de aquel rejoneador que estamos acostumbrados a ver en los últimos años.

Recibió Enrique Ponce el primero de la lidia a pie, marcado con el hierro de Olga Jiménez, al que recibió con gran lucidez. Tras los dos deslucidos envites al caballo, inició Toñete su tarde en Valencia realizando un quite por chicuelinas que resultaron muy atropelladas. Comenzó la faena a un toro cogido con pinzas, con pases por abajo seguidos de tandas por ambos pitones en las que consiguió templar algún muletazo. De nuevo, le faltó al de Chiva pisar los terrenos cercanos al toro en una faena marcada por un toreo despegado de principio a fin. Estocada entera que hizo que paseara la primera oreja de la tarde.

Su segundo, con recorrido y humillando, pero sin demasiada clase. Intrascendente encuentro con el caballo en el que ni siquiera se colocó el toro en suerte. Las cosas bien hechas, bien parecen y los veteranos deben dar ejemplo a los que vienen por detrás. En un pase de pecho al final de la faena, sufrió una voltereta muy aparatosa en la que volvió a lesionarse la rodilla izquierda y propiciándole el toro además una cornada en la parte posterior del muslo. Toñete puso el punto y final al último toro de Ponce.

La corrida titular fue remendada con un toro con el hierro de Parladé que salió en tercer lugar y que correspondía en suerte a Toñete. Con dispuesto se presentó el novel matador de toros pero dejó patente su falta de oficio. El arrimón final hizo que la plaza despertará del letargo que dominaba la tarde. Varias veces fueron las que el toro se topó con los trastos del matador, dejando escasos muletazos limpios. Estocada muy defectuosa en la que recibió un golpe a la altura de la clavícula. Entrando a matar con la verdad por derecho finalizo con su primer toro.

En el sexto, ya con la plaza muy fría, no encontró Toñete las teclas para levantar la faena. No veríamos de nuevo una estocada como la de su primer toro, atascándose con el acero y finalizando su comparecencia en la plaza valenciana

Ficha del festejo:

Toros de Los Espartales (1º y 4º), para rejones, y Olga Jiménez (2º, 5º y 6º) y Parladé (3º), para la lidia a pie.

Diego Ventura, silencio y oreja.

Enrique Ponce, oreja y herido.

Toñete, silencio, silencio tras aviso en el que mató por Ponce y silencio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669