Herrera del Duque | Tomás Rufo, el novillero castellano con excelsas cualidades que sigue ilusionando

Por Noelia Crespo | Fotografía de Jesús Sánchez – ANFT.

Pendientes del cielo, la lluvia hizo acto de presencia con fuerza en los instantes previos a la novillada obligando a retrasar el inicio de la misma. El toledano Tomás Rufo demostró las grandiosas cualidades que atesora firmando una tarde muy completa en vistas a dar un paso más hacia el escalafón superior. Rafael González resultó el triunfador númerico en una tarde variada y completa por parte de los astados de Algarra.

Con la lluvia como protagonista, sin cesar y con el ruedo poco adecuado comenzó el festejo gracias a las ganas desmesuradas por torear esta tarde. Abrió el novillero madrileño Rafael González con la capa, lanceando de rodillas a “Lentejito – 34”. De pie y con la figura vertical recetó varias verónicas variando por chicuelinas ante un novillo repetidor. Protestó y se durmió en el puyazo trasero y arriba de Héctor Vicente el pupilo de Dña. Aurora Algarra. Volvió a demostrar su facilidad con el capote tras unas ajustadas gaoneras. Comenzó su trasteo muleteril de manera habilidosa pasaportando al novillo por la espalda con la mano izquierda en el momento que iba a brindar. Siguió por el pitón derecho, ligando tandas mientras buscaba bajarle la mano y llevarlo con profundidad aprovechando la humillación y clase. Estuvo asentado y firme, fiel a su concepto, elaborando una faena fría de poco contenido. Basó su faena en llevar cosido al astado de La Capitana, finalizó metiéndose en los terrenos del animal y con unas manoletinas de cierre. Lo mejor, la estocada entera certera. Oreja.

En tercer lugar salió al ruedo “Olivito – 26”, un burraco de bella estampa al que no logró saludar de manera lucida Rafael González con el capote. Tras defenderse y protestar en su paso por el caballo y completar un tercio de banderillas sin mucha trascendencia, inició con la franela ligando en redondo de pie y de hinojos en los medios, llevando cosido en la muleta al astado de Almadén de la Plata. Las cualidades del novillo fueron extraordinarias, derrochando humillación, clase y prontitud, un punto rajado, al que no le sipo estructurar la labor el novillero madrileño. Recursos de cara a la galería, ebullidor y para calentar al aficionado, planteando una faena falta de toreo y compostura. En las cercanias sufrió una cogida a la altura del gemelo que no le impidió continuar la lidia. Estocada entera sin puntilla. Dos orejas.

Con el cielo más despejado, a la verónica con cadencia y templanza recibió a “Campeón – 84”, manejando con soltura su lacio capote rematando con dos medias llenas de gusto. Al relance y apenas picado, quitó con suavidad Tomás Rufo al astado del peto. Clase y humillación eran algunas de las virtudes que presentaba el astado sevillano con el que destacó Fernando Sánchez con los palos. Inició su trasteo de muleta de rodillas en el tercio toreando con firmeza y solvencia. Con la mano derecha y de manera inteligente, le dio tiempo en los primeros pasajes de la tanda para afianzar al astado, para después ligarle los muletazos aprovechando las virtudes del animal, llevandolo cosido con profundidad mientras le bajaba la mano. Ganandole el paso, dejándole la muleta puesta firmó naturales puros y con mucho temple. Erguido y a pies juntos siguió con la mano izquierda transmitiendo gusto y personalidad en una faena llena de sutileza y disposición. Varió en las cercanías, alternando con circulares y luquesinas ante un novillo venido a menos. Se terminó rajando tras una larga faena del de Pepino. Estocada caída y oreja.

Rabioso – 66” cerró el festejo en Herrera del Duque. Otro burraco de bella estampa al que lanceó con el percal echándole los vuelos con templanza y naturalidad a la verónica. Tras el buen puyazo de Manuel Sayago, comenzó con la muleta doblandose para salirse con él hacia fuera. Asentado de zapatillas, inició toreando por derecho vertical, relajado y encajado, ligando en redondo con temple y gusto componiendo la figura de manera extraordinaria. Pulseando la embestida al natural y echándole los vuelos para llevarlo hasta el final con profundidad, se enroscó al pupilo de Dña. Aurora en la cadera con mucho gusto y empaque, dejando detalles de mucha pureza y personalidad. Con la mano derecha y continuando erguido, estructuró con inteligencia una faena que caló en el tendido por su clasicismo y toreo castellano. Finalizó por bernardinas y enterró un estoque trasero tras pinchazo. Oreja.

FICHA DEL FESTEJO.

Sábado 14 de noviembre de 2020. Novillada de la Gira de Reconstrucción en Herrera del Duque (Badajoz).

Novillos de Luis Algarra, bien presentados y de juego bastante completo. Tuvieron como virtudes la humillación, movilidad, clase y prontitud, aunque terminaron con ganas de rajarse.

  • Rafael González (de gris plomo y plata). Oreja y dos orejas.
  • Tomás Rufo (de verde botella y oro). Oreja y oreja.

Detalles.

  • La novillada que se aplazó de Fuengirola a Herrera del Duque por temas sanitarios, comenzó con retraso por la climatología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4673