Ir a los toros, un privilegio para la clase pudiente

Por Noelia Crespo

La presentación de la supuestamente primera feria de categoría en España no solo ha levantado controversia por los carteles presentados, que también, sino que a raíz de la publicación de los precios de las Fallas 2022 ha provocado una oleada de criticas sobre la posibilidad del aficionado para acudir a un solo festejo.

El Covid – 19 sigue dejando su huella en el toreo, así como en el resto de sectores de la sociedad, pero, ¿realmente todo se debe al Covid – 19 como nos quieren hacer creer? Bajan los festejos, pero siguen subiendo los precios. Un verdadero abuso del cliente y/o aficionado que sostiene la fiesta pasando por taquilla tarde tras tarde.

Y es que tras analizar la comparativa de precios de la última feria a la que pronto se vivirá en la ciudad del Turia, el futuro de la tauromaquia no está asegurado. Con esas cantidades no muestran ni dan facilidad alguna para fomentar la fiesta entre los más jóvenes. ¿Cómo pueden, por ejemplo, pretender que por una novillada sin picadores el público pague un 30% más que en el 2020?

Los toros se están volviendo un espectáculo para personas excepcionalmente privilegiadas. Veremos como responde finalmente el aficionado ante unos precios de primera para una feria de segunda.

Fuente: Twitter