Jordi Pérez “El Niño de las Monjas”, joven novillero con la ilusión de ser torero

Por Noelia Crespo

Una parte del futuro de la fiesta está en las manos de los novilleros, quienes en unos cuantos años aspirarán a ser la nueva generación de toreros del momento. Hoy hemos tenido la oportunidad de poder conversar largo y tendido con un novillero sin picadores de la Escuela Taurina de Valencia. Él se llama Jordi Pérez, aunque quizás también algunos le conozcan más como “El Niño de las Monjas”. Joven novillero a quién no siempre la vida le sonrió en su momento, pero supo encontrar en brazos de las madres del Hogar San José de la Montaña una nueva casa y familia. Entre hábitos y rezos le nació su pasión por los toros, y a día de hoy sigue con ilusión y esfuerzo su camino por llegar a algo en este mundo, como bien nos contará a continuación.

Con él pasamos un rato sincero y agradable, viendo las ganas de a quién todavía le quedan muchos pasos por andar, pero quién no tiene prisa para darlos. Conozcan un poco más a Jordi Pérez.

[P] Buenas Jordi. En primer lugar y aunque imagino que esta pregunta te la hayan hecho en repetidas ocasiones, ¿cómo nos contarías tus años de infancia? ¿Cómo crees que le puede afectar a un niño tan joven una situación como la tuya de ser recogido por unos asistentes sociales y entrar en un convento?

[R] Bueno la verdad que ese primer momento fue un poco de incertidumbre. El llegar aquí tanto mis hermanos como yo tras habernos ido de nuestra casa pues nos daba pena y tristeza, pero a la vez nos producía alegría el salir del pueblo y la gran acogida con tanto cariño que nos hicieron las monjas. Fue un momento también gratificante y del que estamos muy agradecidos por cómo fue todo.

[P] Además al llegar al Hogar San José de la Montaña imagino que notarías esa sensación de serenidad y disciplina por parte de las monjas. ¿Cómo nos describirías esa primera impresión al pisar el convento? ¿Sigues actualmente residiendo allí?

[R] La verdad que cuando llegamos nos estaba esperando en la puerta la Madre Elisa y sinceramente, fue un momento bastante impactante el ver a una madre vestida con su hábito. Nos impresionó y en mi caso, me asustó, aunque supongo que a mis hermanos les sucediera algo parecido. Después ya cuando la vimos más y nos empezó a hablar, nos dimos cuenta de que era un trozo de pan de mujer y fue también muy bonito al final ese momento.

Y sí, actualmente todavía resido allí con mis hermanos. Somos tres hermanos aquí, estamos mi hermana la mayor, mi hermano el más pequeño y yo que soy el mediano.

[P] En relación a lo que hablábamos, imagino y se nota, que tras todo este tiempo que ha pasado desde que entraste en el convento, sientas que las madres son como tu familia junto con tus hermanos y tu tutor. Un gran cambio en tu vida, pero ¿sigues manteniendo el contacto con tus familiares?

[R] Sí sí por supuesto. Con varios tíos de mi pueblo si que sigo manteniendo una muy buena relación. Además desde que falleció mi padre hace un año exactamente, la vinculación con un tío especial pues la verdad que ha aumentado mucho.

[P] Y ya centrándonos más en el tema taurino, nos gustaría saber, ¿cómo te surge esa afición por querer llegar a ser torero?

[R] La afición en primer lugar me surge por mi tutor Fran, quien me ejerce además de mozo de espadas. Como yo estaba aquí viviendo, empecé a ir a su casa, la cual ya considero como mía también porque me han acogido como uno más de la familia. Ahí se puede decir que empezó todo lo relacionado a mi vinculación con el mundo del toro, porque si aunque yo en el pueblo había visto alguna res, el toreo de verdad lo conocí cuando llegué a casa de Fran. Empezamos a ver las corridas juntos y él me fue metiendo poco a poco el gusanillo de este bonito mundo.

[P] Además bien es sabido que la Madre Elisa te apuntó a rugby con la idea de ver si se te olvidaba el querer ser torero. ¿Fue en ese momento en el que de verdad te diste cuenta que los toros eran tu verdadera pasión?

(Risas) Bueno sí, la verdad que yo siempre quise apuntarme a la escuela taurina antes que hacer rugby, pero a las madres pues esa idea no les acababa de convencer. Estuvieron hablando con Fran incluso para ver si se me quitaba la idea de la cabeza y pues imagínate, ellas que quieren siempre lo mejor para sus niños, me acabaron apuntando a rugby para ver si me acababa gustando más y se me iba el pensamiento de los toros. Estuve yendo un par de semanas y al final dije que yo no quería seguir yendo a rugby, sino que lo que de verdad quería era que me apuntaran a la escuela taurina. Y ya al final pues se empezó a mover la Madre Elisa para comprar cosas y desde entonces pues ahí estoy en el camino.

[P] Hablando de las monjas y viendo todo el cariño que les profesas, me gustaría preguntarte, ¿cómo llevan ellas el que quieras ser torero? ¿Les gusta ir a verte? ¿Y tus hermanos cómo lo viven?

[R] Aquí en la congregación la verdad es que hay de todo. Hay quienes están a favor y quienes están en contra, pero lo más bonito es que lo respetan que eso es fundamental y me apoyan mucho, me dan el cariño aunque no les guste la fiesta, y es algo que a mi también me sorprende el ver como toda una congregación reza tanto por mí. Todos los días y a todas horas están rezando por mí, así que por rezos no será. (risas)

Y en relación a mis hermanos siempre que pueden se intentan escapar a la novillada que sea. Mi hermana estuvo en Sevilla junto a la Madre Elisa y otro grupo de madres como la Madre Paloma, que es la general aquí de la congregación, junto con su hermana Elvira y su sobrino quien también quiere ser torero, ellos también estuvieron ese día allí apoyándome. Además tengo también otra hermana que vive en el pueblo que es la mayor de todos, que también en cuanto puede se escapa a verme a alguna novillada, por ejemplo estuvo aquí en Valencia, y es una gran apasionada de verme torear. Sinceramente la verdad es que lo que no me falta nunca es el cariño de los más cercanos.

Las religiosas del Hogar de San José de la Montaña arroparon a su torero protegido ‘El Niño de las Monjas’ en Sevilla.

[P] ¿Cómo te sentiste en ese momento en el que llegaste a apuntarte a la Escuela Taurina de Valencia? ¿Cómo nos contarías esos inicios en tu carrera por llegar a cumplir tu sueño y que puedes decir que te ha aportado la Escuela?

[R] Los inicios en la escuela fueron la verdad un poco raros y extraños, sobre todo los primeros días, porque para mí el poder llegar a la escuela taurina ha sido muy diferente a lo que puede ser el día a día de muchos otros chavales del colegio. Allí nos enseñan una educación y una disciplina que en la calle de normal tú no la sueles encontrar y eso fue lo que me pasó el primer día que llegué, fue todo impactante para mí. Yo que encima era muy tímido y me costaba pues coger un capote, me daba vergüenza un poco que se pudieran reír de mi. Pero poco a poco gracias a los maestros Víctor y Juan Carlos que han tenido y tuvieron tanta paciencia conmigo, me ha resultado muy gratificante contar con todo su apoyo en estos primeros pasos. Ellos te enseñan lo que te tienen que enseñar para poder funcionar, los conceptos y nociones fundamentales, pero lo demás lo tienes ya que poner tú, el sentimiento, el alma, la torería que al fin y al cabo es lo que diferencia a unos y a otros.

[P] Imagino además que para entrar en este mundo te fijarías en algún referente para ti del toreo. ¿Cuáles han sido tus referentes en tus inicios y cuáles son los más actuales?

[R] En mis inicios la verdad que tenía los mismos referentes que sigo teniendo ahora. Me gusta mucho el maestro Alejandro Talavante ya que para mi es uno de los espejos fundamentales del toreo. También me gusta mucho el gusto, empaque y torería que tiene el maestro José Mari Manzanares, sobre todo en la profundidad de los muletazos que es algo que pienso que llena mucho y es por ello que me fijo tanto también en toreros antiguos.

[P] Además como curiosidad siempre que eres anunciado en algún cartel no siempre lo hacen de la misma manera, es por ello que me gustaría saber, ¿cómo te gusta más que se te mencione en los carteles: Jordi Pérez, El Niño de las Monjas o con ambos?

[R] Bueno pues un poco me gustaría con los dos. Con El Niño de las Monjas me identifico mucho, pero también creo que el nombre debe ser completo por tanto yo creo que Jordi Pérez “El Niño de las Monjas”, que aunque sea algo largo, es algo que me encanta llevar porque me siento muy orgulloso de ese sobrenombre y me gustaría dejar el sitio bien alto con él.

[P] ¿Y tu día a día, cómo es la preparación que realizas tanto física como mental? ¿Compaginas tu carrera de novillero con los estudios imagino no?

[R] Bueno ahora mismo estamos de verano y el colegio lo hemos dejado aparte, por ello estamos intentando disfrutar al máximo y seguir aprendiendo mientras toreamos. Mi día a día consiste básicamente en que por la mañana me levanto temprano y voy a la E.T. de Valencia, y allí estamos entrenando, y por la tarde solemos entrenar también casi todos los días, ya que la cuestión es no parar ya que hay que estar listo para cuando salga el toro, ya que en ese momento él no entiende de quién eres ni nada, tan solo quiere que le pongas la muleta y le pegues veinte muletazos, y claro hay que dárselos y para ello hay que estar muy preparado tanto física como mentalmente.

[P] Todos sabemos cómo está el sistema actualmente y lo complicado que puede ser a veces entrar en carteles. Además en los últimos años están faltando novilleros que generen ilusión entre el aficionado, es por ello que ¿qué cree Jordi Pérez que le diferencia del resto de novilleros actuales? ¿Crees que cada vez es más complicado llegar a algo en este mundo?

[R] Bueno… (risas). La verdad que con esta pregunta me has ido un poco a pillar porque no me gusta en general hablar de mi. Creo que es algo que se irá viendo día a día, y que quién crea y quiera que yo puedo tener algo, irá a la plaza a verme y serán ellos quienes salgan hablando de la plaza de mi. Uno mismo no nos debemos juzgar en ese sentido, sino que pienso que es de verdad el aficionado que paga la entrada quien tiene ese poder que hablar y opinar de nosotros. Nosotros lo que tenemos que hacer es prepararnos lo mejor posible física y mentalmente, torear y evolucionar, intentar ser distintos al resto y lo demás ya que juzgue el aficionado. 

Y en relación con el sistema, si que es cierto que está difícil, pero tampoco imposible. Cuando sale un novillero o torero arreando de verdad, es el que al final se acaba comiendo el trozo más grande de tarta como quien dice. Esto funciona así, el tío que corta dos orejas aquí y triunfa, y va a otro sitio y corta otras tantas, y sigue así en todos los demás lugares, pues es al final a quien van a llamar de todos lados. Esto por suerte o por desgracia según se mire, funciona así, porque sino también esto se convertiría en algo en el que todos o cualquiera acabaría siendo torero, y en verdad son muchos los llamados, pero pocos los elegidos.

[P] De momento esta temporada has pisado plazas importantes como Sevilla, Villaseca de la Sagra o Alicante, ¿qué tal se está desarrollando la temporada hasta el día de hoy y cómo la valoras?

[R] La temporada de momento está siendo bonita porque estamos evolucionando y aprendiendo que es en lo que consiste este camino. Pisar plazas tan importantes como esas pues te produce una gran satisfacción, pero también te genera una gran responsabilidad. Por ahora la temporada como que se está desarrollando bien, aunque podría ir mejor, ya que con la espada he estado muy mal, se me han escapado por ella triunfos importantes y es por ello que tengo que seguir entrenando sin parar. Ahora en las fechas que me quedan, la espada la tengo que mejorar mucho, afilarla bien y hacer mucho carro, no queda otra (risas), y también corregir al máximo todos los fallos que tenga con la muleta, el saber estar en la plaza, y todo lo que vaya viendo para perfeccionarlo todo.


Ovación tras aviso para ‘El Niño de las Monjas’ en el quinto de la noche en Sevilla

[P] Además ya te podemos ver también anunciado en nuevas plazas para las próximas fechas como Béziers, Peñaranda o Aldeadávila de la Ribera, estos dos últimos compromisos en la provincia de Salamanca. ¿Cómo afrontas tu debut de luces en una de las tierras más taurinas del país?

[R] En primer lugar lo afronto con mucha ilusión porque debutar en las tierras charras de la provincia me generan muchas ganas para que puedan verme y poder expresar mi toreo en una tierra tan bonita.

[P] Y en relación a la pregunta anterior, desde la Asociación Taurina de Aldeadávila me comentaron que te preguntara acerca de tu debut en su plaza en concreto. ¿Qué esperas de esa tarde en una plaza por la que han llegado a pasar toreros como El Viti, El Fandi, Antonio Ferrera, Juan del Álamo o Damián Castaño, entre otros?

[R] Uf, la verdad que me dices ahora todos esos nombres y me quedo casi sin palabras (risas). De momento como ya te he dicho estamos en el camino para seguir creciendo y mejorando, y porque no ojalá mi nombre también pueda incluirse ahí.

[P] Novillero actualmente sin picadores, pero ¿ya piensas en el debut con los del castoreño o de momento es algo que no te has planteado?

[R] Bueno pues no te voy a mentir en esto, y sinceramente es algo que está ahí. En mi día a día entrenando, vas pensando y te das cuenta de que en algún momento, algún día va a pasar por ahí un toro, y evidentemente es algo que se piensa. Pero bueno de momento estamos centrados en lo que estamos, siguiendo nuestra lucha particular y sin tener nada claro todavía, pero teniendolo en la mente.

[P] Un momento especial para todo aquel que quiere ser torero es el de vestirse de luces. ¿Qué sentiste la primera vez que te enfundaste tu primer vestido?

[R] Buah, la verdad que lo recuerdo a la perfección. Fue en Murcia hace dos años, y fue una tarde con muchos nervios como es normal. Salí muy atacado que recuerde, pero la verdad que el estar en el hotel, viendo como te vistes de torero con Fran, mi mozo de espadas, y Vicente, otro hombre que en lo que puede siempre me ayuda y me echa un cable con muletas y capotes, siempre que puede me llama para ir al campo, la verdad que fue un momento muy bonito. Tener a esas personas ahí contigo en ese momento, fue muy especial y la verdad que es algo difícil de olvidar. Además justamente la primera vez que maté un becerro también ocurrió exactamente lo mismo, estuvieron ellos dos conmigo y será un día que tampoco olvidaré.

Jordi Pérez en Valencia.

[P] Aunque imagino que es algo que no se te haya pasado por la cabeza todavía debido a la lejanía del momento, pero si tuvieras la oportunidad de diseñar tu alternativa, ¿qué plaza, toreros y ganadería te gustarían para ella?¿Por qué?

[R] Bueno la alternativa, uf la alternativa (risas). Bueno vamos paso a paso ya lo sabes, no lo veo muy lejos, pero tampoco lo veo muy cerca como es evidente. Primero vamos a pensar en el debut con caballos y luego ya pensaremos en esto, pero bueno puestos a soñar pues vamos a hacerlo a lo grande. Me encantaría que fuera por supuesto en mi plaza, en esa que todos los días estoy entrenando, en la que sueño con hacer el toreo y en la que imagino salir por la puerta grande. El cartel pues bueno con las máximas figuras que hay hoy día como pueden ser el maestro Roca Rey, Jose Mari Manzanares o por supuesto con un ya reaparecido Alejandro Talavante, el cual ha sido una pérdida muy grande este año y al que sin duda esperamos todos los aficionados con muchas ganas.

[P] Jordi para terminar me gustaría que me contarás, ¿cómo esperas que se desarrolle lo que resta de temporada?

[R] Sobre todo, espero que salgan las cosas como deseo que ocurran y para lo que uno entrena cada día. Que surjan detalles interesantes para los aficionados de mi parte, aunque las tardes no sean redondas ya que sin caballos es algo muy complicado que suceda. Espero que allá donde vaya vean mis ganas, mi ilusión de querer ser torero tanto con caballos como sin caballos, ya que el público está deseando que al menos los novilleros hoy día nos mostremos con el hambre por querer ser algo. También hay que tener paciencia, caminar sin prisa, pero sin pausa, porque las prisas no son buenas y todo llega en el momento que tiene que llegar.

[P] Muchas gracias Jordi en primer lugar por cedernos este tiempo para conocerte mejor. Se nota la ilusión y las ganas que tienes de ser alguien en esto, pero siempre con cabeza y las ideas claras, por ello espero que sigas en este camino muchos años más. En mi nombre y en el del portal te deseo la mayor de las suertes para todos los próximos compromisos que tengas y que puedan ser muchas plazas en las que te podamos seguir viendo.

[R] Ojalá que podáis seguir viéndome en muchos más sitios ya que para mi sería todo un gusto y un verdadero placer. Yo aquí seguiré con mi lucha cada día, entrenando y mejorando para que este camino sea lo más largo posible. Muchas gracias a ti Noelia y al portal por darme esta oportunidad de que la gente me pueda conocerme mejor. Nos veremos en las plazas seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212