José Tomás devuelve la ilusión.

Por Noelia Crespo.

Pocos, o ninguno hoy día, pueden generar la expectación que levanta un torero madrileño como el artista de Galapagar. El domingo por la tarde se formaba una auténtica revolución en el twittendido, todo por la idea de volver a ver a José Tomás en el agosto venteño. La verdad finalmente salió a la luz con Plaza 1 saliendo al quite para desmentir esas habladurías ilusionantes iniciadas por las redes sociales.

Lo cierto es que si tan sólo un rumor así es capaz de generar tal interés, esto da para pensar. Está claro que quién tuvo retuvo, y por eso el madrileño siempre está en el pensamiento del aficionado. José Tomás es capaz de llevar él solo a la gente a las plazas, y aunque no esté presente, no se haga ver o no quiera que se hable de él, siempre está en las mentes. Su esencia, única e incomparable, hace que cada plaza que pise se convierta en todo un lugar y una fecha marcados en rojo en el calendario, todo un acontecimiento y espectáculo de masas que levanta pasiones.

A cuenta gotas y con los dedos de una mano son las tardes que en los últimos años hemos visto al diestro en nuestro país. A pesar de esto, el público le espera cada día con más ganas, pasión e ilusión. De momento este año, la lotería le ha tocado a Granada, su empresario José María Garzón de nuevo, y tras el éxito rotundo de Algeciras el año pasado, ha logrado que una de sus plaza sea la privilegiada de ver torear al de Galapagar, eso sí, con un cartel para nada rematado a su altura. Aún así, ya mucha gente ha empezado a planear su viaje para el próximo 22 de junio al Corpus, todo por ver al maestro, no hacen falta más alicientes.

Y tras todo esto, a mi me da por seguir pensado, ¿quién no quisiera volver a ver de nuevo a José Tomás en las primeras ferias? ¿Quién no quisiera volver a verle competir con los que actualmente se hacen llamar figuras? Sinceramente creo que seríamos muchos, demasiados los partidarios de verle de nuevo en lo más alto de la competencia, todo por el bien de la fiesta.

Por el momento su destino será Granada, quien sabe si habrá más sorpresas o no durante el año, pero como dicen que la esperanza es lo último que se pierde, yo seguiré soñando con ver a José Tomás en las plazas y en mi plaza. La ilusión sigue viva.

Sígueme en Twitter @noeee_cp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212