La Feria de Santiago, en alquiler desde 11.000 euros al día

Por Adrián Blázquez

En un inesperado giro pero aprovechando la buena situación actual que atraviesa,  la Sociedad Plaza de Toros de Santander SA ha sacado a concurso el alquiler de la plaza de toros y la organización de su Feria de Santiago para la edición del presente año. En el pliego publicado por la entidad, se recoge de manera explícita que el arrendamiento del coso en favor del organizador tendrá como duración un mes. En dicho documento se apunta que quedarán excluidos de tal acuerdo los departamentos destinados a oficinas de la entidad, vivienda del conserje y museo taurino. Como ya hicimos con ferias como la ya desaparecida y pasada de la localidad madrileña de Ajalvir, en esta publicación vamos a desgranar los puntos más destacados de las bases del pliego de condiciones para el desarrollo de la Feria de Santiago.

Uno de los principales requisitos técnicos para optar a la plaza es haber gestionado una plaza de primera o segunda categoría durante al menos cuatro de los seis últimos años. Antes de meternos con los números, indicar que la Feria de Santiago estará compuesta de al menos siete festejos entre los días 24 de julio y 2 de agosto, siendo de obligado cumplimiento la celebración de una corrida el día 25 de julio. Los tipos de festejos a celebrar serán de cinco corridas de toros (pudiendo sustituir una de estas por un festejo mixto), una corrida de rejones y una novillada con picadores. Podrán darse más festejos dentro del mes arrendado si el organizador así lo desea.

Las propuestas de los carteles de la feria deberán ser presentadas durante la primera semana de junio del mismo año y la formación de estos deberá estar sujeta a los requisitos apuntados en el pliego publicado. Al menos diez de los matadores actuantes deberán estar dentro de los veinte primeros del escalafón europeo durante la temporada anterior y, en cuanto a los rejoneadores, uno de ellos deberá haber quedado entre los cuatro primeros. Para las ganaderías anunciadas también hay obligaciones, siendo necesario que al menos cinco de ellas hayan lidiado ocho corridas en plazas de primera o segunda categoría en los dos años inmediatamente anteriores. Así mismo, deberá reservarse un puesto en los carteles para el triunfador de la feria anterior; igualmente para la ganadería triunfadora.

Dejando para el final la cuestión de los números y a riesgo de parecer pretencioso por el titular que preceden estas líneas, desgranamos los números del contrato. El canon o renta del alquiler de la Plaza de Toros será de 60.000 euros por la mensualidad de 2020, pudiéndose mejorar dicha oferta. A este canon es necesario sumarle el coste diario que arroja el personal subrogado de la plaza y que la empresa deberá asumir. Con todo ello, sumando el canon equivalente por día de festejo y el coste diario de personal subrogado (2.701,93 euros), el solo hecho de abrir la Plaza de Toros de Santander tendrá un coste fijo diario de 11.273,36 euros. No era tan pretencioso. Con este nuevo modelo de gestión, ambas partes podrán acordar una prórroga de hasta tres años, debiendo quedar formalizada para cada uno de ellos durante el mes de diciembre anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344