La imposibilidad de una vuelta grande en Madrid

Por Blázquez del Coso

A falta de tres días para que arranque el primer festejo en forma de festival en la Plaza de Toros de Las Ventas, es imposible no acordarse de aquella frase que tanto escuchamos de mano de la empresa gestora y la propia Comunidad de Madrid. Nuestra vuelta será grande, que no es más que una verdad a medias con tintes de gran mentira. Grande no será ni para los que consigamos volver este domingo, porque tras meses sin pisar los tendidos, no estarán completos y quizás nunca mas lo vuelvan a estar.

En un festejo de varietés como el que está por venir, es difícil calibrar el impacto con el que la pandemia ha sacudido los tendidos y será extraño mirar a uno y otro lado sin ver esa cara conocida que durante años ha ocupado la localidad contigua a la tuya. Tiempo habrá para ello, claro está. En cambio, no todos volverán. La grandeza de la anunciada vuelta jamás podrá ser completa, por mucho que se empeñen. Asientos vacíos o con caras nuevas como reemplazo a los que ya no están con nosotros. Por mucho que acudas a otras plazas, a otras ciudades, entre otra gente, siempre se vuelve donde uno es feliz entre los suyos.

Son muchos los que por uno u otro motivo no acudirán el próximo domingo; restricciones en la movilidad, problemas sanitarios o colas virtuales eternas que nunca llegaron a su destino y a los que se echará de menos en el variopinto anillo venteño. Sin embargo, permitidme que dedique estas líneas a los que durante estos meses nos han dejado para siempre acelerando el proceso natural de la vida y que no volverán a su localidad, aunque su presencia continúe. Mi recuerdo para ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *