La subida de precio y la opacidad de la Comunidad de Madrid

Por Blázquez del Coso

Que la empresa de la Plaza de Toros de Las Ventas ha subido los precios de las entradas con la complicidad y opacidad de la Comunidad de Madrid es un hecho; tanto para los abonados como para los que no lo son. El chiste de la no obligatoriedad de adquirir el abono para renovarlo en el año próximo no es mas que la coartada para cubrir una clara subida que a efectos oficiales roza la ilegalidad. Vamos por partes, con unos sencillos números, que es lo que sabemos por aquí. ¡Ojo! Siempre con los documentos oficiales que, como sector público participante del contrato, son los que valen. Lo que no esté visible y se mantenga en el cajón, a la espera de adecuarlo a posteriori de cometer la infracción, es papel mojado.

Y es que a día de hoy el último documento firmado en relación al contrato de Gestión del servicio público de explotación de la Plaza de Toros de Las Ventas es el de la prórroga concedida sobre el periodo inicial. Desde ese 29 de enero de 2020 no hay nada nuevo y todo antes de la pandemia. Como todo lo que tiene influencia sobre la plaza, cualquier acuerdo o modificación de un contrato debe publicarse en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). Este procedimiento ha seguido lo firmado a 23 de abril de 2021 por el que se acuerda la autorización de ocupación temporal de la Plaza de Toros de las Ventas de Madrid a favor de la Fundación del Toro de Lidia, para la celebración de un festejo taurino benéfico el 2 de mayo de 2021 y el convenio entre la Comunidad de Madrid y la Fundación de Toro de Lidia, para la puesta en marcha de la Fiesta del Toro de la Comunidad de Madrid, durante los años 2021 y 2022 a 14 de mayo de 2021. Además de estos dos últimos, no hay más documentos. Empecemos con los números y una localidad de sol en barrera como ejemplo.

Sobre el precio de las localidades para el público en general, el contrato lo dice muy claro: el adjudicatario tendrá absoluta libertad de precios a la baja sobre los precios fijados en el Anexo I, para todos los festejos que se organicen a lo largo de la temporada, para venta de localidades al público en general. ¿Y que dice el Anexo I? En la localidad tomada como ejemplo 60,70€ euros para las corridas y 33,20€ para las novilladas. Está claro que los 71,90€ y los 39,30 están por encima del máximo fijado. Y en cuanto al abonado, ¿qué pasa?

En un titular he leído algo sobre un 20% para abonados que ni me he molestado en abrir. Es palabrería barata que solo afecta a los Titulares de Tarjetas de Abono de Temporada y extrapolable al abonado al uso, del que dice lo siguiente en las localidades de la temporada taurina ordinaria: reducción del 10% sobre los precios fijados por el adjudicatario para el público en general, para el festejo de que se trate. Esto lo cumplen, dirán algunos. Pues tampoco. Solo y solo si, se cumple en base a los precios de las localidades al público en general establecido para la Feria de Otoño de 2021. El abonado debería pagar, en base a los últimos precios, un máximo de 164,79€ y va a tenerlo por 159,20€. Aquí está la trampa. El precio de las entradas generales marca el precio para el abonado, que como un juego de trileros aprecia un descuento aplicado.

Para concluir, el abonado de una barrera de sol está pagando 20,00€ más por un paquete de dos corridas y una novillada. El precio máximo que marca el pliego para las entradas de público general es de 154,60€, que arroja un importe de 139,14€ para el abonado. Aquí, un resumen:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *