La verdad del toreo

Toropoderoso FM. STREAMING.

Síguenos

La verdad viva del toreo, es decir, la cara y la cruz de esta bella fiesta la vivió en primera persona en la tarde de hoy en Valdemorillo el joven novillero madrileño Rafael González, quien pese a cortar tres orejas, no pudo disfrutar de su triunfo debido a un percance del cual tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

La novillada de Hato Blanco (Los Guateles), bien presentada, resultó diversa en el comportamiento, tres novillos se dejaron y permitieron el buen juego y tres nada. La terna: Daniel García Navarrete, Rafael Gónzalez y Marcos.

Rafael González se convirtió en la auténtica sorpresa de la tarde al torear al mejor lote de los de Hato Blanco. Vio la cara y la cruz de este bello arte, pues fue cogido en dos ocasiones, en sus dos novillos, resultando prendido en el segundo y necesitando intervención quirúrgica.

En su primero, mostró toda la gran variedad que posee en su concepto de tauromaquia, pues con temple y con torería ligó una faena de mérito y de calado en los tendidos. Ya con el capote en manos mostró el toreo que le gusta, recibiendo al novillo con una larga cambiada de rodillas en el tercio. Prosiguió el saludo de  capote llevándole al novillo con lances a la verónica. En la muleta se mostró muy en novillero, por ambas manos dejó series ligadas y buscando el toreo en redondo. Cabe descartar una serie de naturales con la izquierda. Lo más feo, la cogida que sufría en el primer novillo. Pero se levantó como un valiente y siguió para terminar dejando una estocada entera que le premió con las dos orejas.

En su segundo, mostró dolores de su anterior cogida, pero su ilusión no pudo con ese dolor y volvió a conquistar a los tendidos de Valdemorillo. Comenzó la faena con un novillo enfrente que humillaba a media altura, pero le dijo al novillo: “ayúdame, necesito triunfar”, y así fue, el novillo y él se pusieron de acuerdo y volvió a dejar otra faena de autentico poder y conexión con la afición. Al compás de la música y su arte, el taurino, demostró que quiere llegar lejos dejando nuevamente series con la derecha, ligadas y terminando estas con el de pecho. La tragedia volvió a sacudirle, fue cogido nuevamente y prendido a la altura del gemelo. Su subalterno rápidamente se quitaba el corbatín y realizó el torniquete para que pudiera seguir con la lidia. Dejo una estocada autentica y nuevo premio, una oreja. Premio que no pudo disfrutar al no poder salir a hombros de “La Candelaria”. 

Marcos, tuvo una de cal y una de arena. En su primero mostró un buen concepto desde el capote toreando a la verónica y terminando dicho saludo con una revolera. De rodillas clavado en el albero citó al astado desde lejos, dejando un pase cambiado por la espalda y en la repetición fue prendido, afortunadamente sin herida. Se levantó y toreó al novillo hasta exprimirlo al máximo, dejando toques de atención y un toreo puro con la derecha. Una buena estocada terminaba la faena que resultaba premiada con una oreja. 

En el segundo, corría mala suerte, novillo brusco que no le permitió absolutamente nada, mas que abreviar y dar muerte al astado. 

La peor de las suertes le tocó a Daniel García Navarrete, su lote al completo no sirvió, no se dejó y resultó imposible. En ambos se mostró con disposición, ganas y querer, pero nada, no pudo más que abreviar y matar. 

Detalles: 

  • Brindó a dos amigos Rafael González su segundo novillo. 

Ficha del festejo: 

  • Valdemorillo. 4 de febrero de 2019. Primera de feria de San Blas 2019. Novillada con picadores de Hato Blanco (Guateles), bien presentados y destacados Segundo, tercero y quinto que fueron ovacionados en el arrastre. 
  • García Navarrete, silencio tras aviso y silencio. 
  • Rafael González, dos orejas y oreja con petición de la segunda. 
  • Marcos, oreja y silencio. 

Parte Médico:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*