Lea Vicens y Guillermo Hermoso triunfan abriendo la última puerta grande en Salamanca

«La entrega de Guillermo y la disposición de Lea cierran la feria de Salamanca por la puerta grande. Ambos cortaron dos orejas a un buen encierro de Sánchez y Sánchez en el que Pablo se marchó de vacío por el mal uso del rejón»

Por Noelia Crespo (@noeee_cp)

La Glorieta cerró un año más sus puertas pasadas las ocho de la tarde mientras Lea y Guillermo tocaban el cielo salmantino. La gente abandonaba apresurada sus localidades camino de la puerta grande, la última de la feria. Como viene siendo tradición por el día de San Mateo, Salamanca finalizó su feria 2019 con la clásica corrida del arte del rejoneo. Sexto y último festejo de la Virgen de la Vega, en una tarde desapacible, con llovizna y ventosa. De nuevo pisaron el coso salmantino el pack de tres que acuden a todas las plazas que gestiona Chopera. Sota, caballo y rey, o lo que es lo mismo, Pablo Hermoso, Lea Vicens y Guillermo Hermoso. Muchos años quedan en la capital charra de presenciar este cartel de rejones sin ningún interés ni atractivo. Y es que sigue siendo incomprensible que en Salamanca no vengan toreros a caballo como Diego Ventura, Sergio Galán o Leonardo Hernández. Siempre lo mismo, sin ninguna novedad, un auténtico espectáculo repetitivo del que el público charro cada vez está más harto y aburrido.

Pablo Hermoso de Mendoza comenzó su tarde intentando sujetar y fijar a un primer toro suelto y distraído a lomos de Alquimista. Con él dejaría un rejón de castigo trasero con un toro que apretaba en su embestida. La cota más alta de la faena llegó a lomos de Berlín, dejándose llegar el toro al caballo, ajustando y apurando en las distancias. Arriesgó por momentos ante un toro con bravura, tranco y fijeza al que logró Pablo colocar banderillas en lo alto conectando mucho con los tendidos. Con Janucá no se mantuvo el nivel de la faena, dejando pasajes sin eco ni lucimiento. Final de faena con Corsario, dejando varias banderillas cortas y alardes finales llenos de toda su experiencia y veteranía. Mataría de un medio rejonazo costillero y trasero. Ovación para el toro y palmas para Pablo que prefirió, con acierto, recoger desde el callejón.

El cuarto de salida se recorrió la plaza en múltiples vueltas sin que nadie se metiera con él para frenarlo. Pablo le esperó en los medios a lomos de Jíbaro con el que clavó dos rejones de castigo de desigual colocación. De nuevo los mejores pasajes llegaron sobre Berlín, dejando banderillas ajustadas, cuadrando en la cara de un astado con fijeza, pero frenado. Con Janucá la labor no cogió vuelo, así que tras dejar algún palo, sacó a Corsario para finalizar la faena. Banderillas cortas arriba para terminar una faena sin continuidad ni conexión en los tendidos. Se apagó Hermoso quien además se atascó de nuevo con un mal uso de los aceros. Varios pinchazos, un rejón y descabello.

La francesa Lea Vicens comenzó una nueva tarde en Salamanca a lomos de Bach, sobre el que logró dejar dos rejones de castigo muy traseros, de igual colocación, llegando a oírse el sonido de choque de uno con otro cuando colocó el segundo. A lomos de Bético comenzó el segundo tercio, más prudente en las distancias, citando de largo a un toro más parado y de menor recorrido. Alternando quiebros y movimientos para lucirse, colocó varios palos de diferente colocación. Cambiaría para rematar con Diluvio este tercio en el que tenía que buscar y arrimarse mucho al astado para sacarle lo que no tenía. Se lució en un final colocando banderillas cortas ajustadas, apurando y ajustando en la testuz del animal, esperándolo y dándole tiempo. Varios pinchazos dejaría a lomos de Espontáneo, para después enterrar un rejón entero y un mal uso del verduguillo.

“No hay quinto malo”, eso debió pensar la rejoneadora tras salir por chiqueros “Zapatero III”, un Zapatero más de todos los reseñados para esta tarde. Lo paró toreando y recortando sobre Bach en cercanías, dejando dos rejones de castigo de mejor colocación que en su primero. A lomos de Gacela llegaron los momentos de mayor belleza y conexión con el tendido. Con las enormes y extensas banderillas de las que dispone la francesa, colocó banderillas al quiebro, gustándose mientras llevaba cosida la embestida del animal pegada a tablas. Le faltó ajuste y colocación, pero fue el clavar un par vistoso al violín a lomos de Bético lo que elevó el tono de la faena. Finalizó este tercio con Bazuka, mostrando su buena cuadra y con el que dejó bellos movimientos artísticos con el caballo. Labor al alza sin rotundidad con un público entregado a Lea, quien remató faena sobre Jazmín con varios palos de banderillas cortas. Mató de un rejonazo fulminante con Espontáneo y dos orejas como premio. Vuelta excesiva para el toro.

Guillermo Hermoso regresó a Salamanca esta vez ya tras haber tomado la alternativa en Sevilla este año. El hijo de Hermoso empezó dispuesto y con ganas, intentando fijar y sujetar a un toro suelto, despistado y algo rajado. Inicio costoso a lomos de Jíbaro para colocar un rejón de castigo arriba, con susto incluido tras casi caer del caballo. Toreó en diferentes distancias, dejando varios palos sobre Brindis, pero los mejores momentos llegaron a lomos de Donatelli. Con él se lució, elevándolo sobre las dos patas en varias ocasiones, para después colocar sendas banderillas de buena colocación en la contraquerencia, citando de largo con acierto. Llegó mucho a los tendidos la labor de Guillermo, quien a base de disposición logró colocar varias banderillas cortas a lomos de Pirata a un toro más parado y costoso. Par a dos manos muy lucido, calando con un ole rotundo en los tendidos. Tres pinchazos, rompiendo un rejón, y posterior bajonazo le hicieron perder el trofeo.

A lomos de Manizales comenzó su faena al sexto de la tarde al que logró fijar en los medios, en cercanías, clavandole dos rejones de castigo en lo alto. Con Disparate dejaría banderillas más ajustadas, midiendo de tú a tu al astado y gustándose en las proximidades del animal. Toro con codicia y movilidad al que toreó dejando quiebros de gran calado. Sobre Arsenio dejó en la querencia y de largo, banderillas aguantandole mucho y apurando, para después seguir con Pirata con el que cerró el tercio tras varias banderillas cortas. Estuvo muy animoso, voluntarioso y entregado Guillermo, quien logró elevar la intensidad de la faena tras colocar un par a dos manos muy lucido. Rejonazo entero en lo alto que fulminó al de Sánchez y Sánchez. Dos orejas como premio para acompañar a Lea. El alumno, volvió un año más en Salamanca, a superar al maestro.

Ficha del festejo.

Sábado 21 de septiembre de 2019.

Plaza de toros La Glorieta de Salamanca. Tradicional corrida de rejones por el día de San Mateo. Feria Virgen de la Vega. 6ª y última de feria.

Toros de Hros. Ángel Sánchez y Sánchez, parejos de presentación, de juego desigual. Algunos de hechuras anovilladas, destacaron el 1° por su tranco y fijeza, el 5° por su prontitud, nobleza y movilidad, fue premiado con la vuelta al ruedo y el 6° por su codicia.

  • Pablo Hermoso de Mendoza. Palmas y silencio.
  • Lea Vicens. Silencio y dos orejas.
  • Guillermo Hermoso de Mendoza. Silencio y dos orejas.

Entrada. Media plaza en una tarde desapacible, nublada, con llovizna por momentos, ventosa y fresca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344