Los autobuses otorgan los premios en una novillada soporífera

Por Adrián Blázquez

Penúltima novillada antes del ciclo de San Isidro con reses de Gabriel Rojas. Hacían su presentación en la plaza de Madrid los novilleros Juan Carlos Benitez y Cristian Perez, que junto a Adrián Heche completaban la terna anunciada en el cartel.

Abría la tarde Adrián Henche con un novillo de escasa presentación, misma condición que la que tendrían sus hermanos aún por salir. Recibió Adrián a un novillo muy suelto pudiendo torear a la verónica con el capote para rematar con dos medias. En su primera entrada al caballo, se saldría de la suerte al recibir el contacto con la vara, para tomar un segundo castigo cuya vara cayó en la paletilla del astado. Quite de Juan Carlos Benitez al que inmediatamente contestó Henche. Cambio de tercio concedido por el presidente y otro novillo sin picar que se suma a la colección de esta temporada. Inició la faena, que le había brindado a su subalterno Modesto Carrasquero, sacándose el toro a los medios para tratar de dominar con la mano derecha la embestida rebrincada de su oponente. Fue al cambiar la muleta a la mano izquierda cuando pudimos ver un natural de buen gusto que supuso el único rayo de luz de la faena. Media estocada y tres descabellos tras aviso.

Su segundo de la tarde y cuarto en orden de lidia tendría algo mas de fijeza pero escaso de fuerza, recibiéndolo el torero madrileño con una larga cambiada. Ya antes de entrar al caballo empezaron a sonar las primeras protestas ante un toro invalido a la vista de todos. Quite por delantales de Juan Carlos Benitez y cambio de tercio tras los pares de banderillas. No atendió el debutante presidente a las exigencias de la plaza, permitiendo iniciar una faena de muleta en la que el torero pedía calma y la afición que fuera a por estoque. No atendió el torero a las críticas, dejando una faena sin sentido con la mano alta para mantener en pie a un toro mermado y terminando su actuación con media estocada tras cuatro pinchazos.

En segundo lugar actuaría Juan Carlos Benitez, que hacía su presentación en esta plaza. Salió su primero en orden de lidia, que sería masacrado por el incompetente picador que guardaba la puerta. Carnicería sin sentido y novillo devuelto a corrales tras la desastrosa vara que le propinó Manuel Sanchez.

Se corrió turno y salió el novillo que debió actuar como quinto de la tarde para tomar las veces de segundo. Quitó Cristian Pérez echándose el capote a la espalda a un novillo que nuevamente se fue sin picar. Fue el mismo torero Benitez quien pareó al toro, buscando un lucimiento que no caló en los tendidos. Basó su faena de muleta en tandas citando desde largo donde no llegó a bajar la mano en ningún momento. Bajonazo con la espada y saludos de autobús.

En quinto lugar salió el sobrero de Los Chospes, visiblemente manso al que tardaron unos minutos eternos en meterle en los vuelos del capote. Toro sin fuerza con varias caídas en el último tercio aún con la mano alta que predominó durante toda una faena sin sentido. Pinchazo y bajonazo para que los excursionistas volvieran a concederle el saludo desde el tercio.

Cerraba la terna Cristian Perez que también hacía su presentación en Madrid. Recibió a su primero con tres verónicas rematadas con una revolera a un novillo que de nuevo se fue sin picar y con la vara enganchada en el lomo. Inició con estatuarios una faena en la que predominaría más el valor y las ganas que el toreo de calidad. Mató con una media desprendida tras pinchazo para sumarse a los saludos de autobús, tratando de regalarse una vuelta al ruedo que finalmente no dio ante las protestas de los pocos aficionados del tendido.

Recibió al novillo que cerraba la tarde con dos largas cambiadas, desentendiéndose de la lidia de su toro hasta el último tercio. Brindó en los medios a la plaza para iniciar desde ahí una faena citando en largo con cambiados por la espalda. Con una correcta tanda y una voltereta de mucha impresión propiciada por un arrimón sin sentido cerró su comparecencia con un bajonazo infame. Esta vez si quiso regalarse la vuelta al ruedo, recriminada por la afición y aplaudida por los autobuses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344