Luces y sombras en Sevilla con interesantes Torrestrellas.

« Joaquín Galdós da una vuelta al ruedo tras lidiar al mejor Torrestrella de la tarde. José Garrido y Alfonso Cadaval pasan sin hacer ruido ante una corrida de Torrestrella de muchos matices.»

Por Noelia Crespo.

Volvían los toros a La Maestranza de Caballería Sevilla. Volvían los Torrestrella que gran expectación habían generado durante las horas previas con una terna de toreros jóvenes con necesidades de tener que aprovechar las oportunidades que tengan en la temporada. Sería finalmente una tarde de luces y sombras. Las mayores luces vinieron por parte de los toros, donde cabe destacar dos astados de nota y otros con posibilidades, aún sin ser la mejor corrida que hemos visto de esta ganadería. Las sombras vinieron por los tercios de varas, mal ejecutados con multitud de puyazos traseros, y de la mano de la terna, un José Garrido experto, pero incómodo y falto de firmeza; un Joaquín Galdós ventajista y descolocado; y un Alfonso Cadaval nuevo y verde.

El peruano Joaquín Galdós se llevaría el lote más potable de la tarde, seguro que se acordará en la temporada. El segundo de la tarde, sin trapío para Sevilla, no fue de lo mejor de la corrida pero se dejó hacer aunque sin clase y algo manso de primeras. Iniciaría por verónicas con la rodilla genuflexa y de pie intentando sujetar al despistado astado. Empezó con la muleta por el pitón derecho, cambiándole los terrenos, pero sin terminar de acoplarse. Al natural pudimos ver el mejor pasaje de la faena con una serie de mayor profundidad, exigiendo y bajandole la mano, mandando y metiendo al público en la faena. El resto de la faena fueron pases sin ajuste, sin rotundidad y despegados. Toreó de cercanías, mucho pico y ventajista. Se acabó rajando el toro, y mataría Galdós de una estocada entera y sería ovacionado.

De nuevo se cumplía el dicho, y es que no hay quinto malo. “Lucero” tenía por nombre el quinto toro de la tarde, un gran toro de Torrestrella, alegre, con movilidad, repetición y transmisión. Lo recibió por verónicas Galdós sacándolo a los medios. Tras un nuevo tercio de varas mal ejecutado, cogería la muleta el peruano para empezar llevando largo y profundo al toro por el pitón derecho. Sin quitarle la muleta de la cara, haría sonar la música en unas primeras tandas donde le vimos de nuevo torear descolocado. Al natural dejaría algún muletazo suelto, centrado y animando al público allí presente. Siguió por el derecho toreando en base a la tauromaquia 2.0, es decir, mucho pico y sin acople, ante un toro que seguía embistiendo y que acabó superando al torero. Lo mejor de la faena llegaría al final, con un cierre por bajo muy torero llevando profundo al toro con la mano izquierda. Disposición del peruano, que gustó al público quien ya tenía el pañuelo en la mano pero que finalmente acabarían guardando tras el mal uso de la espada. Perdió el trofeo Galdós y se acordará de este toro en la temporada.

Iniciaría José Garrido la tarde lanceando de manera sublime a la verónica con gusto y temple al primero de Torrestrella. Encastado y con movilidad el toro, ante el que firmaría unos buenos delantales con clase y moviendo muy bien la capa con las muñecas. Tras un buen tercio de banderillas de Antonio Chacón, iniciaría el torero con la muleta recogida en la mano izquierda en los mismos medios. Lo consiguió llevar largo y profundo, dejando una buena serie, que a la postre, junto con el capote, serían de lo mejor de la faena. Sin humillar el toro, pero con mucha trasmisión y repetición, se vio por momentos superado Garrido, al que vimos incómodo con ambas manos. Con el toro venido a menos, apenas dejaría algún natural suelto. Le faltó entendimiento en la faena, abarullado, atropellado y sin rotundidad. Bajonazo con la espada, sería aplaudido y ovación para un buen toro de Torrestrella al que le faltó la humillación.

Con el cuarto de la tarde se topó Garrido con un toro con mayores complicaciones. Intentó iniciar por abajo para enseñar la embestida de un toro que le daría pocas opciones. Le faltó firmeza por momentos, buscando en todo momento la colocación pero tampoco tuvo rival. Apenas dejaría una tanda por el pitón derecho con mayor oficio ligando unos pases más reunidos, ganándole el sitio. Mal de nuevo con espada y silencio para un torero del que se esperaba más.

Cerraba la terna el joven Alfonso Cadaval, quien volvía a la que es su plaza. Durante toda la tarde se le vio demasiado verde y con falta de la experiencia que te da el torear. Con el tercero de la tarde inició por el pitón derecho la faena de muleta, sin mucho convencimiento y con susto incluido. Pases sueltos, sin mucho que decir ante un toro paradito, deslucido y sin transmisión. Carente falta de rodaje, faena sosa y tuvo que abreviar.

Con el cierraplaza tampoco vimos una historia diferente. Ante un toro con mayores posibilidades, noble pero escaso de fuerzas, vimos de nuevo una faena sin mucho contenido. Iniciaría con la muleta dándole distancia ante un astado que se venía de largo pero que perdía las manos en todas las tandas. No lo entendió, intento ligarle los pases pero apenas dejó algo destacable. Poco que reseñar de Cadaval en una tarde que no fue la suya.

Ficha del festejo.

Miércoles 1 de mayo de 2019.

Plaza de toros de La Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Corrida de toros. 3ª de abono.

Toros de Torrestrella, de presentación y juego desigual, pero la mayoría interesantes y con matices. Destacaron el 1° y 5°, el mejor de la tarde, encastados, movilidad y repetición, como los toros con mayores posibilidades y fueron ovacionados en el arrastre. El 2° manso pero noble y el 6° de buena condición, pero acusó la falta de fuerza. El 3° y 4° fueron los más deslucidos.

  • José Garrido (de verde botella y oro). Ovación y silencio.
  • Joaquín Galdós (de violeta y oro). Ovación y vuelta al ruedo.
  • Alfonso Cadaval (de corinto y oro). Silencio tras aviso y Silencio.

Entrada. Media plaza, mejor entrada a la sombra que al sol.

Detalles.

  • Saludó tras parear al primero de la tarde Antonio Chacón (cuadrilla de José Garrido).
  • Saludaron tras parear al sexto Juan Carlos García y Francisco Javier Sánchez Araujo (cuadrilla de Alfonso Cadaval).
  • El banderillero Santi Acevedo se corta la coleta al finalizar el festejo.

Sígueme en Twitter @noeee_cp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344