Manuel Escribano. «delante de los miuras, miedo, incertidumbre».

Hoy hemos conocido al diestro Manuel Escribano, de Gerena. Manuel es un torero no solo conocido ya por la afición, si no consagrado y todo un especialista en las denominadas “corridas duras”. 

Detrás del torero hay una vida entera dedicada al toreo, al sueño que un día tuvo un niño nacido en una familia de lo mas taurino y que soñó con un día ser el protagonista de una tarde de toros, y lo consiguió, pero lo consiguió a base de esfuerzo, motivación, sudor y entrenamiento, mucho entrenamiento. Diez años tuvo que esperar desde su altenativa para confirmarla, pero diez años que sin perder la ilusión, lucho porque el día llegara, y un toro de Miura, en su Sevilla, hizo que llamara la atención y llegara Madrid. 

Manuel también conoce la peor parte del toreo, pues no nos olvidemos que hablamos con un torero, valiente y entregado que ha derramado sangre en el albero. Esta temporada 2019, Escribano cumple quince años como matador de toros y empieza este decimoquinto aniversario en Valdemorillo, y con Miura, valla idilio mas bonito para el toreo Miura-Escribano, Escribano-Miura. 

Manuel no solo destaca por esa valentía frente a las llamadas “corridas duras”, también destaca por su toreo con la derecha, sus banderilleras y su ambición de querer siempre ir a mas. En 2016, en Sevilla, donde si no, tuvo al toro que como él dice mas importante de su carrera, Cobradiezmos, y consiguió el triunfo rotundo estando cumbre con un toro de vacas. 

Manuel también tiene un detalle, sus vestidos, únicos y que son de diseño propio como el posteriormente nos comenta. 

Ahora sí, conocemos a Manuel Escribano. 

  • Para muchos aficionados el nombre de Escribano ya es un nombre conocido, pero vamos a adentrarnos en la vida profesional y afición del maestro sevillano. ¿Cómo nace la afición de Manuel Escribano por este mundo?.
  • Bueno, mi afición nace desde pequeño. Mi casa siempre la he conocido taurina. Mi padre fue veterinario del toro bravo. Mi tío fue novillero y por parte de madre también he tenido mayorales. De ahí nace toda mi afición.
  • Ya con tan solo 9 años usted se puso delante de una becerra. ¿Cómo recuerda ese día?. 
  • Pues no se, no lo recuerdo mucho. Recuerdo el momento, pero no recuerdo ni donde fue. Recuerdo el momento y como salí. Recuerdo como salí a la becerrita y la medio la pasaba por alto, porque no sabia no hacer otra cosa. Ese fue mi primer contacto con el animal.
  • A los 14 años, nos remontamos al año 1998, ingresa en la escuela Taurina de Sevilla y ese mismo año hizo usted su debut en publico en Palavas (Francia). ¿Qué le aportó la escuela?. ¿Cómo fue su paso por el escalafón de novillero sin picadores?. 
  • Eran momentos bonitos. Experiencia, educación, saber estar, respetar a los mayores, a los mas antiguos, a los compañeros, fueron momentos muy bonitos. Mi paso de novillero, fue un poco de todo, también recuerdo torear en pueblos menos bonitos, pero ahí en esa época lo que quieres es torear, y recuero torear en muchos pueblos. Esa época disfrute muchísimo.
  • Tres años mas tarde, nos remontamos al año 2001, en la plaza de La Victoria en Venezuela debutaba con picadores. También ese mismo curso hizo su presentación en España, además ganando el serial de novilladas de promoción de Sevilla. ¿Por qué Venezuela para su debut?. ¿Qué significo ese premio para usted y su carrera?.
  • El debut en Venezuela fue por la relación de amistad, fue algo un poco mas anecdótico que debut, porque el debut real es en Savadet, en Francia. Pero fue en Venezuela para empezar a torear prontito y para empezar con caballos pronto, no tenía otro sentido a parte de la amistad y relación que siempre he tenido con Venezuela ya que mi padre viajaba mucho y tenía sus cosas por allí. Lo Sevilla, imagínate, fue bonito porque además gané mi primer vestido de torear que aún lo conservo y que fue el primero que tuve. Además le corté dos orejas a un novillo en mi presentación y otras dos en la final, fue el punto donde arranca toda mi carrera. 
  • Año 2003, llega el momento tan esperado de presentarse vestido de torero en Madrid. ¿Qué recuerda de ese día?. ¿Madrid es miedo, nervios o quizá mucha responsabilidad?. Pero quizá, también uno de los momentos mas bonitos de ser torero, porque Madrid, catedral del toreo, es la que se dice que da y quita. 
  • Fue una tarde que la recuerdo difícil. Yo siempre mi paso por Madrid ha sido difícil hasta el día de hoy, quitando un par de tardes. Pero claro, yo venía de Sevilla, de triunfar en Sevilla, y siempre que pasa eso el ambiente es un poquito mas hostil. Recuerdo que fue una novillada de Fuente Ymbro muy dura, que costaba muchísimo trabajo, quitando un novillo que fue bueno y aparte el vendaval que hubo esa tarde, la verdad que fue una tarde difícil. Pero es bonito, porque estás en la catedral del toreo, es Madrid, que como bien dices es la que da y quita, pero a la vez fue difícil. 
  • Un año mas tarde, el 2004, el día 19 de junio seguramente usted amanecía lleno de ilusión, porque tomaba la alternativa, momento muy especial en los toreros, llegó el momento de cambiar el carnet y hacerse lo que uno sueña de pequeño, ser matador de toros. En esa bonita tarde en Aranjuez tomó la alternativa con Canales Rivera como padrino y “El Fandi” como testigo con toros de Victoriano Del Río. ¿Cómo recuerda usted ese gran día?. ¿Le hubiese gustado esta alternativa en otra plaza?.
  • Bueno, ese día fue súper bonito, la verdad que lo pasamos genial desde el principio al fin. En la corrida corté tres orejas, la corrida genial y mis compañeros hoy en día siguen siendo amigos míos, Canales Rivera y el Fandi, que me une una gran amistad con todos ellos. Por la mañana yendo al sorteo y cogiendo mi toro de alternativa hasta por la noche que se celebró y vinieron muchos familiares y amigos no solo de mi pueblo, si no de todos lados. ¿Qué me hubiese gustado en otra plaza?. Pues bueno si te tuviese que decir alguna, hubiese sido Sevilla, pero bueno, al final fue la que fue, y fue una plaza que nunca podré olvidar. 
  • Como es el caso de otros muchos toreros, sufrió una larga espera hasta la confirmación, para ser exactos diez años. Diez largos años para que Madrid viera de nuevo a Escribano vestido de luces, pero esta vez de matador. Ese día confirmó con Juan José Padilla como Padrino y Joselito Adame de testigo con reses de La Palmosilla. ¿Qué significó ese día para usted?. ¿Por qué hubo que esperar tanto para confirmar?. ¿Cómo fueron esos años de tanta lucha por llegar a Madrid?.
  • Igual, el día de mi confirmación no fue fácil. Una corrida que no embistió nada, una corrida que fue muy atípica de Madrid, sin fuerza, con varios toros para atrás, la verdad que un desastre. Solo se dejó un sobrero que fue el único de toda la corrida que valió, que no fue mala de morder y de mala gente, pero no sirvió por la falta de fuerzas que trajo toda la corrida. Luego, pues sí, tuve que esperar porque no me ponían. Yo llevaba mucho tiempo queriendo ir a Madrid, pero no me ponían, y hasta que no salí con el toro de Miura en Sevilla, no me tuvieron en cuenta. Son años que fueron duros y era difícil y sabías que era tu única esperanza, llegar a Madrid que era el sitio donde tu tenias que romper. Asique sí, la verdad que fue difícil. 

En la feria de Abril del 2016, Manuel Escribano toreaba un gran toro de Victorino, que fue indultado. Cobradiezmos de nombre ha podido ser el mejor o uno de los mejores toros en la historia de la ganadería, pero en la carrera de este torero, sin duda y por boca de él mismo, el mas importante.

  • En el año 2016 en la feria de Abril, acartelado con los Victorinos, le tocaba en suertes a Cobradiezmos. Todos recordamos aquella maravillosa faena, con el que hoy en día es semental de la ganadería. Hasta la fecha, ¿Es el mejor toro de su carrera?. ¿Cómo fueron las sensaciones de estar delante de Cobradiezmos?.
  • Bueno el mejor toro no lo sé, el mas importante seguro, pero el mejor no lo sé porque no era ni fue un toro fácil para el torero. Hombre si es verdad, que es el toro mas importante de mi vida, es el toro que me dio muchísimo y que me hizo pasar a la historia y que juntos hemos pasado a la historia. La verdad que aunque fuera un toro de vacas, como está siendo gracias a dios, hay toros que te lo ponen algo mas fácil y que no tienes que sentir tanta fuerza, porque había que estar muy fuerte delante de él, muy listo, había que saber perfectamente como quería las cosas y menos mal que yo lo entendí perfecto, sabía perfectamente lo que quería y sabía que era el toro que yo estaba pidiendo para una plaza así.

La gravedad que conlleva no suturar bien una herida y no explorar adecuadamente llevo a Manuel Escribano a pasar dos veces por el quirófano en el 2018 tras un percance producido en Belmonte (Cuenca).

  • Este pasado año usted sufría un grave percance, percance del cual usted tuvo que volver a pasar por una intervención quirúrgica por un fallo del equipo medico. ¿Cómo fue todo aquello?. ¿Se puede poner solución para que estas cosas dejen de pasar en las plazas y los equipos estén mejor preparados y capacitados?. 
  • La verdad que si, fue un fallo o no se, yo creo que pudo ser mas falta de experiencia en eso que otra cosa. Sí que se puede poner solución, la solución está en llevar equipos especializados y equipos que conozcan bien lo que puede provocar un pitón y sobretodo, que sean capaces de cómo te digo, de actuar en momentos críticos y que sepan que una vena hay que taponarla, que un pitón quema, que un pitón infecta, todo eso. 
  • En la actualidad usted es un torero al que vemos anunciado en diversos encestes y ganaderías, sobre todo con Miura. ¿Qué se siente delante de los miuras?. 
  • Bueno delante de los miuras, miedo. Miedo, incertidumbre, sorpresa, la verdad que es un tipo de toro que nunca sabes que va a pasar y nunca sabes como te van a salir, entonces sobre todo incertidumbre. 

Uno de los toques del toreo de Escribano es también sus vestidos. Hablamos con un maestro que sus vestidos siempre son únicos y originales, como él mismo a continuación nos cuenta, diseñados por él y por un amigo hostelero de Gerena. 

  • Cambiando de tercio, usted lleva a relucir vestidos con mucho diseño. ¿Cómo confecciona esos diseños tan únicos y tan originales?.
  • Pues mira si, la verdad que los trajes que saco intento que sean originales y que sean muy míos. Lo escojo yo, pieza por pieza, color por color, detalle por detalle y me lo dibuja un amigo mío de aquí, de Gerena que no se dedica a esto ni mucho menos, él es hostelero, tiene un bar y se ha dedicado a eso toda su vida, pero sí que es verdad que es un artista, porque dibuja muy bien, trabaja el cuero muy bien y luego lo tiene como hobby. Siempre buscamos detalles que me gusten y entre los dos pues hacemos un dibujo. Él lo dibuja y yo le digo lo que me gusta, lo que no, lo que hay cambiar y yo creo que si, son muy personales y muy bonitos, aunque sean míos.
  • Para terminar, usted comienza el 2019 en Valdemorillo, pueblo que ha sufrido un importante jaleo para organizar su feria y seguir llevando el nombre de Valdemorillo como una de las primeras ferias en importancia del panorama taurino. Feria que se ha negociado y ejecutado en tan solo dos días y que hemos conocido con un comunicado de prensa del mencionado ayuntamiento de Valdemorillo, en vez de la manera tradicional que ha sido una presentación en la casa de la cultura, que este año se celebrará el día 31. Sabiendo lo que es para usted torear ya en Valdemorillo, ¿cómo afronta esta cita tan temprana?. Ademas, nuevamente miura y en mano a mano con Pepe Moral, cartel como se puede decir “made in Sevilla”, que está cogiendo nombre y ambiente en la afición. 
  • Bueno yo creo que sí, que es importante recuperar Valdemorrilo, que tenga nombre y repercusión, porque así lo es y así lo ha sido siempre. Es importante, una corrida de Miura, con Pepe, Miura siempre tiene ese aliciente, esa incertidumbre que antes te he dicho y yo creo que puede ser importante para el de venir de la temporada. 

Fotos. Andrew Moore.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*