Manzanares, as de espadas, y el quinto toro resucitan Sevilla.

«El buen quinto de Victoriano del Río y Manzanares dejan el mejor sabor de boca en un Domingo de Resurrección con poco contenido. El Juli y Roca Rey lo intentaron sin pena ni gloria ante toros de poco juego. »

Por Noelia Crespo.

Y por Resurrección volvieron los toros al Coso del Baratillo. En pleno final de la Semana Santa, Sevilla volvía a ver como sus gentes inundaban las calles y alrededores de su plaza de toros, dando alegría y color al ambiente. Tras colgar el cartel de no hay billetes en la Maestranza, tres figuras del toreo como eran Julián López «El Juli» , José María Manzanares y Andrés Roca Rey eran los encargados de hacer el paseillo por su albero. Tarde que prometía y de la que los aficionados estaban expectantes, pero que finalmente acabaría siendo soporífera por momentos, tanto por los toros, venidos a menos a excepción del quinto, como por toreros que poco pudieron sacar de los astados. Sin toro no hay fiesta, y hoy si no es por el quinto, poco hubiéramos visto.

Dicen que no hay quinto malo, dicho tan conocido, que en muchas ocasiones acaba teniendo razón. «Duplicado» tenía por nombre el quinto de Victoriano al que de primeras y durante los primeros compases fue muy protestado por el público presente en la tarde de hoy. Tras sacarlo a los medios con el capote, Manzanares cogería la muleta para intentar mejorar al toro y sacarle lo mejor que tenía. Inició por bajo, seguido de una tanda de derechazos ligados que empezaron a conectar con el público. Empezó a sonar la música en Sevilla a ritmo de la muleta del alicantino y de un toro que se vino a más, repitiendo y embistiendo con largura y nobleza. Por el izquierdo apenas pudimos ver algún natural suelto de clase, y es que la faena se basó en la mano derecha por donde vimos los mejores pasajes. Faltó ajuste y acople por momentos, pero José Mari logró levantar del sopor al tendido a base de ligarle los pases y de extraordinarios pases de pecho templados. Entrega por ambas partes, supo entenderlo, dándole su tiempo y lo mejor llegó al final, ¡estocadón de libro a la suerte de recibir! Oreja como premio. Así continuó el idilio de Manzanares, el rey de espadas y Sevilla.

Con su primero, vimos los mejores momentos de la faena con el capote, verónicas muy lucidas y una media de clase, a lo que sumó un buen quite por chicuelinas. Con la muleta intentó sujetar a un toro rajado de primeras al que por momentos logró llevar ligado pero sin mucho atino. Descastado y manso, poco que hacer.

Al abreplaza de Victoriano del Río recibió por verónicas Julián López «El Juli«. Serio y bien presentado, como a la postre veríamos a sus hermanos, se desgastaría mucho en el caballo lo que acusaría en la muleta. Ya con la franela en mano, inició el madrileño de manera vertical sacándose a los medios al toro. Por el pitón derecho, a una media distancia, logró ligarle muletazos templados y suaves a un toro que repite pero muy justo de fuerzas. Dejaría con la mano izquierda los mejores pasajes, con una extraordinaria tanda al natural, con la mano muy baja y llevándolo templado. Volvería a la mano derecha ante un toro que le faltó fuerza, pero que fue noble. Final de cercanías con el toro venido a menos, en una faena donde por momentos pudimos ver a un Juli toreando muy encajado. Estocada entera y trasera.

Con el cuarto se tuvo esperanzas, pero finalmente sería el toro que el que acabaría con todas ellas. Los mejores pasajes llegaron con la capa, donde pudimos degustar un buen saludo a la verónica con pasajes al ralentí, despacio y muy natural. También se lució El Juli con el inicio torero en la muleta. Inició por bajo, flexionando rodilla y llevando largo por doblones templados y profundos al astado. Y hasta aquí la faena, luego lo intentaría por ambos pitones pero el toro se mostró sin raza y venido a menos. Final de cercanías y estocada al «julipié». Se esfumaron las esperanzas con el toro, pero vimos a un Julián digno y voluntarioso toda la tarde.

El peruano Roca Rey, cerraba la terna de hoy, y pasó por Sevilla sin mucho toreo pero con mucho valor como acostumbra. Dentro de la tauromaquia de este torero parece ser que no entra una suerte fundamental como es la de varas. Ambos toros los dejó crudos al caballo, una suerte que es un mero trámite para él y que si todos siguen su camino acabará por perderse, una pena… Centrándonos en sus faenas vimos a un Roca correcto con el tercero soso y faltó de fuerzas que tan solo perseguía la muleta sin embestir. Por ambos pitones poco pudo sacar el peruano, en una faena sin ninguna trasmisión y en la que además se atascaria con la espada.

Con el sexto, el cierra plaza, pudimos ver la versión más envalentonada del torero. Inició por estatutarios ante un toro con la embestida sin definir y sin mucha transmisión. De uno en uno fue ligandole los pases por ambos pitones a un toro que pasaba con poco que decir. Apenas logró al natural algún pase acoplado. Intentó sacar agua de un pozo que no tenía y por eso decidió acortar la distancia, pegarse el arrimón y exponerse como muy pocos los hacen. Toreo poco, pero dejó patente su valor y seguridad en la cara del toro. Estocada entera.

Ficha del festejo.

Domingo 21 de abril de 2019.

Plaza de toros de La Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Domingo de Resurrección. Corrida de toros.

Toros de Victoriano del Río, bien presentados, serios pero de escaso juego. Destacó el buen quinto por su buena condición, venido a más en la muleta.

  • El Juli (de sangre de toro y oro). Ovación y silencio.
  • J. M. Manzanares (de azul noche y oro). Silencio y oreja con leve petición.
  • Roca Rey (de gris perla y oro). Silencio y ovación.

Entrada. Lleno de «no hay billetes».

Detalles.

  • Se desmonteraron tras parear al 2°, Daniel Duarte y Luis Blázquez (cuadrilla de Manzanares).

Sígueme en Twitter @noeee_cp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344