María Fraile: «Los taurinos debemos modernizarnos para llegar a más jóvenes en las redes sociales»

Por Noelia Crespo

Joven, inexperta, pero a la vez con una madurez, valores y afición impropias para su edad, hablamos con María Fraile, hija del ganadero José Enrique Fraile de la ganadería de Fraile de Valdefresno, como se anuncia en la actualidad. Ella es una de las joyas ganaderas del campo charro que permiten mantener intacta la ilusión de que el futuro está asegurado en la ganadería salmantina.

Con las ideas claras, hablamos acerca de la necesaria modernización de los taurinos, del verdadero animalismo y sobre todo de la ganadería y su papel en ella.

[P] Buenos días María, en primer lugar darte las gracias por concedernos este rato. Para empezar y hablando de la ganadería, teniendo en cuenta las dificultades vividas el año pasado en el que no pudisteis lidiar los festejos que imagino tuvierais pensados, ¿cómo estáis lidiando con esta situación?

[R] Buenos días Noelia. La verdad que es una situación que da mucha pena porque al final tú ves ahí animales que deberían haberse lidiado el año anterior y los tienes que ver en casa y piensas: ¿Qué va a pasar? ¿Cuál va a ser su fin? Y al final es algo que da pena, decepción y te provoca un sentimiento hasta de enfado incluso porque no deja de ser nuestro trabajo y nuestra vida y no sabemos realmente como vamos a afrontar esto. Creo que una de las cosas que más se ha demostrado en esta pandemia es la incertidumbre de la situación, el no saber qué va a pasar porque todos es impredecible. Yo, sobre todo, viéndolo desde la piel de mi padre sé cómo lo ha pasado realmente y aun así la vida sigue, uno tiene que seguir levantándose a trabajar a pesar de los sentimientos tristes que nos ha provocado a todos la pandemia.

[P] A pesar de que el 2020 fuera un año casi perdido, al final los animales no entienden de pandemias. ¿Habéis tenido que mandar muchos animales al matadero?

[R] Desgraciadamente sí. Son toros que esta temporada suya se ha perdido y al año siguiente ya no tienen cabida porque sería como guardar una camada entera de más en el campo. Al final todos tus planes se trastocan, ya no solo para lidiarlos, sino que es un número muy grande de animales que no estamos preparados para acoger y muchos encima cumpliendo 6 años, con lo cual era casi inevitable llevarlos al matadero. Es algo que da pena y que cuesta pensar, pero hay que ser realista y tirar para adelante como mejor se pueda pensando en el negocio.

[P] Sin duda sois los ganaderos una de las partes de las que peor lo está pasando en el panorama taurino. ¿Os habéis sentido olvidados en algún momento? ¿Habéis recibido alguna ayuda económica como la que se dijo de la Junta de CYL?

[R] Al final el tema del olvido es relativo porque esto es una lucha interna de nosotros mismos como ganaderos o cualquiera que tenga un negocio propio en la que tenemos que tirar para adelante como sea porque es nuestra vida, es como la queremos vivir, pero existen contradicciones en el tema económico de cómo podemos tirar adelante. Creo además que todos al final nos hemos sentido olvidados, se trata de una situación muy complicada para todos los sectores ya que el virus no entiende de personas ni de negocios y esa es la dura realidad.

En cuanto a las ayudas de la Junta de CyL sí que las recibimos aquí y por eso estamos agradecidos de que aunque sea una pequeña parte pues que la destinen a nuestro negocio ayuda.

[P] Si pensábamos que el 2020 fue catastrófico, ha sido llegar el 2021 y empezar de una manera también muy complicada aparte de la pandemia. Con la llegada de las nevadas y el frío, ¿cómo habéis vivido estos duros días en la ganadería?

[R] El 2021 de comienzo ha sido ya de por si un jarro de agua fría. Cuando tú entras en el 2021 después un año tan duro como el 2020 y ves que nada ha cambiado, que todo sigue igual, pues te provoca una frustración tremenda porque claro en el verano de 2020 todos hablábamos de lo que venía en este nuevo año, que si volvería por ejemplo San Isidro, volverían las fechas y las ferias aunque de otras formas, pero en verdad ha sido llegar a este nuevo año y ver que nada ha cambiado e incluso que está todo hasta peor. Al final estamos entrando en un año ya tocado y hace que se afronte hasta peor porque todos vamos con un sentimiento negativo y resulta muy duro.

Con las llegadas de las nevadas y el frío, por suerte nosotros hemos sido afortunados ya que no nos ha tocado una gran parte y podemos tirar para adelante sin mayores problemas. Lo más preocupante sí que fueron los pilones porque se congelaban las tuberías y había que estar muy pendiente para que los animales no dejaran de beber. Luego también fue importante estar pendiente de los recién nacidos porque con el frío muchos necesitaron una ayuda con vitaminas o antibióticos.

[P] Eres una ganadera más en casa, vemos que ayudas mucho a tu padre en las labores de campo e incluso estás haciendo una labor ejemplar en las redes sociales. ¿Te gustaría en un futuro llevar las riendas de la ganadería?

[R] La verdad es que este confinamiento nos ha servido para acercarnos más a todas las labores del campo. Nos despertamos para poder ayudar nuestro padre todas las mañanas, aunque durante el curso es más complicado para nosotras por las clases y el estudio. Además a mí también me gusta mucho llevar el tema de las redes sociales ya que es una manera muy buena para poder comunicarnos y acercarnos a la gente del mundo del toro.

En relación con si me gustaría llevar la ganadería, la verdad que en un futuro sí que me gustaría hacerlo junto a mis hermanas ya que todas tenemos mucha ilusión en lo bravo. En nuestra casa al final es algo que nos ha inculcado nuestro padre desde pequeñas, al cual adoramos tanto que sí es algo que nos gustaría llevar entre las tres y seguir con ella en el futuro.

[P] Para María Fraile, como joven ganadera, ¿qué virtudes tendría que tener un animal para que tú lo aprobaras y lo dejaras en casa?

[R] Yo todavía solo soy apenas una aprendiz de mi padre a la que le quedan muchas cosas por aprender. Soy muy joven y me faltan por saber muchas cosas que debería conocer para llevar a cabo la selección de la ganadería. Lo que sí que te puedo decir es que al final un animal en nuestra casa tiene que tener unas condiciones basadas en la bravura, casta y clase. Para mí estas tres virtudes son muy importantes como también lo son el tercio de varas, el de muleta, cómo que el toro transmita una emoción, que embista con el hocico por el suelo, etc., en definitiva que transmita al final todas esas características que define los toros de nuestro encaste y de nuestra ganadería.

[P] En relación a esto último y cuando ves los tentaderos con tu padre, ¿se deja aconsejar por ti en estas situaciones? ¿Habéis tenido alguna vez opiniones diferentes sobre algún animal?

[R] Sí la verdad es que a mí me encanta ese momento del tentadero en el que ambos nos sentamos juntos y tomamos notas sobre los animales. Lo que solemos hacer es que antes de que él me diga nada, me suele preguntar a mí como lo he visto y a partir de ahí él me dice lo que a él le ha parecido, en lo que está de acuerdo conmigo y en lo que no, y así poco a poco podemos ir aprendiendo con las diferentes opiniones. A mí me sirven mucho esos momentos para aprender ya que al final mi padre me va corrigiendo con lo que a él le parece que ha sido lo mejor y lo que no y yo me doy cuenta de esas cosas.

Por ejemplo durante este confinamiento en un tentadero de machos sí que a lo mejor discrepábamos más sobre sí nos había gustado más uno u otro, porque este había transmitido más, pero este otro había entrado mejor al caballo, etc. Al final el mundo del toro es eso, compartir opiniones personales entre aficionados, profesionales y ganaderos y esa es una de las partes que más disfruto.

[P] Verte con esa afición e ilusión genera una tranquilidad de que hay futuro en casa Fraile de Valdefresno. ¿Qué opinas de que todavía haya gente que le resulte impactante, e incluso añejo, ver a una chica tan joven vivir en el campo y dedicarse con tanta pasión a una ganadería?

[R] Hoy día, al final estamos en un mundo moderno en el que la sociedad está en constante cambio y eso es algo que hay que aceptar y ante lo que tenemos que ser realistas ya que la forma de vida que tenemos ahora no tiene nada que ver en absoluto con la de hace 50 años por ejemplo. Creo que hay que ser inteligente y saber adaptarse a todo lo nuevo de la actualidad, pero manteniendo ese sabor añejo de vivir en el campo o llevar una ganadería; hay que saber tener una compatibilidad entre ambos mundos ya que no creo que haya que encerrarse ni en uno ni en otro. Sin embargo, esto es difícil de hacer por los estimas que existen ahora o por lo que se espera normalmente de un joven de estos tiempos, que no suele tener que ver con el mundo del toro ya que es un mundo que a ojos de la sociedad actual está totalmente anticuado. Es por eso que pienso que ahora es el momento de llevar a cabo un cambio en el mundo del toro, de que los taurinos demos un paso más y nos modernicemos también entablando así una mayor relación con los jóvenes a través de las redes sociales.

[P] Tú como joven que eres, presentas una madurez, valores y principios impropios quizás para tu edad viendo el comportamiento de la mayor parte de jóvenes de tu época. Al final esto sigue demostrando que la tauromaquia enseña grandes valores de vida.

[R] Lo primero de todo, ¡muchas gracias! Yo considero que el mundo del todo presenta unos valores que cuando se te inculcan desde pequeña te ayudan como persona sobre la vida, la muerte, el sacrificio que hay, ya que por ejemplo yo veo en mi padre todos los días ya que sea sábado o domingo, él se levanta a las 6 de la mañana a trabajar y eso es algo que nosotras hemos visto desde pequeñas y hace que valoremos aún más si cabe ese sacrificio que hay que realizar día tras día para mantener aquello que amas. Al final ese esfuerzo para sacar adelante esto que tanto amamos comienza desde que los animales son becerros, por ejemplo tenemos ahí a Carablanca, un becerro nacido hace poco del que todos estamos enamorados, pero sabemos que su fin es llegar a la plaza después de que nosotros los hayamos criado durante 4 años y que allí demuestre sus aptitudes.

Sinceramente creo que este tema de los valores va también un poco en relación a lo anterior comentado sobre la modernización del toro. Está muy bien tener esta base de los principios que te proporciona este mundo, pero también tenemos que ser realmente inteligentes, ser capaces de expresar nuestra opinión y cómo es realmente el mundo del toro en las redes sociales. Por ejemplo yo cuando subo videos de los toros o las vacas pegándose e incluso matándose, son estos casos en los que tenemos que demostrar que al final este mundo trata de la vida y la muerte, hay que ser capaz entre todos de mostrar la verdad ante una idea que está tan puesta en los jóvenes como que la tauromaquia no puede ser algo actual. Evidentemente es algo complicado, pero hay que buscar llegar a todas esas personas fuera del mundo del toro para que vean de verdad cómo es el toro y la tauromaquia y ahí juegan un papel muy importante las redes sociales.

[P] Continuando sobre tu papel en la ganadería, te vemos muy de cerca siguiendo los nuevos nacimientos y con un control de la ganadería asombroso. ¿Cuáles son las labores que más te gusta desempeñar en el campo?

[R] Realmente yo le he cogido el gusto a la ganadería y sus labores durante el confinamiento, ya que aunque siempre me ha gustado el campo y los toros, nunca antes había estado tan de cerca tantos meses aquí al pie del cañón con mi padre. A mi personalmente una de las épocas que más me gusta es la de paridera, ver a los becerros, investigar sus ramas, cuidar de los sementales y conocer su historia, quien lo tentó, etc. Además también me gustan mucho los tentaderos, es algo que disfrutó mucho y me parece que es una de las partes más bonitas que hay en una ganadería, y también adoro montar a caballo desde pequeña, aunque por una alergia es algo que al final me cuesta.

[P] Además te hemos podido ver en numerosas ocasiones cuidando de cerca a toda una joya histórica de la casa como es Rayito (toro indultado por Miguel Tendero en 2010 en La Monumental de Barcelona). ¿Recuerdas tú esa tarde histórica?

[R] Disfrutamos mucho del cuidado de Rayito y lo tratamos como se merece. La verdad que la tarde no la recuerdo ya que por aquel entonces apenas tenía 7 años recién cumplidos y no ha sido hasta ahora cuando he sido más mayor cuando me he visto la faena repetida muchas más veces, incluso con mi padre. Al final de pequeña no tienes ese mismo interés, pero evidentemente, aunque no estaba en la plaza, fue toda una alegría lo que sucedió con Rayito, esa faena hasta lograr el indulto, que fuera en Barcelona… todo se unió para que fuera un día muy bonito.

[P] Viendo esas imágenes tuyas con él, como le das de comer, como lo cuidas, eso nos demuestra que el verdadero animalismo existe y no es el que nos quieren contar. ¿Qué opinas de este tema?

[R] El animalismo es una idea totalmente populista que hoy día se utiliza cada vez más por los partidos políticos para ganar más votos dentro de la opinión pública, pero es una idea errónea e irreal. Obviamente el bienestar de los animales es fundamental ya que es una parte de nuestro mundo, pero no es como ellos lo pintan. En el campo bravo cuidamos de los animales más que en otros muchos sitios ya que les tenemos un amor fundamental, pero no solo hablando de los toros ni de como los tratamos todos los días dándoles de comer, cuidándolos cuando se ponen enfermos estando siempre pendiente para poderlos medicar, sino que al final es muy importante esto también en relación al ecosistema de los animales silvestres como los zorros, búhos, palomas, etc, como de los animales que tenemos en casa como los perros que acaban siendo unos grandes amigos para nosotros o las gallinas. Al final es una idea que parece que no se entiende hoy día, de cómo puede ser que un ganadero de bravo les tenga cariño a tantos animales y es porque no logran entender el verdadero fondo que existe detrás de esta profesión.

Es fundamental no llevarse por todas esas corrientes populistas que existen en la actualidad para poder así tener un criterio propio de todas las ideas políticas sobre lo que nos quieren decir y lo que no y para ello es necesario tener la menta abierta, escuchar y aprender.

[P] Hablando del tema de las redes sociales. Desde el confinamiento habéis apostado por difundir y abrir las puertas de vuestra casa enseñando a través de videos la ganadería, tentaderos, etc. ¿Cómo crees que es de importante el abrirse al aficionado en estos tiempos y la importancia de las tecnologías?

[R] Como te comente antes, hoy día tenemos un papel determinante para lo que pueda pasar en el mundo del toro. Al final tenemos que modernizarnos y abrir las puertas de las ganaderías que es algo que no se había hecho antes porque el ganadero era una figura más que vivía en su casa con su negocio y no tenía por qué abrir las puertas ni enseñar videos ni sementales o tentaderos, pero está claro que todos tenemos que cambiar de mentalidad y ahí entra la figura de los jóvenes ganaderos, aficionados o toreros que formamos parte fundamental del mundo y que debemos enseñar la verdadera realidad del día a día del campo para mostrar el verdadero animalismo y que esto no se acabe en un futuro.

[P] Me han comentado que estuviste estudiando en EEUU. ¿Hay afición taurina o comentaste algo por aquellas zonas? En relación a este tema, ¿crees que uno de los grandes problemas que presenta la tauromaquia es el gran desconocimiento que hay acerca de ella?

[R] Cuando sales fuera te das verdaderamente cuenta de la ignorancia que hay acerca de ciertos temas culturales como puede ser el mundo del toro. Allí en EEUU lo único que conocían eran los Sanfermines porque al final es algo que tiene mucho impacto mediático mundial, pero el mundo del toro como tal no lo conocían. Sí es verdad que algunos compañeros míos lo habían escuchado, pero lo asociaban a algo más sádico y claro cuando les empiezas a contar la realidad pues se quedan asombrados porque no tiene nada que ver con lo que ellos pensaban y porque también han visto que se han dejado llevar mucho por los bulos que leen en las redes sociales o lo que cuentan los políticos y eso les hace tener una idea completamente errónea y alejada de la realidad.

Luego allí es muy interesante intentar explicárselo, pero también es muy complicado porque al tratarse de una cultura tan añeja es más difícil tener cabida en el mundo actual, y es por eso que hay que tratar de explicarlo con mucha mano izquierda de por qué se hacen las cosas así y entender que no todo el mundo hemos nacido en el mundo del toro y es difícil de comprender ciertas cosas.

[P] Finalmente María, ¿cuáles son las expectativas de cara a este año que recién comenzamos?

[R] Al final las expectativas que todos tenemos este año es que todo pueda volver a la normalidad lo antes posible, que haya salud, que podamos volver a hacer lo que más nos gusta que es ir a los toros, ver a nuestras familias, juntarnos, celebrar y que pueda darse una temporada que más o menos funciones para el bien de todos. Es un año decisivo en el que dependerá de cómo vayan funcionando las vacunas y el tema sanitario para ver lo que después pasará en el campo. Ya el año pasado fue un año muy duro y es por eso que esperamos que no se repita para poder seguir adelante.

[P] Darte nuevamente ganadera las gracias por tu tiempo y amabilidad. Ojalá hubiera más jóvenes tan aficionados, con tanta madurez y dedicación por la tauromaquia como tú lo demuestras diariamente. Espero que nos podamos ver pronto en las plazas con un festejo de la casa. Gracias y mucha suerte.

[R] Muchas gracias a vosotros ya que creo que es fundamental hablar desde la perspectiva que tenemos los jóvenes para la tauromaquia actual. Ojala podamos vernos pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *