Medina del Campo | Ismael Martín se alza como triunfador del circuito sin picadores de CyL.

Por Noelia Crespo

La localidad vallisoletana de Medina del Campo acogió la Gran Final del Circuito de Novilladas sin picadores de CyL en un ambiente frío por la ausencia de público. Un certamen lleno de éxito por la gran organización realizada por la FTL apostando por la variedad de novilleros, de localidades y de ganaderías. Finalmente, Ismael Martín se alzó con el premio en una final muy disputada con una novillada variada de Lorenzo Rdguez. Espioja.

Abriendo plaza estaba el novillero abulense de la E.T. de Salamanca, Sergio Rodríguez, quién saludó estirándose a la verónica meciendo bien el capote aprovechando la repetición y humillación de “Señorísimo – 10”. Tras un buen tercio con los palos de R.M. Jarocho, inició faena de hinojos en el tercio, toreando en redondo, bajándole la mano, encajado y firme ante la repetición del animal. El viento hizo presencia en el comienzo dificultando el planteamiento de la labor y desarmandole en varias ocasiones. A mitad de faena comenzó a entenderlo, más arropado en el tercio y con la mano izquierda, echándole los vuelos con poso y quietud firmó de muletazos mayor calidad. El novillo de Campo de Ledesma presentó unas cualidades extraordinarias con clase, humillación y nobleza. Con temple y disposición logró ligar varias tandas por ambos pitones con mayor soltura e inteligencia. Faena larga, bien construida con un buen concepto y que culminó pisando los terrenos del astado. Estocada caída.

Recibió con una rodilla en tierra por verónicas templadas a “Lebrijano – 68” el novillo abulense. No terminó de lucirse con la capa tras sufrir una voltereta en el saludo capotero. Destacó R. M. Jarocho con la brega al de Espioja. En el tercio de franela comenzó doblándose desde el tercio, llevando largo, profundo y con temple al astado para someterle y mandar sobre la embestida. Buscó meterlo en la franela con firmeza y solvencia, sin terminar de alzar vuelo la labor. Tras una voltereta al coger la mano izquierda, por donde mostraba mayores complicaciones, le recetó una tanda más enrrabietada por derecho, basandose en los toques y ligando los muletazos. Faena intermitente del joven de Navas del Marqués que se atascó con los aceros. Segundo puesto en el certamen.

Goloso – 43” de nombre fue el segundo novillo en salir al ruedo pucelano. Hincando una rodilla en tierra, recibió Ismael Martín por verónicas al astado de Espioja sacándoselo a los medios demostrando un buen manejo con la capa. Como es habitual, se hizo cargo de un tercio de banderillas que resolvió con solvencia. Muleta en mano, comenzó su labor desde el tercio, doblándose y sacando hacia los medios al animal lidiando a su vez con el viento. Construyó una faena alternando las tandas por ambos pitones logrando los mejores pasajes con la diestra. Dándole sitio, buscando el temple y la suavidad ligó muletazos con firmeza y asentamiento acoplandose a la noble embestida. Al natural, más descompuesto el novillo, le costó más alzar el vuelo de la faena. Disposición, valor y entrega derrochó por el joven de Cantalpino. Le hizo guardia la espada en el primer intento tras perder la mano el animal. En segunda instancia enterró una estocada entera arriba.

Al quinto de la tarde lo saludó meciendo con cadencia el capote a la verónica para sacarlo hasta los medios con facilidad y soltura en el movimiento de muñecas. Volvió a cuajar un tercio de banderillas enrazado el novillo salmantino a “Azulejo”. Inició la construcción de faena por bajo, saliéndose a los medios con una rodilla en tierra con poderío, temple y llevandolo cosido a la franela. Novillo encastado y con tranco, al que siguió toreando por derecho, dejándole la muleta puesta y ligando en redondo los muletazos. Encajado y buscando mandar en la embestida, elaboró una faena asentada, aguantando y con mucha firmeza de zapatillas. Al natural y con el novillo a menos dibujó pasajes con mayor hondura, acortando la distancia y con inteligencia en todo momento en el planteamiento. Culminó una labor de entrega y ganas en las cercanías del animal, pasándose los pitones muy cerca de la taleguilla, exponiendo y exprimiendo hasta el final las embestidas. Una estocada entera y un golpe de descabello le permitió cortar un nuevo trofeo. La proyección de Ismael continúa al alza tras proclamarse triunfador del certamen.

Relojero – 13” fue el tercer novillo en pisar el coso medinense. Más serio de presentación, lo recibió Daniel Medina con una larga cambiada para seguir meciendo el capote por verónicas con mucho gusto, cadencia y personalidad. Destacó Elias Martín con los palos y una buena brega de Rubén Sánchez. Inició la labor doblandose en el tercio con el astado con mando y temple. Con cabeza e inteligencia hilvanó una faena alternando ambos pitones con pureza y naturalidad. Ante la calidad y recorrido del de Espioja, aprovechó para hilar naturales hasta el final, echándole los vuelos en el comienzo con las yemas y rematando las series con pases de pecho hasta la hombrera contraria. Aumentó la intensidad en una faena a más, dándole el tiempo requerido entre muletazos y toreando con mucho asentamiento, despaciosidad y componiendo la figura erguida. Encajado de riñones, con el mentón hundido y andando en torero firmó derechazos con mucha verdad. Estuvo elegante, con gusto y con una madurez impropia de un joven que recién acaba de empezar. Finalizó una buena faena por ayudados por alto, trincherillas y trincherazos. Pinchó y dejó una estocada entera.

Nuevamente encajado y componiendo, se estiró por verónicas el vallisoletano luciendose y rematando con una media de mucho gusto ante “Golfillo – 49”. Tras el gran tercio de banderillas protagonizado por Elías Martín, inició en el tercio por bajo ante un novillo con ímpetu, buscando someter y mandar sobre la embestida del de Lorenzo. Dejándole la muleta puesta y en redondo, construyó una faena intermitente que no alcanzó las cotas de la anterior. Estuvo templado hasta en los andares, con poso y cabeza, planteó la labor por ambos pitones faltando mayor conexión entre novillero y novillo. Aún así, dejó de nuevo algún detalle suelto de la torería natural que lleva dentro. Tras finalizar por bajo, remató con una media arriba en buen sitio. Tercer puesto para Daniel, un novillero que tiene unas cualidades y virtudes extraordinarias al que habrá que seguir muy de cerca.

FICHA DEL FESTEJO.

Sábado 7 de noviembre de 2020. Final del Circuito de Novilladas sin Picadores de CyL. Medina del Campo  (Valladolid) .

Novillos de Lorenzo Rodríguez Espioja, bien presentados y de juego desigual. Destacó la clase y calidad del primer astado.

  • Sergio Rodríguez (de malva y oro). Oreja y silencio tras aviso.
  • Ismael Martín (de azul noche y oro). Oreja y oreja.
  • Daniel Medina (de nazareno y oro). Oreja y oreja.

Detalles.

  • La novillada se celebró sin público por motivos sanitarios.
  • También fueron premiados Elías Martín con el mejor par de banderillas y Roberto Martín Jarocho con la mejor brega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4673