Medina del Campo | Sergio Rodríguez, el torero que Ávila estaba buscando

Por Noelia Crespo

La última semifinal y desafío ganadero del Circuito de novilladas de CyL se celebró en la localidad vallisoletana de Medina del Campo. Sergio Rodríguez, con tan sólo dos novilladas a sus espaldas, firmó el toreo más caro de la tarde junto a “Emperador – 40”, un novillo de mucha calidad de José Cruz. Antonio Grande y Pablo Jaramillo le acompañaron en la puerta grande.

Sergio Rodríguez resultó el gran triunfador de la tarde por su toreo y conocimiento de la lidia en todos los tercios. A “Emperador – 40” de José Cruz, novillo bravo, con clase y recorrido, lo lució en el caballo de Héctor Piña que toreó a caballo con mucho conocimiento. Con suavidad, encajado y muy torero comenzó su trasteo desde el tercio para llevar al de Cabezal Viejo hasta los medios. Transcurrió la faena en una media distancia en la que por ambos pitones cuajó una obra de máxima belleza. Al natural, ceñido, despacio y con los vuelos de la franela hizo romper al público en «olés». Firmó instantes de mucha pureza, verdad y toreo caro de buen trazo que le permitió cortar las dos orejas a un gran novillo.

Permitiendo el lucimiento de Óscar Bernal y con conocimiento, se volvió a vivir un interesante tercio de varas por parte de la cuadrilla de Sergio ante “Tetricario – 10” de Raso de Portillo. Humilló y repitió en las telas el abulense, quien de nuevo volvió a mostrar una gran dimensión. Por derecho, donde mejor se entendieron, templado y bajándole la mano, ligó muletazos profundos y encajados a un novillo que todo lo quería por abajo. Faena muy medida con inteligencia ante un animal venido a menos. Se atascó con los aceros.

Comenzó el festejo con “Fardero – 20” de José Enrique Fraile de Valdefresno, un novillo suelto y sin fijeza, que pronto mostró sus ganas de querer marcharse a la querencia. A la verónica, con temple y cadencia, lo recibió Antonio Grande sacándolo hasta los medios. El de San Muñoz elaboró una faena siempre a favor de la condición del animal que apenas le permitió lucirse. Pegado a tablas, se metió entre los pitones para intentar caldear el ambiente. Faena larga que fue rubricada con una media estocada.

Por ayudados por alto hacia los medios empezó el salmantino ante “Jerezano – 7” de Castillejo de Huebra. Anteriormente destacó Roberto Blanco en banderillas. No consiguió estructurar una labor rotunda ante un novillo deslucido y protestón. Acortándole los muletazos y sin terminar de correrle la mano hasta el final, no terminó de entenderse con el de Agustínez. Estocada entera.

Decidido y apostando, se marchó Pablo Jaramillo a la puerta de toriles para recibir a “Cantillito – 65” de El Pilar. Tiró la moneda al aire, pero salió cruz, pues el animal se lo llevó por delante propinándole una fea paliza. Empezó dominando el del Puerto de la Calderilla en las telas de un entregado novillero que no supo imprimirle ni mando ni poder. Aprovechando la calidad y buen fondo del astado, firmó algún pasaje suelto al natural de mayor limpieza. Doblones y manoletinas como cierre a su labor.

En quinto lugar salió “Candillino – 11”, un «torito» precioso y rematado de Paco Galache que se frenaba en el capote del salmantino. Tras un horrendo tercio de varas, comenzó su trasteo por derecho, presentandole la muleta por delante, enganchando la humillada embestida y llevándolo hasta el final. Desconfiado el novillero, no terminó de entenderlo ni aprovechar las virtudes del de Hernandinos que se vino a menos. Estocada caída.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Medina del Campo (Valladolid). Cuarta semifinal del Circuito de novilladas de Castilla y León. Desafío ganadero.

Novillos de José Enrique Fraile de Valdefresno, manso y aquerenciado; El Pilar, buen fondo y calidad; José Cruz, bravo, con clase y recorrido; Castillejo de Huebra, deslucido; Paco Galache, con humillación, pero sin ritmo; Raso de Portillo, con repetición y humillación, a menos.

  • Antonio Grande (de grana y oro). Oreja y oreja.
  • Pablo Jaramillo (de grana y plata). Oreja y oreja.
  • Sergio Rodríguez (de lila y oro). Dos orejas y vuelta tras petición.

Detalles.
Destacó la cuadrilla de Sergio Rodríguez cumpliendo en todos los tercios en ambos novillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *