Menos orejas y mas oportunidades

Se veía venir y se confirmó. La baja justificada de Manzanares no abrirá finalmente la puerta a ningún otro compañero. Por lo tanto, esta tarde tendrá lugar en el coso de la calle Xátiva un mano a mano entre Enrique Ponce y Paco Ureña con astados de Juan Pedro Domecq.

Con esta noticia resulta difícil no lanzar al aire algunas preguntas. ¿Faltan toreros dispuestos a coger la sustitución? ¿Por qué en Illescas fue posible completar el cartel y en este caso no? ¿Qué sentido tiene este mano a mano? ¿Por qué no apostar por un torero novel que pueda tener mayor visibilidad en una plaza de primera? La respuesta a cada una de estas preguntas, como siempre, bajo la libre interpretación de cada uno.

Resulta imposible creer que algún torero pudiese rechazar la oportunidad de anunciarse en una feria de primera al comienzo de temporada. Porque Valencia sigue dando y quitando como cualquier plaza de su categoría, aunque en este caso tengamos que hablar de orejas y oportunidades, respectivamente.

Aunque las comparaciones nunca son buenas, es inevitable pensar en el mismo caso que recientemente aconteció en la localidad de Illescas, donde se conoció la baja definitiva del diestro con escaso margen de maniobra. Sin embargo, esta vez sí se tuvo o se quiso tener tiempo necesario para remendar el cartel con el torero francés Sebastián Castella, que en nada varió la taquilla final.

Tanto en la localidad toledana como mañana en Valencia, el lleno en los tendidos es una realidad. “No hay billetes” es el cartel que cuelga de las ventanillas de la plaza para una tarde marcada en el calendario de muchos aficionados como motivo de la vuelta a los ruedos de Paco Ureña, acompañado inicialmente por otros dos compañeros en el cartel.

Con una terna anunciada desde la publicación del cartel, debería mantenerse la composición inicial del festejo. El aficionado, que pasará de disfrutar de tres matadores diferentes a finalmente hacerlo con dos, se encuentra una vez mas con la nula atención e interés de la empresa hacia sus peticiones.

Con la Feria de Fallas ya avanzada y finalizando la primera semana, se deberían haber barajado otras opciones como la de anunciar a un triunfador hasta la fecha o apostar por un nombre novedoso para la afición. David Galván, José Garrido o Juan Ortega son nombre que se me ocurren, entre muchos otros. Claro está que Enrique Ponce y Paco Ureña pueden protagonizar un mano a mano, pero creo que este no es el momento. Indigna la falta de oportunidades a toreros que habitualmente tienen menos cartel, en favor de la instaurada monotonía.

Después de estas líneas de protesta, quisiera manifestar el deseo de que podamos ver una corrida brava de Juan Pedro Domecq y disfrutemos con los dos toreros que formarán el paseíllo. Aun así, la realidad no se puede ocultar y es que, para Valencia, cualquier tiempo pasado fue mejor.

Sígueme en Twitter @luciahg35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212