Novillos de triunfo en la segunda nocturna de Madrid

Por David Mendiondo

Segunda cita del ciclo de novilladas nocturnas de Las Ventas con una entrada de 7306 espectadores. Se lidiaron novillos de Fernando Peña, bien presentados en líneas generales y con cuatro de ellos que no debieron irse al desolladero con las orejas puestas. Destacar el 1º de la tarde de nombre Bolero, encastado, con transmisión, fijeza y recorrido. El novillo que salió en quinto lugar, de nombre Teatrero, fue el mejor de la tarde resultando bravo en el caballo, donde apretó con la cara abajo y metiendo riñones. Derribó al picador y demostró tener recorrido por ambos pitones. Hubiera resultado un animal de dos orejas y vuelta al ruedo de haber caído en manos de alguien más experiencia. Se llevó una gran ovación del respetable en el arrastre. La novillada brilló por por su calidad y nobleza a excepción del sexto del encierro, que debió regresar a corrales; petición no atendida por el usía D. José Magán.

Trenzó su tercer paseíllo en la plaza de Las Ventas Jesús Díez “El Chorlo”, el segundo en lo que va de temporada. Con muchas ganas se mostró durante toda la tarde y dejó buenos detalles en su actuación tanto con la muleta como con el capote. Pudo haber cortado una apéndice a cada uno de sus novillos de no haber marrado con la espada en una tarde con firmeza.

También comparecería por segunda vez este año el salmantino Antonio Grande, del que se espera mucho. Gran proyección la del novillero pero que durante esta ocasión no tuvo la mejor de las suertes en el coso de la calle Alcalá. Se le notó dubitativo y nervioso en la cara de los novillos, perdiendo muchos pasos y armando una faena en la que estuvo fuera de sitio. Tarde de muchos enganchones en la que se le fue un lote de puerta grande. En el segundo de su lote consiguió dejar alguna tanda de mucha torería con la franela. Pinchó con la espada y de inmediato recetó el golpe de descabello. No fue distinto el resultado con su primero de la tarde donde también falló con los aceros.

Destacó Roberto Marín “Jarocho”, poniendo dos pares de banderillas muy buenos y protagonizando una cogida espeluznante en el encuentro del segundo par que, gracias a Dios, no llegó a calar en el torero. Se empleó también con la lidia al quinto de la tarde dejando capotazos de muchos quilates.

Antonio Hernández fue ovacionado por el buen hacer en el tercio de varas que practicó al quinto novillo, con una primera vara en la yema tras la que fue derribado. Buena colocación tuvo también la puya en la segunda entrada, mas solo se quedó en un picotazo.

El que toreó por primera vez en el coso madrileño fue Borja Ximelis que hacía su presentación en la plaza. Se pudo ver a un torero con ganas que en todo momento intentó agradar a los aficionados que se dieron cita en los tendidos. Pudo hacerle faena al primero que le correspondió en suerte, toreando con la muleta a media altura dejando algunos pasajes de mucha calidad en una faena de más a menos en la que se hizo patente su falta de bagaje. Poco o nada puede hacer con el segundo de su lote, inválido que debió ser devuelto. En ambos novillos quiso el torero poner banderillas, dejando algunos pares muy ajustados en la cara de los astados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212