Pocas posibilidades ante un encierro que se quedó en la presentación

Por Adrián Blázquez

Tercera de ciclo de San Isidro y vuelta a la normalidad en los tendidos. El público ocasional se quedó en casa alimentando el triunfalismo. Toros de Valdefresno y Fraile Mazas, que se quedaron nada mas que en la buena presentación, para David Galván, Juan Ortega y Joaquín Galdós que poco pudieron hacer con sus lotes. Se guardó un respetuoso minuto de silencio en memoria de Joselito «El Gallo» por el 99 aniversario de su fallecimiento.

Campero fue el primero en salir por la puerta de chiqueros. Suelto desde los inicios, no consiguió David Galván meterlo en los vuelos del capote. Pasó de puntillas por el caballo, quitándose la primera vara y saliendo de la suerte. Mas voluntarioso que eficaz estuvo el torero, sacando al toro a la raya del tercio andándole muy bien- Con la muleta a media altura consiguió varias tandas por ambos pitones. Muy firme con la muleta pese al aire, mató de una estocada entera tras pinchar en su primer intento. Esta vez si consiguió estar por encima de su oponente.

Quitó Juan Ortega por verónicas al cuarto de la tarde, levantando los únicos olés de toda la tarde. Toro complicado que echaba la cara muy arriba en una fea embestida. Galván estuvo un punto por debajo respecto a su anterior toro. Destacó un gran cambio de mano para finalizar una faena con el verduguillo tras dejar un pinchazo hondo en su tercer intento.

Volvía Juan Ortega a Madrid tras dejar buenos detalles en sus dos tardes anteriores. Recibió con una verónicas deslucidas por un aire que fue protagonista durante toda la tarde. Hizo su primera entrada al caballo sin estar puesto en suerte, con un segundo puyazo al relance. Inició faena pegado a las tablas del 1 para sacarlo por abajo con mucha toreria. Estuvo firme pese al viento que levantaba las telas, perdiendo pasos a un toro que se quedaba parado. Lo intentó sin exito por el izquierdo, finalizando con una estocada entera que culminó con el descabello.

Con el segundo de su lote pudimos ver al Juan Ortega mas lidiador ante un toro de imposible lucimiento. Trasteó por abajo con la muleta antes de atascarse con el acero. Levantó algunas protestas por no hacer uso de la cruceta.

Joaquín Galdós volvió a pasar por Madrid sin decir nada. Con su primer de la tarde, escaso de fuerza y perdiendo las manos ante la más mínima exigencia, compuso una faena a media altura ante las bruscas embestidas del toro, para matar con una estocada de efecto inmediato.

Cerró la tarde con un toro de nulas posibilidades. Abrevió dejando media estocada que al toro le sirvió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669