Previa de la novillada de El Freixo, con Ignacio Olmos y Rafael González

Por Adrián Blázquez

Con motivo de la primera de las novilladas que se dará con horario nocturno en la Plaza de toros de Las Ventas, hemos hablado con dos de los novilleros que trenzarán el paseillo en unas horas. Novillada de El Freixo que no llega exenta de polémica tras tener serios problemas en los reconocimientos iniciales. La empresa aún no se ha pronunciado acerca de un posible cambio del hierro titular o un remiendo que maquille una presentación que, por lo que hemos podido intuir, estaría muy por debajo del rigor de Madrid.

Ignacio Olmos nos contaba que llega con toda la ilusión y la fe, sintiéndose un privilegiado por volver a la primera plaza del mundo por derecho propio. En esta cita, en la que espera que ocurra algo importante, le hemos preguntado por el formato de novillada nocturna y la novedad de que este año sean los jueves.

«Madrid siempre tiene la misma importancia, sea de día o de noche. Quizás el lado positivo del horario nocturno y mas en estos días tan calurosos que estamos pasando, sea la temperatura, algo mas llevadera para los toreros y para quienes se sientan en el tendido. Por poner una contra, la luz artificial influye a veces en las reacciones de los toros; aún así, en Madrid la mayoría de festejos acaban con los focos encendidos y los animales no suelen acusarlo. Al estar más metida la noche, quien sabe».

Antes de despedirnos y desearle mucha suerte, le hemos preguntado por la ganadería anunciada, a lo que nos ha contestado que le gustaría encontrarse «con uno o dos novillos que transmitan esa emoción que es necesaria para tener opciones de triunfo en Madrid». Ya en los últimos compases, nos ha confesado que espera ser capaz de lograr ese triunfo con el que tanto sueña y que la afición de Madrid pueda volver a verle como espera.

En cuanto a Rafael González, era una parada obligatoria comentar el reciente triunfo de Sevilla, donde se acartelaba por primera vez y conseguía cortar dos orejas. Cuando le preguntábamos acerca de la lectura que ha podido sacar con el paso de los días, destacaba «la entrega de estar al mil por ciento en cada tarde».

Esta será la tercera ocasión que Rafael trenzará el paseillo en Madrid en lo que va de temporada y que, según palabras del torero, lo afronta feliz y responsabilizado como siempre que uno llega a Madrid; también con mucha ilusión, siempre dándole la importancia que merece el estar en Las Ventas.

Mucho tiempo ha pasado ya desde ese mes de marzo donde le vimos por primera vez en la presente temporada y es inevitable querer conocer de primera mano que evolución ha sentido el torero. «Trato de madurar en esa evolución hasta encontrarme más a mi mismo toreando, hasta torear como sueño. Pero no creo que sea yo quien tiene que juzgar esa evolución, sino el público; él es el termómetro más fiable, el que indica si voy por buen camino».

Será su debut con la ganadería de El Freixo, de la que espera movilidad, transmisión y clase. También se muestra muy receptivo a todas las iniciativas que contribuyan a refrescar, renovar y atraer gente joven a los toros, siendo además participe de ello. En nuestra despedida, le preguntaba por una posible alternativa, pero Rafael González nos ha contado como trata de centrarse siempre en el presente. «Ahora solo me permito pensar en el jueves y en Madrid, aunque lógicamente la alternativa es el sueño y el objetivo que espero sea a corto plazo».




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *