Raúl Felipe Sánchez. Mozo de espadas a tiempo completo.

Por Adrián Blázquez del Coso

En relación a la nota de prensa que compartía el hasta entonces mozo de espadas del matador Morenito de Aranda anunciando que separaban sus caminos, hemos contactado con Raúl Felipe Sánchez para que nos cuente más acerca de una profesión que la mayoría de aficionados desconoce y que va mas allá de lo que podemos ver en el callejón de la plaza.

[P] En primer lugar y para conocer un poco más la profesión, ¿cómo es el día a día de una persona que es mozo de espadas en la cuadrilla de un matador?

[R] En mi caso, al comunicarme la fecha de celebración de la corrida, mi trabajo comienza en ese mismo instante con la reserva de hotel, rellenar boletines, preparar documentación y  organización del viaje, para que así en el día del festejo esté todo preparado y organizado.

Posteriormente, el día del festejo, con todo lo necesario partimos hacia el destino. Cuando llegamos al hotel, lo primero que hago es pasar por recepción para coger las habitaciones;  normalmente se suele pedir una individual para el matador, una doble para los picadores y una triple para los banderilleros. Así mismo, me gusta recordar en el restaurante donde hice la reserva de la comida que se comerá lo antes posible.  

Cuando todo el equipaje está descargado, nos vamos a la plaza, donde mi labor es llevar los boletines de actuación a la empresa, delegado gubernativo a quién le entrego la relación de cuadrilla que va a actuar esa tarde y le comunico si ha habido algún cambio con respecto a lo redactado en el contrato. Además, también me encargo de recoger las invitaciones, pases de callejón o si tengo que comprar alguna entrada.

De vuelta al hotel, preparo la silla y charlo un rato con el matador hasta la hora de irme  a comer. Personalmente, me gusta vestir al matador con tiempo de antelación para prevenir posibles contratiempos, ya que además son momentos de tensión los que se viven en las horas previas al festejo. Una vez vestido, bajamos a recepción donde espera la cuadrilla y ponemos rumbo a la plaza.

Ya en la plaza, la labor del mozo de espadas es más visible y la que todos ven: capotes, muletas, toalla, botella de agua, vaso, etc., sin pasar por alto algo muy importante para mí como es la imagen del torero, zapatillas limpias, machos bien atados, añadio centrado y sin un hilo tanto en vestido como en montera.

Al finalizar la corrida nos marchamos para el hotel, donde subo a la habitación para organizar y recoger el equipaje, pago la factura del hotel, restaurante y demás. Si de ese lugar marchamos a otro porque se torea el día siguiente, en cuanto llegamos al hotel, el mozo de espadas, o al menos en mi caso, el día aún no ha terminado. Toca lavar el vestido con el fin de que esté disponible para el día siguiente por si el matador desea volver a ponérselo, así como dejar todo listo de nuevo.

Una vez finalizada  la temporada, me encargo de repartir a los miembros de la cuadrilla los boletines y hojas de liquidación de cada festejo realizado durante dicha temporada.  

En definitiva, el día a día de un mozo de espadas, se puede resumir en que trabaja los 365 días del año. Aunque un torero no haga temporada americana, esto no implica que el mozo de espadas deje de trabajar, ya que continua preparando la temporada que viene y trabajando en ella ya sea revisando vestidos, ropa y trastos, acompañando al matador al campo, etc. 

[P] ¿Cómo se llega a ocupar un puesto de tanta confianza como es el de mozo en la cuadrilla de un torero?

[R] Actualmente y por desgracia vale todo y cualquiera puede ser mozo de espadas. Digo desgraciadamente porque es una lucha que llevamos los profesionales para que todo aquel que quiera empezar lleve un rodaje para desempeñar la función de mozo de espadas, y no entregar un carnet de profesional con una simple autorización. Bajo mi humilde opinión, no debería ser tan fácil y hacerse de otra manera.

En mi caso, yo llegué a la cuadrilla de Morenito de Aranda con una serie de ayudas con matadores de toros de Albacete y alguna novillada sin picadores con los novilleros de la Escuela taurina de Albacete. Y así es como entré en rodaje hasta que tuve la suerte de recibir esa llamada y entrar a formar parte de la cuadrilla de un matador de toros.

[P] Hace unos días publicabas una nota informativa en la que comunicabas que tras seis años a las órdenes del matador Morenito de Aranda, se había acabado esa relación. ¿Cómo se decide poner fin a una relación a la que se ha dedicado tanto tiempo?

[R] Sinceramente no ha habido un detonante para que hayamos decidido separar nuestros caminos profesionales. Personalmente, me considero una persona seria, perfeccionista y que me gusta llevarlo todo muy organizado, y si bien es cierto en momentos por diversas circunstancias no he podido ejercer mi profesión como creo que debía hacerlo. Por tanto, llega el momento de afrontar nuevos retos e ilusiones.

Quiero hacer hincapié en que aunque la relación  haya terminado con ”Morenito de Aranda”, no lo ha hecho con Jesús Martínez Barrios.

[P] Hablando del futuro, ¿cuál es tu visión de este futuro inmediato en la profesión de mozo de espadas?

[R] Yo miro al futuro con esperanza e ilusión de que pronto suene el teléfono y me pueda colocar con un matador o novillero que ante todo sea un amigo, además de mi jefe de filas, que ambos podamos trabajar a gusto codo con codo y que pueda ver mi labor y esfuerzo como profesional.   

[P] Para ir finalizando, has comentado anteriormente que la dedicación a esta profesión abarca los 365 días al año. ¿Es la profesión de mozo de espadas compatible con otros trabajos o es una exclusividad al cien por cien? ¿La realidad económica permite esa plena dedicación?

[R] Actualmente, creo que es necesario un complemento económico junto a los ingresos que generas con el trabajo de mozo de espadas.  

Como ya hemos hablado anteriormente, nuestra labor requiere directa o indirectamente estar al cien por cien y en todos los momentos y situaciones de los que forma parte el matador al que acompañas. Pero reitero que todo depende de las condiciones de cada uno en sus trabajos y de las circunstancias que se encuentre. En mi caso, tengo la suerte de poder compaginar mis ocupaciones ya sea para ir al campo, viajar a América o hacer temporada Europea. 

[P] Esperemos Raúl que esa llamada que esperas pues que se produzca pronto, que puedas seguir haciendo lo que más te gusta y más te llena. Por eso desde el portal queremos desearte toda la suerte del mundo y darte las gracias por atendernos.

[R] Muchas gracias a vosotros por dedicarme un tiempo y mi más sincera enhorabuena por todo lo que hacéis informando sobre el mundo del toro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344