Salamanca | El gusto de Alejandro Marcos sobresale en el cierre de la feria

Por Noelia Crespo | Fotografía Adrián Casado

El frío y el viento hicieron acto de presencia por San Mateo. No quisieron perderse la última de la feria en Salamanca en la que Alejandro Marcos, quién entró sustituyendo a Pablo Aguado, firmó los pasajes de mayor gusto y personalidad de la tarde. Un descafeinado Juli se la jugó con el peligroso quinto y Guillermo Hermoso de Mendoza pasó con más pena que gloria por tierras charras.

A la verónica con gusto y personalidad fue recibido «Cuidadoso – 156» por el capote lacio de Alejandro Marcos. Sin entrega ni clase en la franela del salmantino, el pupilo de Justo Hernández no cumplió las expectativas. Estuvo más que digno el joven torero quien a base de tesón, poder y mando consiguió algunos muletazos y tandas de mayor pureza y temple.

«Gracioso – 18» fue el último astado en saltar al ruedo salmantino. Nuevamente volvió a dejar capotazos exquisitos el de La Fuente de San Esteban al recibirlo rodilla en tierra y seguir a la verónica con temple, empaque y suavidad. Comenzó su trasteo con torería por molinetes, trincherazos y pases por alto para salirse con el de Alaraz hasta los medios. Firme y encajado ligó muletazos con mando de mano baja por ambos pitones aprovechando la repetición y fijeza del animal. Faena de retazos personales y justa medida ante un toro venido pronto a menos. Estocada entera y oreja para el triunfador de la feria.

Doblandose y haciendo alarde de su poder, mando y sometimiento comenzó El Juli su faena de muleta ante «Almendrero – 193». Lo llevó largo y profundo en un inicio de tanta exigencia que pronto acusaría el astado. Faena deslucida ante un toro que apuntaba una mayor clase y humillación en los primeros tercios.

Peligroso y complicado resultó «Rasposito – 69» buscando en varias ocasiones los pechos del madrileño. Se lo marcó en el capote, pegándole un golpe seco que dejó por momentos dolorido a Julián. Dispuesto y con oficio logró con paciencia meterlo en la muleta, alargarle la embestida y firmar algún muletazo meritorio de mayor profundidad. El julipie cayó trasero, pero pudo pasear al fin una oreja en esta feria tras cuatro toros.

Intentando fijarlo en el caballo comenzó Guillermo Hermoso la faena a «Vichanero – 48», primer toro de la tarde. A lomos de Berlín y Ecuador elaboró una faena desde la querencia, aprovechando el tranco del murube para clavar varios palos sin ajuste. Tras las banderillas cortas con Esencial y un par a dos manos, el rejón de muerte le jugó una mala pasada.

Colocando el rejón de castigo en su primer intento comenzó a lomos de Jíbaro el pequeño de la casa Mendoza fijando y templando al bravo de Espino Rapado. Estuvo dispuesto en las banderillas con Disparate e Índico llegando a los terrenos de «Aguilillo – 9». Quebró y clavó las cortas con Esencial en las tablas y falló nuevamente con los aceros.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Toros de La Glorieta en Salamanca. Corrida de toros mixta. Día de San Mateo.

Toros para rejones de Carmen Lorenzo, con tranco, calidad y fijeza; y para la lidia a pie de Garcigrande, mal presentados, a menos todos en general.

  • Guillermo Hermoso de Mendoza. Silencio y silencio.
  • El Juli (de nazareno y oro). Ovación y oreja.
  • Alejandro Marcos (de lila y oro). Ovación y oreja tras petición de la segunda.

Detalles cuadrillas.

Destacó Alberto Sandoval en el sexto y Joselito Rus tanto con la brega como con las banderillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *