Salamanca | La firmeza y personalidad de Mario Navas triunfan contundentemente en La Glorieta

Por Noelia Crespo

El éxito de Destino La Glorieta continúa creciendo entre los más jóvenes y mayores aficionados de la capital salmantina. Un ambiente extraordinario, llenando el aforo completo permitido, mostraba la última novillada clasificatoria del certamen charro. La sensación fue sin duda el novillero de la escuela local, Mario Navas, quien a base de pureza y su característica personalidad castellana triunfó de manera contundente cortando las dos orejas. Daniel Martín derrochó ganas y actitud y Víctor Acebo mostró su gusto y asentamiento ante el extraordinario y enclasado novillo de Adelaida Rodríguez.

Comenzó abriendo el festejo el alumno sevillano de la escuela madrileña, Álvaro Burdiel, ante un jabonero de capa de nombre “Rubil” , perteneciente a la ganadería de Esteban Isidro. Despacio y con cadencia lanceó al astado por verónicas para sacárselo al centro del ruedo charro. El triunfador del pasado certamen “Camino hacia las Ventas” demostró su oficio y experiencia delante de un encastado animal con el que no terminó de entenderse. Muleta en mano y en una media distancia, intentó ligar muletazos por derecho de mano baja sin calar en el tendido. Más dificultosa la labor por el izquierdo, no cuajó Burdiel las codiciosas y prontas embestidas con la mano derecha. Faena trastabillada, llena de altibajos y de larga duración con la que no conectó con el público. La rectitud y buena ejecución de la suerte suprema le permitieron cortar una oreja tras una buena estocada.

Calado” de nombre y negro de capa sería el segundo novillo que pisó la arena salmantina perteneciente a la ganadería de Adelaida Rodríguez. Templado con el capote y por verónicas recibió al astado Víctor Acebo, novillero murciano de la escuela de Almería. Inició su faena de muleta por bajo ante un novillo de extraordinaria clase y nobleza. Buscando la colocación en todo momento, logró pasajes templados, toreando con profundidad y oficio por ambos pitones al pupilo de Zarzosillo. Humillación, repetición, fijeza y clase fueron algunas de las virtudes que supo extraerle para elaborar una faena personal, asentada e inteligente entendiendo los tiempos, distancias y alturas necesarias. Alternó por ambos pitones, en una faena de larga duración, sendas series de muletazos sueltos de buena composición. Tras las manoletinas finales, se tiró a matar dejando una estocada baja de rápido efecto que le permitió cortar una oreja.

Mario Navas, alumno de la escuela de Salamanca y reciente triunfador del certamen “Encina Charra” llegaba a la Glorieta con la expectación de los aficionados. No le pudo la presión y logró alzarse como máximo triunfador de la noche tras una obra de muchos quilates. Comenzó su faena de muleta por bajo, de manera inteligente y poderosa, con la rodilla genuflexa buscando templar a “Marisito” de Hermanos Mateos. Con la mano derecha fue atemperando poco a poco la embestida del astado de San Pedro de Acerón, logrando muletazos más asentados, profundos y llenos de pureza y clasicismo. Basó la faena en el pitón derecho, por donde se encontró más cómodo y agusto. La intensidad y convicción de una faena a más crecía entre los aficionados a medida que avanzaban las tandas repletas de pasajes templados de mano baja, firmes y con gusto. Terminó de calentar los tendidos a base de mostrar su personal concepto castellano clásico que encandiló a los presentes. Rubricó su gran obra tirándose encima del novillo a matarlo con todo, dejando una media estocada trasera. Dos orejas como premio.

Cerró el festejo Daniel Martín, también alumno de Salamanca quien ya se había hecho presente en la noche tras un ajustado y personalísimo quite por chicuelinas en el novillo anterior. El joven alumno tuvo que pasaportar a un complicado astado de La Glorieta de nombre “Lamedor”. Era el más nuevo y ante el novillo más áspero de la noche demostró su buena actitud, ganas y disposición en todo momento delante de la cara del animal. Sin recorrido, entrega ni clase, Daniel lo intentó dignamente por ambos pitones, logrando un mayor asentamiento por el pitón derecho. Estocada casi entera y descabello para solventar la papeleta que tuvo enfrente y por la que sus paisanos le premiaron con una vuelta al ruedo.

FICHA DEL FESTEJO.

Jueves 27 de agosto de 2020. Plaza de Toros de La Glorieta (Salamanca). Certamen Destino La Glorieta. 4ª clase práctica.

Novillos de Esteban Isidro, encastado, pronto, fijeza y codicia; Adelaida Rodríguez, enclasado, noble, humillación, repetición y fijeza. Buen novillo con un extraordinario pitón izquierdo; Hermanos Mateos, encastado y pronto; La Glorieta, complicado, sin recorrido ni entrega, soltando la cara.

  • Álvaro Burdiel (de sangre de toro y oro). Oreja.
  • Víctor Acebo (de blanco y oro). Oreja con petición de la segunda.
  • Mario Navas (de frambuesa y oro). Dos orejas.
  • Daniel Martín (de nazareno y oro). Vuelta al ruedo tras petición y aviso.

Entrada. Lleno de «no hay billetes» en el aforo permitido en una noche de buen ambiente y comienzo con el retraso habitual de diez minutos.

Detalles.

  • Destacaron las buenas labores durante toda la noche de los subalternos Rubén Blázquez, Roberto Blanco y Elías Martín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669