Salamanca reclama ver a sus toreros en la feria

Por Noelia Crespo

Rumores van y rumores vienen, pero lo cierto es que estamos entrando casi en agosto y todavía desconocemos los carteles de la Feria Taurina Virgen de la Vega de Salamanca 2019. Así como ya hiciera hace unos meses reclamando el puesto para las ganaderías de nuestra tierra, hoy vengo para pedir el puesto que merecen los de a pie, los de aquí evidentemente, que del resto ya estamos un poco cansados.

Salamanca siempre se ha conocido como tierra de toros, ya que el campo bravo charro es sin duda uno de los más ricos y variados. Pero, además, Salamanca también es conocida como tierra de toreros, tan sólo hace falta ponerse delante de la puerta de la Glorieta para observar a los tres grandes pilares que la aguardan. Santiago Martín “El Viti”, Pedro Gutiérrez Moya “El Niño de la Capea” y Julio Robles han sido sin ninguna duda los máximos estandartes del toreo salmantino, llevando por bandera el nombre de Salamanca a todas las plazas.

Desde entonces en la capital salmantina hemos visto cómo se doctoraban otros tantos toreros charros, aunque muy tristemente en La Glorieta es cada vez menos frecuente verlos pisar el ruedo. A día de hoy, y a expensas de saber la feria oficial, basándonos en informaciones, tan sólo se contará con una sola representación salmantina en el elenco de toreros. Domingo López-Chaves será quien lleve el nombre de la tierra, un hecho más que merecido por sus recientes y exitosas actuaciones en plazas de máxima categoría y por su triunfo el año pasado en su plaza, celebrando sus veinte años como torero.

Hoy, sin embargo, mi motivo principal de escribir estas líneas es reclamar un puesto para más toreros salmantinos, porque hay que recordar que hay unos cuantos. Empiezo por el triunfador de la tierra en los últimos años, Juan del Álamo. Sin duda se cometería una de las mayores injusticias de la feria dejando fuera al torero de Ciudad Rodrigo. No cabe duda que no está atravesando su mejor temporada, a falta de apoderado, su paso sin éxito en Madrid y la suspensión en Pamplona, todo esto ha hecho que se olviden muchos de él. Sin embargo, es en Salamanca donde mejores números coteja. Desde el 2014 al 2018 ha salido en las cinco ocasiones por la puerta grande, 14 orejas, un rabo y un indulto son las estadísticas que presenta el charro en su plaza, méritos más que suficientes para ser acartelado en la feria de este año.

Seguimos con Javier Castaño, el torero salmantino fue privado este año de pisar el ruedo de las Ventas y sin embargo sigue su camino constante para volver a las plazas. Su paso por San Fermín le ha vuelto a poner en la boca de los aficionados tras cortar una oreja dejando el estoconazo de la feria. Torero de corridas duras, desde el 2017 no pisa La Glorieta, y los aficionados piden un hueco para él. Hablando de Castaños, tenemos que acordamos también de su hermano, Damián Castaño, otra de las gran ausencias año tras año. Este caso es aún más si cabe sorprendentemente injusto, pues desde que se hizo matador de toros, no ha tenido la opción de verse acartelado para debutar en La Glorieta. Torero de raza y entrega apasionada que además tampoco ha tenido la oportunidad de confirmar su alternativa en Madrid, a pesar de que el aficionado no cesa de pedir su nombre.

Alejandro Marcos, otro torero tan joven como puro toreando. Fue uno de los novilleros más destacados de los últimos años en Salamanca, hasta que en 2017 tomó la alternativa. Ese mismo año entró en los carteles de la feria, pero desde entonces muchos le han intentado apartar y tampoco ha podido confirmar en Madrid. Toreros como él son necesarios para demostrar que la sutileza toreando perdura con el tiempo. Eduardo Gallo se fue para las Americas para torear una corrida y desde entonces sigue triunfando y no para de torear al otro lado del charco. Aprovechando las oportunidades que allí si le ofrecen, este año será de nuevo otra de las ausencias en la feria de su tierra. El Capea, Álvaro de la Calle…, a todos estos y muchos más quiere ver el aficionado salmantino en su plaza. Perdónenme aquellos de quienes me haya olvidado, pero me es imposible recogerlos a todos aquí.

Salamanca debe dar oportunidades a los toreros que tiene, ya que si no es en su plaza donde pueden torear, raro será que les llamen para otros cosos. Evidentemente, y cuando el aficionado reclama ver a los charros en la feria, no lo pide con el objetivo de verlos en un cartel solo conformado por ellos, conociendo el panorama no se llenaría ni media plaza. La combinación para darles una oportunidad de verdad sería juntarlos con una o dos figuras del toreo o intercalando un figura, una revelación y uno de la tierra, esto si es lo que reclaman muchos en las redes. Mientras tanto seguiremos esperando a la presentación oficial de la feria, sin apenas esperanzas de ver algo diferente, pero intentando por todos los medios recordar que Salamanca también es tierra de toreros, y como tal, merecen pisar La Glorieta.

#orgullocharro #Nossobranlosmotivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4339