Sánchez Vara pincha una buena faena al natural

Por Adrián Blázquez | Galería fotográfica por Susana Ortíz

Corrida de Partido de Resina en Madrid para Marc Serrano, Sánchez Vara y Miguel de Pablo que confirmaba alternativa. Fue devuelto el segundo de la tarde y salió en su lugar un sobrero de San Martín. Empezó el festejo con un minuto de silencio en memoria del fallecido Anderson Murillo, que finalizó cuando turisteo así lo quiso.

Rompió una sonora ovación el tiempo que atravesaba el umbral de chiqueros el toro de la confirmación de Miguel de Pablo, que poco pudo hacer con el capote ante un toro corto que media mucho la embestida. Empujó en el primer encuentro con el caballo, entrando al relance en el segundo y saliendo inédito. Cuatro veces sintió la puya ante la desordenada lidia que se le practicó. Inició el trasteo por abajo para coger la zurda de inmediato con un toro que echaba la cara muy arriba a la salida de cada muletazo. Tras varias tandas con la izquierda, probó sobre la mano derecha con un peligro que se transmitía a los tendidos. Dejó una espada trasera y entera en una improvisada suerte de recibir. Cerró el toro de su confirmación en Madrid tras varios intentos con el descabello.

Fuerte y unánime ovación la que recibió el cierra plaza, con el que Miguel de Pablo pudo abrirse con el capote y levantar los olés en los tendidos. Pasó el tercio de varas con la afición reclamando una escuela de picadores. Destrozo en el primer encuentro y picotazo en el segundo. Muy firme estuvo el torero madrileño, dejando buenas sensaciones y queriendo ser torero. No se hizo visible su falta de rodaje, cruzándose al pitón contrario en cada pase, buscando la colocación y trazando buenos naturales que de uno en uno consiguió arrancar al toro. Mató al segundo intento de media estocada.

También recibió una unísona ovación el segundo de la tarde para Marc Serrano, que perdió las manos demasiado pronto en el recibo con el capote. Taras recibir la primera vara, fue devuelto a corrales por inválido. Acertó el presidente. Salió en su lugar el ya veterano sobrero de San Martín. Algunas palmas sonaron creyendo que en el ruedo se encontraba un cárdeno; de los de verdad. Sin embargo, lo que allí se encontraba era un toro escurrido de dudosa alimentación en corrales. Tomó una buena primera vara. Ni pena ni gloria tuvo el torero en una lidia a un toro soso y sin transmisión, en una faena donde se le instó a abreviar en repetidas ocasiones. Alargó demasiado y mató al tercer intento dejando una estocada muy defectuosa.

Como Sánchez Vara hiciera en su primer toro, recibió al segundo de su lote mas allá de la raya del tercio al salir de chiqueros. Atronadora fue la bronca que se llevó Israel de Pedro al picar fráncamente mal, evitando encontrarse con los tendidos y saliendo por la puerta del cinco al finalizar el tercio. No vino Marc con el hambre que se espera de alguien que durante el pasado año solo trenzó tres paseillos. Tuvo la oportunidad y se le fue.

A la puerta de chiqueros se fue Sánche Vara para recibir a su primero, con el que dejó buenos detalles con el capote. Recibió dos buenas varas en el sitio, resultando ovacionado el picador. Quiso el matador poner banderillas, donde destacó el segundo par que dejó en la cara del toro. En la misma boca de riego empezó a confeccionar la faena de muleta, con varias tandas con la derecha. Ligó las tandas pero se le protestó la colocación. No cambió el planteamiento de la faena y toreó al hilo por el pitón izquierdo, sin remontar la faena. Estocada entera algo trasera y golpe de descabello. Petición de oreja para Sánchez Vara, que dio una protestada vuelta al ruedo, y palmas en el arrastre para Cometero I.

Desplazó hasta las tablas al caballo de picar el toro mas serio de cara de la corrida en la primera entrada, con un segundo puyazo menos vistoso. Quitó Miguel de Pablo. Volvió a coger los palos demostrando su compromiso con Madrid, pero sin el resultado deseado. Dándole mucho tiempo al toro, consiguió dibujar buenos naturales que hicieron despertar a los tendidos. Empañó con la espada una gran faena al natural que se diluyó tras dejar una estocada desde fuera de la suerte. Toro aplaudido en el arrastre y saludos para el matador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4212