Se esperaba más del mano a mano que creó expectación

«La inteligencia de Perera y la raza de Ureña lo más destacable de la tarde.»

Por Lucía Hernández | Fotografía por María

Tercer paseíllo de la Feria de Otoño de Madrid y primer “No hay billetes” del ciclo. Mano a mano entre Miguel Ángel Perera y Paco Ureña que lidiaron toros de distintas ganaderías: Juan Pedro Domecq (1º y 4º), Núñez del Cuvillo (2º y 5º) y Victoriano del Río (3º y 6º). Muy desigual de presentación la corrida, en general, baja. Como sobresaliente actuó el matador salmantino, Álvaro de la Calle.

Cariñosa ovación para los diestros, en especial para Paco Ureña, antes de comenzar el festejo.

Abrió la tarde un astado colorado ojo de perdiz con el que Miguel Ángel Perera no se pudo estirar a la verónica. Primer simulacro de varas de la tarde. Por bajo fijó la embestida del animal en los primeros compases de la larga faena. Tras ello vio claro que debía coger la mano izquierda, dejando varias tandas en las que hubo buenos naturales, ceñidos, pero faltó rotundidad y limpieza en la mayoría. Montó la muleta y ya por el pitón derecho sacó pases tirando de técnica, estando desacoplado en el conjunto. Poca clase en las embestidas por ambos pitones aun así le obligó por bajo para someter las embestidas. Estocada caída pero efectiva.

Ricardito”, primero del lote de Paco Ureña, salió muy suelto, por ello el diestro no se pudo estirar en el recibo capotero pero si mostró su faceta lidiadora. Buen primer puyazo por parte de Juan Francisco Peña, en la segunda vara el castigo fue más medido y la vara cayó defectuosa. Emotivo doble brindis para Javier Cortés y Madrid. Por estatuarios abrió faena, rematando el inicio con muletazos torerísimos por bajo. Basó su labor en el pitón izquierdo, y cuando parecía que iba a romper la faena, el toro se derrumbó y ahí cayó la intensidad de los “olé”. Tan solo una tanda por el pitón derecho en la que ligó los muletazos sin transmisión, pero mención aparte merecen los pases de pecho que fueron excepcionales en toda la faena. De menos a más fue la faena que terminó con una muy buena tanda al natural que fue muy jaleada entre el público. Se volcó tras la espada y mató al flojo toro con una estocada. Oreja para Paco Ureña.

Miguel Ángel Perera recetó al tercero de la tarde un sorprendente inicio capotero, verónicas con una rodilla en tierra, metiendo bien la cara. Por chicuelinas al paso puso al toro en el peto, un picotazo recibió. Puyazo trasero donde el toro cogió al caballo por los pechos sin derribarlo, y nuevamente dejando crudo al toro. Duelo de quites entre los diestros en los que perdió mucho el animal con tanto capotazo. Gran lidia de José Chacón y buenos pares de banderillas por parte de Javier Ambel y Jesús Arruga. Brindis personal para Miguel López, persona de confianza del torero. La nobleza y la falta de motor del toro se mostró ya en los primeros compases con la franela. Por el pitón derecho ligó varias tandas de muletazos pero fue más su insistencia que la calidad de ellas lo que cansó al público que pidió abreviar. Alargó la faena en medio del bullicio y mostró el pitón izquierdo del animal donde tampoco quedaba nada. Falló en primera instancia con el acero, enterró la espada y tras ello sonó el primer aviso. No falló con el verduguillo para terminar con su oponente.

A la verónica lanceó Ureña al jabonero que hizo de cuarto. Al relance recibió el primer puyazo, el segundo cayó trasero. Intentó organizar la embestida del animal en los primeros compases toreando con la rodilla genuflexionada por bajo. Montó la muleta para dar varias tandas por el pitón derecho ante un toro que hacía hilo y no había transmisión en las embestidas. Al natural el lorquino buscó la colocación pero el animal pegaba un hachazo al final de cada muletazo. Cambió de pitón para probar suerte nuevamente y al sentirse podido protestó aún más. Lo mejor que pudo hacer fue coger la espada, estocada caída.

Echando las manos por delante así embistió el último del lote de Perera, mostrando una aparente falta de fuerza. Nuevo simulacro de varas en el que recibió dos picotazos caídos. En el centro del ruedo comenzó Perera, luciendo al animal al citarle en la distancia en toda su labor. Basó la faena de muleta en el pitón derecho, ligando muletazos poderosos en los que apareció la calidad del toro y así sonaron fuertemente los “olé” de Madrid con un toro falto de fuerza venido a más. Al natural volvió a aprovechar la inercia de las embestidas y así sacó un par de tandas en las que faltó temple. Por bernadinas en el centro del ruedo cerró el trasteo, antes de entrar a matar sonó el primer aviso. En los medios ejecutó la suerte suprema y falló, decidió cerrar al animal para volver a entrar a matar pero se echó. Ovación en el arrastre para “Portugués” y vuelta al ruedo para Miguel Ángel Perera. El diestro extremeño entendió a la perfección al animal y aprovechó el fondo que sacó.

El sexto de la tarde no dejó lucirse a Ureña con la capa. Dos puyazos traseros en los que se enceló con el peto, salió flojeando. En el tercio de banderillas mostró aún más su carencia de fuerza y el usía tuvo a bien sacar el pañuelo verde.

El primer sobrero con el hierro de José Vázquez cerró plaza. Midió mucho en el capote de Paco Ureña sobretodo por el pitón izquierdo. Del primer topetazo con el peto salió suelto. Al relance entró en el segundo encuentro, lo cogió bien Pedro Iturralde. Manseó también en el tercio de banderillas. Con la rodilla genuflexionada se puso a torear en redondo para mantener al toro en la muleta. Cuando estaba toreando por el pitón derecho, cantó la gallina y el toro fue directo a tablas. Lo siguió intentando Ureña hasta pegado a tablas donde el toro más que embestir se defendía. Probó suerte al natural pero los hachazos del toro no los domeñó. Volvió a montar la muleta tirando de raza el torero para exprimir los últimos y mínimos resquicios de posibilidades que tenía el animal, sin aburrirse. Mató recibiendo con habilidad, estocada defectuosa pero efectiva, llegó a sonar un aviso. Ovación para Ureña que fue arropado durante toda la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344