Tarde de excusas en Bilbao

Por Lucía Hernández

Bilbao, 22 de agosto. Corrida de toros con reses de Domingo Hernández y Garcigrande (1º de la tarde),baja de presentación, para Enrique Ponce que cumplimentó su 70º paseíllo en este coso, Julián López “El Juli” y Luis David Adame que cierró la terna tras entrar en sustitución de Pablo Aguado.

La terna de hoy finaliza su paso por la feria de Bilbao, todos con dos paseíllos a sus espaldas. En el callejón se contó con la presencia de dos toreros muy del gusto del aficionado como son Diego Urdiales y Jiménez Fortes. También se encontraban en la plaza Miguel Abellán, Curro Vázquez, Cayetano y los hermanos Adame; Joselito y Alejandro, además de otras personalidades.

El que abrió plaza tenía el hierro de Garcigrande, fue recibido por Enrique Ponce con la pierna genuflexionada para luego ganar pasos hacia el centro del ruedo y terminar por verónicas. Primer puyazo caído en el que se dejó pegar con un segundo puyazo breve del que salió huyendo. Por doblones comenzó faena para luego ponerse a dar pases en redondo por el pitón derecho. El toro tuvo fijeza y se arrancaba de largo pero a tener en cuenta su breve paso por el peto. Se relajó con el toro mientras le daba derechazos sin ningún ajuste, llegando incluso a agarrase al animal hecho que al aficionado no gustó. Al natural no domeñó las embestidas y el toro al tocar la franela se descomponía. Cambió los terrenos para ejecutar unas roblesinas con la rodilla flexionada con las que terminó de caldear el ambiente. El toro se fue con todo dentro. Estocada defectuosa que necesitó del verduguillo para caer. Ovación para toro y torero.

Se intentó estirar a la verónica el diestro de Chiva sin llegar a conseguirlo, con un toro desentendido como sus hermanos. Al relance entró en ambas ocasiones al caballo y salió flojeando aunque no recibió mucho castigo. Pasaron apuros Mariano de la Viña y Jaime Padilla para parear. Brindó a Iker Muniain, jugador del Athletic de Bilbao. Hiló tandas por el pitón derecho en demasía, llegando a resultar monótona la faena. Vaciando el viaje del toro hacia fuera consiguió gustarse al natural. Ni un mal gesto ni una mala mirada de un animal que fue el ideal para llevarlo cosido y empapado en la muleta, la nueva versión del toreo que habrá a quien le agrade. Se adornó con circulares al final de faena. Sonó el primer aviso y Ponce ni había entrado a matar, faltó medida por querer agradar. Pinchazo hondo y fallo reiterado con el descabello tras sonar dos avisos. Ovacionados toro y torero.

Recibió El Juli al segundo de la tarde por verónicas a pies juntos, ganando a cada lance el paso, flojeó el toro ya en este primer tercio. En primera instancia, al relance entró al caballo, puyazo muy medido del que salió por los suelos el animal. Segundo puyazo si se puede llamar así, mínimo castigo. Pañuelo verde y vuelta a corrales.

El primer sobrero, con el hierro de Garcigrande, salió suelto y algo desentendido, le costó a Julián encelarlo en su capote. Brevísimo puyazo y fea pelea en el primer encuentro con el varilarguero. Tras el segundo puyazo, trasero, se hizo presente Luis David en la tarde con un quite. Por bajo comenzó faena para ya en el tercio ponerse a dar series de muletazos. Sin decir nada transcurrió la faena, carecieron de ritmo los muletazos. Trasteó por ambos pitones, el toro no ayudaba a la transmisión ya que acudía al cite andando, pero no se vio ambición en el ruedo. Con su particular manera de entrar a matar ejecutó la suerte suprema, falló en el primer intento pero enterró la espada de aquella manera en segunda instancia. Golpe de descabello para terminar con un animal con el que no se le vio agusto al madrileño.

Al segundo de su lote, toro anovillado, lo recibió El Juli con facilidad y con poco lucimiento. Derribó al varilarguero en el primer encuentro, puso la puya cerca de la penca del rabo. También se le fue el segundo puyazo. Con su variado repertorio capotero Luis David se volvió a hacer presente en la tarde. Brindó al público. A pies juntos y con quietud en el tercio abrió la faena. En redondo por el pitón derecho con muleta baja y abusando del pico consiguió meter al público en la labor. Al natural se sintió y se alivió a partes iguales. Se extendió pero entendió a su oponente debido a su conocimiento de la ganadería. Entró a matar, enterró la tizona,sonó el aviso y cayó rodado. Oreja y ovación para el toro en el arrastre.

Larga cambiada y ramillete de verónicas para recibir al feo tercero que correspondió en suerte al magullado Luis David. Escaso castigo para el astado por orden del diestro que brindó su labor al respetable. En el centro del ruedo y echando la franela a la espalda comenzó faena, el toro fue pronto y repetidor. Lució al toro citándolo en la distancia por ambos pitones, lo dejó crudo en varas. Por el pitón izquierdo hizo uso de la ayuda para conseguir sacar algunos muletazos. Basó su larga faena en el pitón derecho con numerosas tandas pero sin llegar a romper, faltó temple. Finalizó al natural, con los pies asentados y toreando circular. Recibiendo enterró caída casi toda la espada. Oreja, tercera en lo que va en una feria con falta de rigor y seriedad.

Demostró su repertorio capotero y su facilidad recetando buenos lances al que cerró plaza que estaba justo de fuerzas. Medidos puyazos para mantener al toro en el ruedo ante las protestas del público. Miguel Martín y Luis Cebacera tuvieron que desmonterarse para recibir la ovación del público tras parear al sexto. Con gusto lo sacó hacia los medios y ya se vio desde el comienzo de faena la invalidez del toro. Por ambos pitones el animal pasaba con clase pero no pudo ser exigido debido a que estaba justísimo. Faena de mantenerle en pie más que de toreo fundamental. Lo vio fácil y volvió a ejecutar la suerte suprema recibiendo, lo rodó el toro de manera espectacular. Se emocionó el joven, se le concedió una oreja aunque se pidieron las dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4344