Tres toros y un torero llamado Román

Tercer y último día del ciclo conmemorativo del centenario de Albaserrada, que se cerraba con el turno de la ganadería de Adolfo Martín. Lidiaron los astados Manuel Escribano, Román y Roca Rey.

A portagayola recibiría Manuel Escribano al que abrió plaza. Un toro que salió suelto, evidenciando su falta de fuerza. En el primer puyazo el picador barrenó y el segundo cayó trasero ante un toro que no peleó. Banderilleó el matador. Con la muleta daría muchas tandas el diestro por ambos pitones y sin apenas decir nada, por lo que el público le pediría abreviar. Toro sin transmisión que pasaba sin hacer un mal gesto y al que se toreó fuera de sitio. Un aviso sonó antes de entrar a matar, dejando una estocada entera en buen sitio.

El cuarto fue aplaudido de salida. Se repitió el caso de Luis David, Manuel Escribano iba a ir a portagayola, pero el torilero abrió la puerta antes de tiempo. En el tercio de varas se agarraría bien en ambos puyazos sin excederse en el castigo. Banderilleó de nuevo el matador. Empezó la faena Manuel con pases cambiados por la espalda. Siguió con tandas por ambos pitones, por las que el toro respondía ante un diestro fuera de cacho y retorcido en la faena. Los punteos que le hizo en la muleta le afearon la faena. Por celo pudo ser, pero finalmente acabaría herido con una cornada que en la plaza dejó muy mala sensación. Salió Román de la enfermería a pasaportar al toro. Pronta recuperación al diestro.

El segundo toro, fuera de tipo, lo recibió Román por verónicas cerrando con una media. El primer encuentro en el caballo se saldó con un puyazo paletillero y el segundo con un puyazo trasero con el toro sin ponerlo en suerte. Este fue un toro con peligro que al final de la faena desarrolló más sentido y llegó a no dejar pasar al diestro que expuso y mostró por ambos pitones al animal. Al final de la faena le empaló y se llevó una cornada. Estocada trasera y golpe de descabello.

El segundo del lote de Román salió suelto en el primer tercio. Pese al quiebro que hizo el toro en el primer puyazo, el varilarguero le cogió bien. El segundo puyazo fue trasero y no rectificó. Toro noble que se dejó hacer faena por ambos pitones. Con mucho poso y cabeza, Román estructuró una faena larga, pero con muchos muletazos de calidad. El diestro dio la cara en toda la faena y se metió al público en el bolsillo. Se tiró a matar arriba dejando una buena estocada, que sería premiada con la oreja. ¡Así se viene a Madrid!

El tercer toro que sería protestado de salida, fue recibido por Roca Rey por verónicas cerrando en el centro del ruedo. Dos puyazos traseros cumplimentaron con el tercio de varas de este tercero. Perfilero y sin recursos, no conseguiría sacar nada el diestro peruano al astado del cuál tampoco vimos lo que tenía ya que no se le sometió. No pudo con el toro y abrevió, provocando las protestas del público. Espada baja al segundo intento que sirvió.

Con los vuelos del capote no destacaría en la tarde Roca Rey. Al relance entró el toro en la primera vara que se fue algo baja. En la segunda vara no se le picó. Al empezar la faena de muleta vimos como la gente estaba predispuesta a que se diera algo grande. Por el pitón derecho dio buenos pases, pero lo más destacable de la faena fue un cambio de mano y el natural que prosiguió. Por el pitón izquierdo estuvo muy despegado y sin apostar, aunque llegó a dar algún pase muy despacio. Por ninguno de los dos pitones llegó a cargar la suerte y cierta parte del público se lo recriminó y con razón. Tuvo un caramelito delante al que no exprimió del todo. Cayó la espada baja, pero aun así los irracionales pidieron la oreja.

Sígueme en Twitter @luciahg35

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/altoroes/public_html/wp-includes/functions.php on line 4669