Triunfa Pinar con la interesante corrida de Victorino.

«Rubén Pinar logra salir a hombros en una tarde marcada por el fallo a espadas. Morenito corta una oreja y Curro se marcha de vacío con la encastada corrida de Victorino en conjunto

La solidaridad y los toros se daban la mano de nuevo en un nuevo festejo celebrado en Valladolid. Con la expectación que generan los toros de Victorino Martín, se llenó la plaza para ver a tres toreros de corte diferente. Curro Díaz, quién entraba en sustitución de Emilio de Justo que todavía se recupera de la lesión de Vistalegre, Morenito de Aranda y Rubén Pinar hicieron pasar una entretenida tarde de toros a los allí presentes con la buena corrida de Victorino.

Abriría el festejo el torero de Linares, Curro Díaz quien logró estirarse a la verónica ante un toro de Victorino Martín que ya mostraba su embestida exigente. Dos veces entró al caballo, viniéndose de largo y siendo ovacionado el picador. Ya con la muleta en mano, inició por derechazos ante un toro que repite con alegría y fijeza. Consigue bajarle la mano e hilarle los muletazos para que la faena empiece a coger vuelo, siempre por ese pitón derecho donde el toro permitía más el lucimiento del torero. Por el pitón izquierdo, donde el toro se quedaba algo más corto, logró Curro sacarle algún natural suelto sin mucha lucidez, buscando más la colocación y sin estar muy confiado. Finalizaría la faena ante un toro encastado de Victorino y que a veces le desbordó, dejaría una buena estocada entera tras un pinchazo previo. Ovación tras petición.

Su segundo fue completamente diferente a su primero, a pesar de que de salida se mostró con brío y tranco. Sin embargo, y tras el circo del tercio de banderillas, cogió la muleta Curro y el toro se desentendió por completo. Intentó iniciar por el derecho con doblones, seguido de una tanda donde el toro ya mostraría la tónica de toda la faena, corto, complicado y con la cara a media altura. Lo intentó más por el izquierdo el torero, de uno en uno dejando apenas un buen pase por abajo. A base de provocarle le siguió sacando muletazos a un toro sin ninguna trasmisión y descastado. De nuevo erró con los aceros. Silencio en una tarde gris de Curro.

Morenito de Aranda lancearía por verónicas al segundo de la tarde, toro al que logró llevarse a los medios humillando con clase. Tras un tercio de varas donde el toro no fue bien picado, inició la faena de muleta por el pitón derecho Morenito. El de Victorino seguía humillando y con él vimos a un torero muy templado, entendiéndolo y toreandolo con mucha suavidad. Poco a poco el toro se vino a menos, mostrándose más justo de fuerzas y dificultando la labor por el pitón izquierdo donde se quedó más corto y apenas logró el torero hilar de uno en uno. Vuelta de nuevo al derecho donde le vimos más entregado y cómodo, logrando por ahí los mejores pasajes de la faena ante el noblón segundo. Se atascó con la espada perdiendo lo construido durante la faena. Ovación para el clasicismo de Morenito.

Ante el quinto seguiríamos viendo a un Morenito que dejaría buenos destellos de su toreo. Recibió al de Victorino con verónicas llenas de gusto cerrando con una media ante un toro con movilidad. Ya con la muleta vimos al astado más venido abajo, y al que comenzó por bajo y por derecho. Intentó corregirle las carencias que mostraba y mientras buscaba la colocación logró por el pitón izquierdo dejar naturales sueltos de calidad. Puso más Morenito quién lo intentó también por el derecho, aprovechando la nobleza del toro. Muy metido, entregado y centrado estuvo toda la tarde el burgalés, que dejaría una media efectiva. Oreja al conjunto de toda su tarde.

Rubén Pinar intentaría lancear al primero de su lote por verónicas a pies juntos, pero el toro salió muy suelto y sin fijeza de salida. Con la muleta en la mano lo vio claro Pinar e inició una faena que se basó y centró en la mano izquierda por donde toreó largo dejando algún natural de calidad durante más de tres tandas en las que le faltó acople y ajuste. Fue por ese pitón por donde vimos los mejores pasajes de su faena, ya que por el derecho vimos como el toro se quedaba más corto y cabeceaba algo más. Toro de Victorino venido a más y con movilidad, ante el que Pinar intentó sacar raza torera, pero por momentos se vería sobrepasado al final de la faena. También se atascaría con la espada dejando una media que le valió para que el toro doblará. Ovación.

Hubo que esperar hasta el final para ver la mejor faena en su conjunto firmada. Si con el primero vimos a Pinar faltó de acople, con su segundo firmó los mejores pasajes de toda la tarde. Recibió al buen gris de Victorino lanceándolo bien a la verónica con la pierna flexionada y aguantando la embestida con celo y exigente del toro. Tras un excelente tercio de banderillas de Ángel Otero, inició el matador por bajo de manera poderosa y torera. Por el pitón derecho logró hilar buenos muletazos logrando sacar lo mejor del toro, ya que por el izquierdo se frenaba. Suavidad y templanza por derecho donde vimos más cómodo al de Albacete, quién se mostró muy centrado y a un gran nivel. Dejaría una gran estocada tras pinchar y dos orejas al buen toro de Victorino. Puerta Grande.

Ficha del festejo.

Sábado 23 de marzo de 2019.

Corrida de toros a beneficio de Esclerosis Múltiple Valladolid. Plaza de toros de La Flecha.

Toros de Victorino Martín de presentación desigual pero de buen juego y condición en general. Encastados, no les, movilidad y fijeza. El más descastado fue el cuarto.

  • Curro Díaz, ovación con saludos y silencio.
  • Morenito de Aranda, ovación con saludos y oreja.
  • Rubén Pinar, ovación con saludos y dos orejas. Puerta Grande.

Entrada. Tres cuartos largos, casi lleno.

Detalles.

  • Reconocimiento a Victorino Martín al romperse el paseíllo.
  • Se desmonteró Ángel Otero, de la cuadrilla de Rubén Pinar tras parear al sexto.

Sígueme en Twitter @noeee_cp

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*