Una final a la altura del X Bolsín Taurino «Villa de Candeleda»

lucia cronicas

Alejandro Rivero, triunfador del certamen, junto a sus compañeros, Valentín Hoyos y Miguel Polope, estuvieron a un gran nivel

Por Lucía Hernández

Llegó el tan esperado día, la final del X Bolsín Taurino “Villa de Candeleda”. Espléndido día para ir a los toros; acompañaba el tiempo, el cartel y sobre todo las ansías de disfrutar de un día tan taurino.

Por la mañana, toreo de salón para los más pequeños en el que participaron el matador de toros Joaquín Galdós y los novilleros sin picadores Aarón Rodríguez y Valentín Hoyos, este último finalista de la presente edición.

Por la tarde se celebró la gran final.

El cartel de esta estaba compuesto por Valentín Hoyos, Miguel Polope y Alejandro Rivero. Se lidiaron novillos de la ganadería Enrique Serrano Martín, que es la que nos ha acompañado durante todo el certamen. Novillos serios y bien presentados los cuáles tuvieron diverso juego.

A las 16:30 comenzó el festejo, en el que previamente se sortearon las reses a lidiar en presencia de los representantes de los actuantes.

En primer lugar actuó Valentín Hoyos, novillero de La Alberca (Salamanca) e inscrito en la Escuela Taurina de Salamanca. El novillo que abrió plaza no regaló muchas alegrías. En el recibo de capa el novillero pudo gustarse en un par de verónicas, las buenas intenciones que el novillo mostró de salida no se confirmaron. Quitó Miguel Polope de forma vistosa e hizo entrar al público en materia. Con la muleta no lo tuvo nada fácil el novillero salmantino. El novillo medía mucho, siempre pendiente del novillero hasta que se hizo con él. Angustioso momento en el que le pisoteó. Recompuesto, continuó su faena dejando grandes detalles, esos remates por bajo eran oro puro. La faena en conjunto mereció la sonora ovación que se le tributó. Segundo clasificado.

Quiero destacar de este novillero su gusto toreando, el corte clásico que tanto nos cautiva y las ganas que demostró en el ruedo. Hoy no pudo ser, pero hay quién tiene maneras y recomiendo encarecidamente que sigan sus pasos.

La lidia del segundo novillo correspondió a Miguel Polope, novillero de Torrent (Valencia) e inscrito en la Escuela Taurina de Valencia. Recibió al novillo que le tocó en suerte toreando de capa con la rodilla semiflexionada. Alejandro Rivero se hizo presente en la tarde con un quite por gaoneras en el que dejó claras sus intenciones. La faena de muleta la comenzó Miguel Polope con una quietud pasmosa citando al novillo con pies juntos. El novillo se paró muy pronto y costó sacarle jugo. Lo intentó por ambas manos sin suerte alguna. Los terrenos elegidos para hacer faena no favorecieron a que hubiera una mayor conjunción. Tercer clasificado.

Confirmó entre los presentes lo que venía dejando ver en las rondas anteriores; tiene algo especial que todos queremos ver. Valencia tiene un futuro gran torero, la suerte no acompañó esta vez, pero no hay que desistir en el empeño.

Cerró plaza otro novillo al que había que saberle llevar pero quizás fuera el más agradecido. Le tocó en suerte a Alejandro Rivero, novillero de Alburquerque (Badajoz) e inscrito en la Escuela Taurina de Badajoz. Por verónicas de rodillas recibió a su novillo. Quitó Valentín Hoyos pero sin llegar a cerrar el quite ya que el novillo era algo pegajoso al igual que su anterior hermano. En la faena de muleta, este novillero demostró un gran poder con la tela sabiendo llevar en todo momento a su oponente. Diversidad de suertes con las que deleitó al público y se lo metió en el bolsillo. Firmeza, valor y claridad son algunas de las cualidades que dejó ver en esta tarde. Fue nombrado triunfador pero ayer en Candeleda ganamos todos.

Tras el festejo tuve la suerte de poder recabar opiniones sobre el conjunto del certamen y estás fueron algunas de ellas.

  • “Mucho nivel en todas las rondas”
  • “Puntualidad, seriedad y compromiso”
  • “Una gran apuesta del pueblo por los toros que se ve correspondida por el público”
  • “Décimo aniversario del certamen por todo lo alto”

Las mayores pegas que escuché fueron por las tres semanas de parón desde que se celebró la semifinal y el horario de la final.

Con el mayor rigor posible he seguido este certamen, trasladándoles de la mejor manera posible lo ocurrido. Este año terminó pero ya esperamos el próximos con ganas.

A continuación les dejo unas instantáneas de lo ocurrido en el ruedo:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*